sábado 5 de diciembre de 2020

El Misionero se consagró como el host oficial de Movistar Fristyle.
Espectáculos

Movistar Fristyle: El Misionero, Duki y Dtoke protagonizan esta cuarta edición

Luego de haberse lanzado en abril, hoy se vivirá una noche a puro freestyle. El Misionero cuenta todos los detalles de esta nueva edición.

El Misionero se consagró como el host oficial de Movistar Fristyle.

Después del éxito de las primeras tres ediciones, donde referentes del rap de todo el país han pasado por sus escenarios, Movistar apuesta una vez más al género urbano y reúne a los amantes de la improvisación.

Esta noche, Duki y Dtoke estarán compitiendo en esta cuarta edición del Movistar Fristyle. Una propuesta que surgió de la pandemia y que se transmite a partir de las 20:45 por las plataformas de Youtube, Facebook y Twitter de Movistar Argentina.

“Esta edición lo bueno que tiene es que me parece que Duki es un gran condimento, es un tipo que tiene un montón de cosas divertidas, es talentoso, rapea, es un poco polémico a veces, es un condimento muy lindo. Es una estrella, un personaje, un artista muy bueno”, cuenta El Misionero, quien tomará el lugar de host una vez más.

Se palpita una gran noche con la vuelta de Duki después de bastante tiempo lejos del freestyle. Con tres rounds, hoy se definirá cuál de los dos merece ser el ganador de esta nueva entrega.

Duki vuelve a los escenarios del freestyle después de un tiempo.Internet

“Disfruto mucho ver a los pibes rapear, poder ejecutar mi trabajo y hacerlo de la mejor manera. Soy el reflejo del público más cercano, como la gente reaccionaria a las cosas. A veces me critican porque grito rimas que piensan que no están tan buenas y para mi están re buenas, también represento el grito de alguien que los alienta.”, agrega el Misio.

El formato se divide en tres, generando diferentes tópicos que pone a prueba a los participantes y sus habilidades de improvisación. Con una duración de 60 segundos cada turno, la competencia dura de 40 a 50 minutos. “Tratamos de hacerlo dinámico y que lo disfruten, a veces prefiero que se queden con ganas de ver más a que no tengan ganas de volver a verlo.”

Y, ¿cómo es este formato? “Arranca con palabras que manda el público, 10 palabras para cada uno. En el segundo round tienen que adivinar un personaje, van preguntando si es hombre o mujer, si es actriz o a qué se dedica; el que lo adivina rapea con 6 palabras y el otro con 12, algo así. Y el último round es libre, hacen una especie de despedida. En el medio hay preguntas, una especie de entrevista, donde cuentan anécdotas, experiencias. Y solo soy el moderador, ellos tren los condimentos lindos.”

Un fuerte cambio generacional

Después de que todos los rubros quedaran detenidos por la situación de la pandemia, los raperos se sumaron a los artistas que encontraron una nueva alternativa en el streaming.

“Estamos muy contentos y súper agradecidos porque es una fuente de trabajo, a pesar de que no hay público. Como artistas vivimos de la gente, los shows y los eventos, y de esta manera lo solucionamos e innovamos. Pero nos gustaría que vuelva el público, eso sería la gloria”, expresa host.

A medida que avanzan los años y las movidas urbanas cada vez toman más terreno, las situaciones cambian. Las oportunidades se expanden y la virtualidad ayuda a eso.

“Creció un montón, cuando nosotros teníamos un evento éramos 50 personas. A mí lo que me duele es que hay personas que la lucharon un montón y hoy no lo puedan disfrutar. Son personas que la crearon, estuvieron ahí generando movidas y se quedaron afuera por una cuestión lógica de edad. Yo soy el único de mi edad que se quedo prendido con el host.”

Pero así como se expandió, fue que muchos no lograron encontrar un espacio para seguir expresando su arte. Las nuevas generaciones ganan un espacio que por años estuvo ocupado por otros artistas.

“Es tan ingrato todo porque a veces pasa por polémicas o cosas que pasan en las redes. En mi época las cosas se solucionaban de otra manera, a veces nos costaba entender eso y por eso algunos dicen que se retiren. O gente que no tiene nada que ver con la movida, líderes de opinión que dicen ‘vos tenes que retirarte’, opinan de tu laburo y no saben el sacrificio que hay detrás”, expresa.

-¿Cómo ha cambiado el terreno del Freestyle en los últimos años?

En mi época era muy selectivo quienes entraban al movimiento del freestyle y opinaban del tema, para tener una voz tenias que marcar un terreno muy fuerte porque realmente te ganaste el lugar. Acá hay gente que no tiene nada que ver y porque tienen muchos seguidores opinan, eso por ahí a veces es injusto. Pero entiendo que son las reglas del juego. Es como el futbol, gente que ni juega y critica a Messi por ejemplo. Esa es una diferencia.

Y la otra es que podemos vivir de esto, tener un buen ingreso y esa es la parte positiva, dedicarnos 100% a lo que nos gusta. Antes no se podía.

-Antes sólo podía ser usado como pasatiempos…

Era mi pasión, nunca lo tome como un pasatiempo sino como algo principal y el trabajo como mi sustento, trabajabas para esto, era y es nuestro gran motor. Lo demás era para cumplir con la sociedad y lo que te exige, el pasatiempo era ir a trabajar, pero tu pasión era lo que más te importaba.

Hoy con la edad que tengo, si bien es complicado, agradezco la posibilidad de hacerlo y seguir intentando mentalmente expandirme. Como host llegué a presentar batallas de gallos a nivel nacional, internacional, God Level, presentar eventos nacionales e internacionales, todo como host en las grandes ligas.

-¿Y a dónde te gustaría llegar?

Ahora me quiero expandir, tener un programa de televisión, presentar a los pibes, hacerles notas y que muestren sus talentos, encontrar nuevos talentos. Esto es un trampolín para lo que viene, algo que está en mi mente y aún no existe. No le tengo miedo a las expansiones.

-¿Qué lugar ocupa la mujer en el género? ¿Les cuesta posicionarse?

No, no es nada difícil. Nosotros valoramos el talento, es complicado si la mujer no se anima a hacerlo. Siempre tuvieron el lugar, siempre que salía una mujer que rapeaba bien se dio el lugar. En Colombia hay una piba que se llama Marithea rapea re zarpado.

Siempre estuvieron las posibilidades, las pibas que tienen talento siempre brillan. El tema es que no encuentran el foco o que hay un montón de cosas por las que no llegan, pero acá no se le cierra la puerta a nadie.

-Eso está buenísimo.

Lo machista que había en el momento es que si te ganaba una piba te descansaban re fuerte, si había una piba que te daba una paliza te descansaban. Hoy por hoy es lo mismo, da igual.