Lula Rosenthal: “Flavio busca en sus artistas que es lo mejor que tienen para dar”

Fue la revelación de Los Mammones y ahora brilla en Stravaganza.
Fue la revelación de Los Mammones y ahora brilla en Stravaganza.

La actriz y cantante es parte de “Stravaganza 10 años”, el espectáculo de Flavio Mendoza. Su paso como panelista “Los Mammones” y en el “Cantando por un Sueño” le dio popularidad y hoy proyecta su camino como cantante solista.

Su pasión es el canto y la música, pero con su personalidad histriónica no escatima en dejar una huella a su paso. Canta, baila, compone y actúa. A sus 31 años Lula Rosenthal viene pisando las tablas del musical y el teatro argentino desde muy chica y su paso por algunos ciclos televisivos le dieron el puntapié para caminar en un camino escurridizo como el de cualquier artista.

Participó en el “Cantando por un Sueño 2020″, también en “Operación Triunfo” y tiene un extenso derrotero en las tablas porteñas. De familia de artistas, la música y el escenario son su espacio de creación.

Pero para Lula esta temporada no es igual a las demás. Después de su paso como panelista en “Los Mammones”, uno de los programas más vistos del año pasado, este verano forma parte del numeroso elenco de “Stravaganza 10 años”, el espectáculo de Flavio Mendoza que estrenó en Carlos Paz.

“He trabajado con muchos directores y Flavio es muy particular y es uno de los mejores. Es un director muy presente, él va corrigiendo en el momento cuestiones que surgen en cada función. Está buenísimo, porque una vez que estrenas el espectáculo puede variar si no tenés una mirada. Y en ese sentido él es re cuidadoso”.

-¿Eso genera una doble exigencia para el artista?

-Para mí es excelente y nosotros no estamos acostumbrados. Porque suele suceder que una vez que se estrena se suelta y no se sigue corrigiendo, se perfeccione, buscando la excelencia de lo que es. Creo que no es una exigencia, sino seguir conectado con lo que tenés que estar conectado. En el espectáculo somos un montón, entonces uno tiene que controlarlo.

La actriz y cantante es una de las protagonistas de "Stravaganza 10 años".
La actriz y cantante es una de las protagonistas de "Stravaganza 10 años".

-¿Cómo vivís la oportunidad de ser parte de uno de los shows más importantes del teatro argentino?

-Es una temporada re difícil, porque estamos volviendo, tanto los artistas, como el público. Por suerte la gente acompaña un montón, es el teatro más grande de Carlos Paz y todas las noches está lleno. Y la gente disfruta y nosotros también. Además trabajar con Claudio es algo genial, porque es un creativo groso. Yo lo conocía por fuera, había audicionado un par de veces para sus espectáculos, pero nunca lograba trabajar con él. Es una experiencia grosa y de mucho aprendizaje, porque es un director exigente, pero lo que monta es fuera de serie. Tiene en sus manos un montón de vidas, con artistas que se arriesgan permanente. Su exigencia tiene un sentido y pone algo que no lo vas a ver en otro lado.

-Es un momento particular, venís del éxito de estar en “Los Mammones” y ahora trabajas en una de las obras más convocantes.

-Cada proyecto que uno va tocando vas haciendo algo diferente. Los Mammones fue algo mágico, re disfrutable. Jey y el equipo son geniales, y la gente abrazó el programa. Es bueno tener distintas oportunidades, para hacer cosas diferentes y no hacer siempre lo mismo.

-Cuando termine la temporada, ¿volvés a la televisión?

-Va a ver algunos programas nuevos con la productora de América, pero aún no sé nada, puede llegar a darse algún proyecto. Y tampoco sabemos cómo va a seguir Stravaganza. Estamos viviendo el presente a pleno. Mientras tanto sigo haciendo mi disco solista, voy haciendo de a poco mi música.

-Y en tu costado musical, ¿cómo venís trabajando en tu primer disco?

-Voy tranquila, porque se juntaron muchas cosas, “Los Mammones”, “El Cantando”, “Stravaganza”, son proyectos muy grandes que requieren un montón de energía y son especiales. Y mi proyecto musical necesito tiempo, porque tiene que ver con mi desarrollo desde cero. Porque en el resto de los proyectos son intérprete y formo parte de eso. Lo otro es todo creado desde mí y necesito una cocina especial. Y se me dificulta con mis otros trabajos y cómo quiere hacerlo muy bien, porque cuando el proyecto es tuyo el amor es especial. Además soy detallista, obsesiva y siempre siento que puedo estar mejor. No por nada estoy trabajando con Flavio (ríe). Siempre fui muy autoexigente con lo propio y con los de otro.

Y algo que tiene que ver con la exigencia y con Flavio que descubrí y me pareció muy lindo, es que Flavio busca en sus artistas que es lo mejor que tienen para dar, para ponerlo en un espectáculo al servicio de la gente. Un espectáculo para la gente, con lo mejor que cada uno pueda dar. Y tiene que ver con la exigencia que uno pone en lo que hace. Porque uno realmente entiende que eso puede ser más preciso, más bello. Y esos detalles hacen que llegue a la gente de una manera diferente.

-Una capacidad de él para explorar al máximo al artista y también tuya de ponerse bajo su mirada.

-Cuando te das cuenta que todo lo que te dice es certero escuchas de otra manera, porque realmente tiene una mirada muy imaginativa y tiene la posibilidad de volverlo tangible. Y eso no es muy común. Y él tiene una mirada muy afilada y todo lo que te dice tiene razón, porque eso te hace crecer. Ve lo que no ve nadie. Y es importante estar permeable a eso, sino es muy difícil.

-¿Sentís que es un momento particular en tu camino artístico?

-Es muy loco, porque en Stravaganza soy el Presente. Es una bofetada de realidad todas las noches. Es un momento muy especial porque que te llamen para trabajar en proyectos tan lindos, te genera algo lindo y pensar que tener tus cualidades para compartir. Tener algo que a la gente le hace bien. Porque uno hace algo al servicio de alguien, en el teatro es tangible porque ves si a la gente le gustó. En la tele eso no lo sabes. Y que te sigan llamando para trabajar significa que eso que haces le llega a alguien. Y eso para mí es lo más lindo que sucede si se logra.

-¿Querés volver trabajar con Jey Mammon?

-Jey es lo más. Así como lo ves en el programa siempre tiene buen ánimo, generoso, super compañero, divertido. Aparte él también vivió muchas experiencias en el espectáculo, se hizo re de abajo y así llegó a tener su programa, re contra merecido. Y eso para mí fue de un aprendizaje y admiración muy grande. Porque sabes que no es un tipo que lo pusieron ahí por ser el hijo de.

A mí me encantaría trabajar con él porque me fascina su creatividad. Y el programa fue eso porque con todo su talento y personalidad pudo romper una barrera que acá costaba mucho, que era el formato del Light Night Show que es un formato de afuera. Y él con su manera de entrevistar y su personalidad logró que ese formato funcionara. El momento del piano era mágico porque hasta los actores que no cantaban se animaban a hacerlo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA