martes 9 de marzo de 2021

Maurito Ferrari toca en el Teatro Plaza y prepara un nuevo disco para el año que viene.
Espectáculos

Maurito and The Rufos se presentan esta noche en el Teatro Plaza

Presentando por primera vez su nuevo material en vivo, el cantautor mendocino se prepara para un nuevo año que promete nueva música y un disco en camino.

Maurito Ferrari toca en el Teatro Plaza y prepara un nuevo disco para el año que viene.

Si hablamos de Mendoza en materia musical, los jóvenes artistas que comienzan a resonar en toda la provincia y el país tienen mucho más que ofrecer. Con un gran trabajo de por medio, la vuelta a los escenarios da la posibilidad de disfrutar de los grandes talentos que surgen minuto a minuto.

Maurito Ferrari fue eso, una revelación, una luz en el túnel. Desprendiéndose un poco de lo que fueron sus primeros pasos en la música de mano de La Skandalosa Tripulación y con un estilo funk con toques de rock y rap, llegó a los escenarios allá por 2017 con su disco Cagón y se ganó el corazón de los mendocinos.

Hoy Maurito se presenta en el Teatro Plaza junto a Surco Pando para, al fin, poder compartir con su público lo nuevo que compone su repertorio y que hasta el momento no había podido tocar en vivo.

“Creo que primeramente a lo que hay que prepararse es a un reencuentro con todo lo que eso significa. Reencontrarse las energías cara a cara y eso seguro generará mucha alegría, muchos abrazos, cariño, va a ser un show humanamente potente porque estábamos a la espera y volver a mover esta máquina de calor es hermoso”, comparte el cantautor con Los Andes.

Y por otra parte, agregó que en lo artístico hay que prepararse para una vuelta con todo. “Tocar lo más que se pueda y haciéndolo de un lugar extremadamente profesional, cuidado tanto ese reencuentro que la vara está altísima, hay una necesidad puertas para adentro de ‘este tiene que ser el mejor show que hayamos hecho y sonar peor que el que le sigue’. Es unas ganas de homenajear a la gente, un show largo con muchas canciones y sorpresas.”

La noche en el Plaza va a traer muchos sonidos, ritmos, colores y letras distintas, compuestas y producidas durante los años en que Maurito decidió abrirse camino y comenzar a emprender su propia esencia.

Durante el 2020 y con planes de irse a México junto a su proyecto grupal, la pandemia arruinó sus planes, aunque eso lejos de detenerlo le dió el impulso para continuar apostando a su pasión.

Presentándose en plataformas como Mendoza en Casa y con algunas canciones que produjo a finales del 2017, abrió febrero del año pasado con “Vida de Apuestas” y abril “Tatuador”. A ellas se suma “Tan Bien” junto a Cristian Ghi y en noviembre para cerrar su año caótico, lo coronó con “Jolideys” junto a los oriundos de San Luis, Costa de Papel.

Respecto a este último, que fue la única canción que se escribió y produjo totalmente en cuarentena, cuenta: “Estuvo buenísimo porque empezó con una llamada telefónica con Arturo que es uno de los cantantes de la banda, empezamos con él sobre unas vacaciones que habíamos tenido, nos empezamos a reír, nos gusto y se lo mostramos a los pibes. A los pibes le gusto, y propusieron intervenir todos la canción así que ya no la tomamos como un juego sino que una colaboración entre los dos. Se fue construyendo hasta que salió esta bombita que amamos y que rescata una historia que para nosotros es re loca.”

Luego de un año donde se dedicó a componer y producir, Maurito llega a los escenarios para darle vida a su nuevo repertorio.

Pero claro, las colaboraciones requieren eso, de las dos partes. Es por esto mismo que Maurito mantiene la esperanza de poder reunirse con sus colegas puntanos.

- ¿Han hablado de reunirse para una presentación?

Eso sucede permanentemente. Hay una conexión con los pibes de venir a ver un show o a tomar una birra. Cuando hicimos la canción la idea era encontrar un sonido mixto para equilibrar los dos estilos y eso pasó, suena Maurito y Costa de Papel pero a la vez no. Eso se pensó para la grabación de estudio, después en vivo cada proyecto adaptara su sonido a las herramientas que tengan. Los pibes tocaron la semana pasada y decidieron disparar mis voces, en mi proyecto no tenemos la banda que tocó la canción por lo que tiene otras propuestas de color que le dan una personalidad nueva y eso está bueno.

- Tu estilo con Maurito and The Rufos se diferencia mucho de tu trabajo con la Skandalosa, ¿fue un descubrimiento en cuanto a lo que querías hacer?

Fue un descubrimiento hasta propio, fue explorar y descubrir dónde yo me sentía más cómodo, con qué vibraba, qué ideas me gustaba defender sonoramente, fue muy interesante el proceso y lo sigue siendo porque canción a canción te conoces y reinventas. Y si bien venía con un ritmo con la Skandalosa, fue muy bonito darme cuenta cuáles eran mis lugares y quién era Maurito, me terminó gustando mucho en cuanto lo percibí. Yo en comunidad con la banda somos esto, pero si me desprenden a mi solo así es como tiendo a sonar yo, y estar más desvinculado te da la posibilidad de no estar tan pendiente de lo que significa tu otro proyecto. Vengo de ahí bien y sino perfecto también porque te permite contar otra historia.

- ¿Cuesta desprenderse de lo que venias haciendo?

A veces quedas enganchado a un proyecto anterior y eso no está tan bueno porque no te deja volar. Me ha pasado que me decían ‘¿che puedo poner que sos Maurito de la Skandalosa Tripulación?’, y no, mi idea es contar otro cuento con otra gente que amerita otro respeto y espacio, y también la Skandalosa no tiene por qué cargar con lo que yo haga personalmente.

- ¿La pandemia te permitió darle lugar a la composición?

Tuve momentos y momentos, primero se escribe cuando se siente. Se precisa de disciplina, escribir requiere de horas de practicarlo, es una cuestión que hay que desarrollar. Si sale algo negativo, seguramente durante el proceso de creación esa negatividad encuentre un encauce y que cambie a polo positivo. Si escribí, sobre todo en los primeros meses, y ahora empecé a trabajar un poco en la producción de lo que escribí y estoy afinando lo que bocertié, haciéndolo de un lugar más disciplinado y no solo de inspiración. Ese fue el proceso.

-¿Qué tema va a ser furor en la presentación?

Jolidays fue muy bien recibido, es un tema que tiene mucho brillo, es muy bonita. Pero igual creo que todas las canciones van a tener un punto de potencia especial porque no han sido tocadas en vivo y porque vienen a contar cosas muy concentradas. Jolidays tiene una frescura especial pero Tatuador y Tan bien tienen mensajes muy concentrados y potentes, y eso se va a sentir, ese momento de conexión real de estar de frente al mensaje.

La banda de reggae, Surco Pando, será la encargada de arrancar con el show de esta noche.

- ¿Y con el streaming cómo te llevas?

El streaming está bueno pero hay que tener capital para hacerlo para que realmente funcione y como a mí me gustaría, necesitas un buen laburo técnico, de cámaras, un trabajo grande y no se si eso será posible primero por lo económico y segundo porque no sé cómo estará la calle, si encontraremos un buen equipo y demás. Estaria buenisimo que quede como un tipo DVD y que no sea solo un show en streaming.

- ¿Qué le depara el 2021 a Maurito and The Rufos?

La idea es que salgan muchas canciones, estoy produciendo el próximo disco hace muy poquito, todavía no se si las canciones que salieron, algunas, todas o ninguna serán parte de ese disco, pero si me gustaria y apunto a que salgan varias canciones y que el disco se termine de presentar completo el año que viene. Quiero lanzarlas de a poco para que cada canción tenga su momento hasta llegar al disco completo. Ya tiene nombre, tiene que ver con algo propio con la manera en que nacieron estas canciones y después es día a día produciendo y componiendo.

La ficha

Maurito and The Rufos - Surco Pando. Día: 21 de febrero. Lugar: Teatro Plaza. Hora: 19:30. Entradas: $500 (http://bit.ly/Maurito-Windous-Entradas)