miércoles 2 de diciembre de 2020

Lucero, la diva mexicana hará tres shows en streaming y lanza un disco por su trayectoria.
Espectáculos

Lucero: la diva mexicana que comenzó con Luis Miguel festeja con un disco su trayectoria

La artista publica una antología de 40 canciones para acompañar a su público en tiempos de pandemia. Aquí, habla de esta movida y de las posibilidades de producir una bioserie sobre su vida.

  • Redacción LA
  • miércoles, 28 de octubre de 2020
Lucero, la diva mexicana hará tres shows en streaming y lanza un disco por su trayectoria.

Como varias estrellas de la música pop, la mejicana Lucero entendió que la música es un instrumento de sanación y una compañía indispensable para la gente en tiempo de pandemia.

Y por eso ha decidido que era un buen momento para celebrar sus 40 años en la música con un compilado de ¡40 temas!

Se trata de Lucero 20 y 20, “un mosaico de su leyenda musical” que incluye los desplazamientos de la cantante de 51 años por el pop (en nuestro idioma y en portugués), la balada, el dance, el mariachi, la banda sinaloense y la banda sierreña.

“Yo había propuesto 80 canciones”, dice ya en Zoom con VOS la cantante que se convirtió en estrella en la infancia y desarrolló una carrera musical en una industria voraz que no permite titubeos.

Sólo que su historia de vida no fue tan sobresaltada ni atravesada por el dolor ni el misterio.

Lucero arrancó su carrera de muy chica junto a Luis Miguel. Ella tenía 14 y él 15.

¿Así que 80 canciones, Lucero? “Era demasiado, lo sé. Pero me seducía una aventura de ese tipo. Al final de cuentas me decidí por 40, las que no han sido fáciles de seleccionar”, contesta.

-¿Y cuál fue el criterio de selección?

-Atender la cuestión multigeneracional. Estos 40 temas representan mis 40 años de carrera, de los cuales a los primeros 20 los viví siendo niña, adolescente, mujer, y los segundos 20 como mujer y madre. Hay un público que me acompaña desde niña y que creció conmigo; y otro que se ha ido sumando a medida que he ido cambiando. Existe ese cúmulo de lucerinos y lucerinas que debo tener en cuenta, atender. Y por eso este lanzamiento digital con tantos temas. Es una selección cuidada en un momento en que hay que reinventarse, adaptarse; y en que hay ofrecer música como bálsamo… Además, de pop bailable, canciones melódicas, rancheras con mariachis y banda sinaloense, incluyo duetos con amigos. Luciano Pereyra es uno. Qué cantante fantástico, qué gran compañero. Vino a México cuando hice mi serie en el Auditorio Nacional, yo fui a su Luna Park y así reconecté con Argentina.

-¿A qué responde que sólo sea digital? ¿Es circunstancial o ya hay resignación con respecto a la sostenibilidad del disco físico?

-Hay un poco de las dos cosas. Lo que nos ha traído todo esto es nuestra capacidad de reinventarnos, la posibilidad de estar con tanta gente con los adelantos tecnológicos como aliados. Que no tengas que salir de casa para tener a tu canción, ni para conocer las historias que hay detrás de ella o del artista que la creó. Las redes y las plataformas son algo fantástico para conectar con la gente. En mi canal de YouTube, por ejemplo, fui contando historias que, de pronto, algún público no conoció. Ese que, de pronto, puede decir “La vi en la película de Luis Miguel pero no supe qué había pasado con ella después”. Me llevo bien con este ordenamiento. Ahora estoy organizando tres conciertos virtuales… En fin, creo que en este contexto es muy difícil que vuelvan los discos físicos.

-Le rompés el corazón al fan que tiene todos sus discos en su estante.

-(Risas) Fíjate que yo también coleccionaba vinilos, casetes y CD, pero hay que asimilar la idea de que ya no serán viables. Está todo en estos aparatitos (señala su teléfono). Artistas antiguos como yo, tenemos que adaptarnos.

Difícil de olvidar

El corte de difusión de Lucero 20 y 20 es una versión de Te deseo lo mejor, que llegó reforzada por un clip en el que invitó a sus fans a resignificar el mensaje. Más que un himno al despecho y al desamor, la artista busca convertirlo en otro para combatir la angustia pandémica.

Pero ya que la tenemos a tiro, filosofemos con ella sobre por qué desearle lo mejor a alguien que la ha abandonado.

“Creo que algo interesante en la música es que hay personas que le ponen toda atención a la letra y otras que la canturrean desde siempre y en un momento se paran y dicen ´Pero mira lo que decía Lucero, nunca le había prestado atención'. Escribí este tema hace un tiempo, y ahora lo presento casi como si fuera un estreno. El tema es de desamor, tal como apuntas. Plantea algo así como ‘Tu no pudiste amarme, no pudiste darme lo que tanto te pedí y yo por tantos años busqué. ¿Pero sabes qué? Te deseo lo mejor de este mundo’. Es inverosímil algo así, pero puede pasar”, analiza.

“Yo tengo pruebas fehacientes de que un gran amor puede ser una gran amistad. Tengo la bendición de ser una gran amiga de mi ex (se refiere a Manuel Mijares, de 62 años), que es también un estupendo cantante, un gran profesional… Y es el papá de mis hijos, tenemos esta sociedad de por vida y la mantenemos con mucho cariño y con mucha amistad”, complementa.

Y luego concluye: “La canción, al fin y al cabo, está hecha de un sarcasmo tierno. Porque así como dice ‘No pasa nada, fuiste alguien muy importante en mi vida, pero, pese a que no me quieras, yo te deseo lo mejor’, también anhela ‘ojalá yo nunca deje de estar como la luz en tu firmamento’. Es la onda ‘No vas a encontrar otra igual’” (risas).

Vidas paralelas

Lucero y Luis Miguel convergieron en el set de Fiebre de amor, cuando ella tenía 15 años y él, 14. Por entonces, formaban “la” pareja adolescente del espectáculo mejicano, al extremo de que desde aquella filmación Lucero tuvo que llevar consigo el mote de “Novia de América”.

Los caminos de ambos se diversificaron y corrieron en paralelo, aunque mantuvieron en común la convicción de superar modas y otros escollos para resultar relevantes. En otras palabras, Lucero y Luis Miguel, cada uno atendiendo su singularidad, dieron casi los mismos pasos.

Eso sí, para quedar empatados del todo falta que la mujer nacida como Lucero Hogaza León haga la serie de su vida.

“Se han puesto de moda las bioseries que cuentan la vida de un artista, sus cosas personales. Yo creo que tengo muchos capítulos por escribir y me gustaría que esta posibilidad se diera más adelante, si es que se da”, dice al respecto.

“Me queda claro que yo no sería la actriz de la historia… Habría una protagonista muy niña, otra jovencita, luego una mujer y al final recién podría salir yo diciendo esta fue mi historia”, añade.

-¿Qué aspectos de tu vida impulsarían a un productor a realizar tu bioserie?

-Mi carrera no ha tenido escándalos, ni ha dado lugar a amarillismos ni a historias oscuras que de pronto aparecen por allí. He tratado de que no todo el mundo sepa de mis movimientos, y he resguardado la intimidad de mi gente. Respeto el estilo de todos para manejar estas cuestiones, pero el mío ha sido más conservador. Y, de cualquier manera, ha habido la suficiente confianza con mi público y sé que entiende todo. Vio mi boda por televisión, por ejemplo… Es cierto que hay otro joven que no sabe nada de mi vida en las décadas pasadas, con giras en autobuses y casi en situaciones “súbete al burro, vamos” para llegar al público más chiquito. Y puede haber otro que crea que esta vida es puro glamour y se olvida de la humanidad de las estrellas. Sufrimos, reímos, nos enojamos. Como todos.

-¿Por ahí debería ir tu bioserie, entonces?

-Puede ser una idea bonita, claro. Si bien mi vida no tuvo cosas truculentas ni morbosas, deja lugar para contar una historia de disciplina y constancia. Jamás tendría algo parecido a “Tal proyectico no salió, ¡Me voy a retirar!” No ha tenido problemas personales serios, ni de adicciones ni de vínculos familiares, pero sí he vivido un montón de situaciones propias del vaivén de los artistas. Una bioserie puede ser un bonito homenaje para mi carrera. Pero para más adelante, insisto.

Combo en “streaming”

Lucero ofrecerá tres conciertos en streaming de aquí a fin de año. Cada uno tendrá su enfoque particular. La serie comenzará el próximo domingo 31 de octubre en formato “Pop Live”; continuará el 28 de noviembre con el de “Banda Live”; y finalizará el 18 de diciembre en clave “Mariachi Live”. De acuerdo a la ticketera oficial, para Argentina el combo de los tres conciertos cuesta $ 788.

Por Germán Arrascaeta. *Este texto fue publicado originalmente por La Voz. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.