MICA: una ventana de la cultura argentina al mundo

La sexta edición del Mercado de Industrias Culturales se realiza en el CCK.
La sexta edición del Mercado de Industrias Culturales se realiza en el CCK.

La sexta edición del encuentro culmina hoy en el Centro Cultural Kirchner. Quince Industrias Culturales que forman parte de la cadena productiva, poniendo el arte como exponente del potencial nacional.

La cultura es identidad, es patrimonio, es producción de sentido y valor agregado en todos sus aspectos. La sexta edición del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) comenzó el pasado jueves 19 de mayo y culmina hoy en el Centro Cultural Kirchner, con un encuentro potenciado por la tecnología y la incorporación de inversores y nuevos servicios, luego de dos años de ausencia por la pandemia.

Del encuentro participaron más de tres mil productores de bienes y servicios culturales, que tuvieron la oportunidad de sumarse a doce mil rondas de negocios, con 400 inversores extranjeros y nacionales. Este año, México es el país invitado de honor del encuentro.

No es un dato menor, la cadena de valor productivo que genera la cultura en nuestro país. En números, representa el 2,6% del valor agregado de Argentina y, antes de la llegada de la pandemia, registraba 310 mil puestos de trabajo.

El potencial creativo y la tecnología como aliado

Son múltiples las aristas que propone el Mercado de Industrias Culturales, pero este año el foco está puesto en la división de algunos bienes y disciplinas, junto con la incorporación de la tecnología como puente al mundo.

En 2022, las industrias se dividieron en quince sectores (audiovisual, artes visuales, circo, danza, diseño, editorial, folclore, gastronomía, hip hop, infancias, música, música académica, tango, teatro y videojuegos) y se presentó la plataforma virtual del MICA que contiene un porfolio con todas las industrias culturales nacionales.

“La digitalización cambió la cadena de valor de todas las industrias, por eso se dividieron algunas, como el hip hop o la música urbana, donde su cadena de valor es digital. El tango no es solo la música, sino la indumentaria, hay una industria que produce más bienes que la música, y tiene un circuito vinculado a la marca país. Este MICA se generó después de la búsqueda de nuevos mercados, con la sorpresa que Estados unidos, por ejemplo, no solo les interesa el sector audiovisual y los videojuegos, sino también el comic”, detalló en una ronda de prensa Lucrecia Cardoso, secretaria de Desarrollo Cultural.

Además de las rondas de negocios y diferentes charlas, talleres, showcase y ferias, en el evento participan diferentes organizaciones que promueven la ayuda a los artistas y gestores culturales, logrando esa sinergia fundamental entre quienes producen y el Estado.

Es el caso del INAE (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), quien estuvo presente y formalizó el estado de algunas organizaciones y proyectos.

Ferias, talleres y charlas con quince industrias culturales.
Ferias, talleres y charlas con quince industrias culturales.

“El trabajo del INAE se focalizó en formalizar a las cooperativas culturales. Desde generadores de videojuegos hasta bandas que se cooperativización, se formalizan a través de la personería jurídica. Como la Bersuit Vergarabat, Los Espiritus, Nompalidece, por nombrar algunos casos”.

Cardoso resalta el trabajo conjunto que se debe realizar entre el Estado, los productores de servicios culturales y el sector privado, dado el potencial económico y productivo que se acrecentó en los últimos años. Y consolidar su exportación.

“La cultura produce sentido, patrimonio y economía. Pensamos en la dimensión artística de la cultura, pero detrás de todo hay logística. Es una actividad productiva donde todo es valor agregado, todo es trabajo. Además a todo ese salto se sumó la tecnología”.

-La Cultura y el turismo es una sociedad inevitable a la hora de ofrecer un servicio, experiencia e identidad.

-Hay una sinergia directa entre el turismo y la cultura, porque con el turismo querés vivir una experiencia, no solo ver un paisaje. Y esa experiencia está ligada a la cultura. Hoy entras a cualquier Be and Be y te preguntan si buscas alojamiento o experiencias. En el turismo necesitas infraestructura, calidad de servicio y contenido que ofrecer. Por eso la cultura es sinergia con el turismo, algo que se comparte siempre por ejemplo es la artesanía. Y lo audiovisual; cada peso que se invierte en el sector va el 40% al trabajo directo y 40% trabajo indirecto. Y los servicios que necesita son logística, hotelería y gastronomía, los mismos que el turismo.

-¿Cómo ves la evolución del MICA en diez años?

-Realizar el primer MICA fue de vanguardia en la región, que se focalizó en el sector independiente. Estos dos años que no lo tuvimos por la pandemia nos orientamos al ámbito digital, y generamos la plataforma junto con Arsat. Hoy, esa plataforma se está exportando a México como servicio. Es una plataforma que tiene todas las industrias culturales y que desde ahí se pueda focalizar la inversión. Otro dato a tener en cuenta que cambió en estos diez años, es el sector de videojuegos, que exporta el 85% de lo que se produce, con 150 estudios en todo el país. Un dato no menor es que contrataron más gente durante la pandemia, por ser nativa digital.

12 mil ronda de negocios entre artistas, gestores culturales e inversores nacionales e internacionales.
12 mil ronda de negocios entre artistas, gestores culturales e inversores nacionales e internacionales.

El caso de los Festivales masivos de Música

Dentro de las cientos de actividades durante las cuatro jornadas del encuentro, el viernes pasado tuvo lugar el conversatorio de Festivales internacionales masivos en la Música, en el que participó el empresario José Palazzo de Cosquín Rock; Chuky de Rock al Parque por Colombia, Alicia Zertuche de Hermoso Ruido (Estados Unidos) y Daniel Bernal Ruiz de Urban Rooster creador de la FMS en España.

Todos coincidieron en la nueva visión de los festivales internacionales, como plataforma para los nuevos talentos y la programación debe ser diversa. “Los festivales son una plataforma para descubrir nuevos artistas, debido a la saturación que tenemos en el mundo digital. Con la pandemia hubo una democratización de la música y nos dimos cuenta que la música nos conecta”, apuntó Alicia Zertuche.

José Palazzo, Alicia Zertuche, Daniel Bernal Ruiz y Chuky en el Conversatorio de Festivales Masivos de Música.
José Palazzo, Alicia Zertuche, Daniel Bernal Ruiz y Chuky en el Conversatorio de Festivales Masivos de Música.

En tanto, el español Daniel Ruiz apuntó: “Apoyamos el nuevo talento y la diversidad de perfiles”.

El caso del Festival Cosquín Rock internacional marcó un punto de inflexión en el mercado y la búsqueda de nuevos públicos. “Primero nos ofrecieron llevarlo a Chile y finalmente en 2017 lo hicimos en México, pero con la idea de llevar la experiencia. No solo la grilla de música, sino las otras actividades que se dan en el festival, con la sorpresa que la gente consumió todo. Luego lo llevamos a Bolivia y Perú. Hoy la programación es 50% de música argentina y el otro 50% de música local del país”, detalló José Palazzo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA