miércoles 21 de octubre de 2020

El historiador Pablo Lacoste recibió una importante distinción por su ardua investigación sobre el universo del vino. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Sup. Cultura

“La vid y el vino”, la profunda investigación de Pablo Lacoste distinguida en el continente

El historiador recibió el honor en un importantísimo concurso propiciado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino, en su edición 2020.

El historiador Pablo Lacoste recibió una importante distinción por su ardua investigación sobre el universo del vino. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El libro “La vid y el vino” del historiador mendocino Pablo Lacoste recibió la mención especial en la categoría Historia en la edición 2020 del concurso de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

El reconocimiento al libro de Lacoste se basa en la calidad de la investigación durante más de tres décadas, la cantidad de fuentes y enfoques novedosos. Es lo que sucede cuando prima el profesionalismo y no el condicionamiento que ciertos sectores del ámbito bodeguero buscan imponer.

“El punto central es que la OIV celebra tradicionalmente un concurso que tiene mucha reputación en Europa. Pero es casi imposible llegar para un latinoamericano, por las asimetrías institucionales. En Europa existen Institutos del Vino desde el siglo XIX. Entre los más famosos están los de Conegliano (Italia) y Montpellier (Francia) Allí se forman los especialistas para todo el mundo. Tienen carreras de enología, viticultura, negocios del vino, etc. a nivel de grado y posgrado (licenciatura, master, doctorado)”, explicó Lacoste a Los Andes.

Agregó también que Europa invierte grandes recursos para desarrollar los Institutos del Vino y muchas universidades dedican áreas y departamentos completos a cultivar este campo del conocimiento. "Se destinan muchos recursos económicos e institucionales para generar las masas críticas que desarrollen conocimiento en estos temas. Las revistas académicas del vino tienen mucha tradición en Europa: Journal of Wine Research (UF), Territoire du Vin (Francia), Douro (Portugal) son algunas de ellas.

Los académicos tienen encuentros periódicos para construir colectivamente el conocimiento: Jornadas, Seminarios y Congresos. Hablando en términos automovilísticos, esos Institutos del Vino de Europa son como las escuderías de F1: Mercedes Benz, Racing Point, Ferrari, Renault, Alfa Romeo, Alfa Tauri, Red Bull, etc. En Europa, los especialistas en temas del vino se preparan con mucha anticipación para participar en el Grand Prix de la OIV".

El año pasado lo convocaron a Lacoste para participar de un libro que tenía ese objetivo: “buscaron un autor de cada pais del mundo vitivinícola para que escribiera un capitulo sobre un tema. El tema del libro era el Enoturismo en el mundo. Y le encargaban a un especialista de cada pais, tratar lo que ocurre alli: Alemania, Portugal, Suiza, Hungría, Francia, España, Italia, Rusia y dejan algun espacio para el Nuevo Mundo: Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Chile y Argentina. Y en ese lugarcito, me invitaron a participar. La idea era armar el libro colectivo para postular en el concurso OIV 2021. El nivel es muy competitivo, y naturalmente casi siempre, Europa se lleva todos los premios”, remarca Lacoste.

¿Alguna vez ganó algo un libro de América Latina?

Creo que no. No he sabido de ningún caso. Por lo tanto, esta sería la primera vez. Un Rastrojero argento, o bien, un Siam Di Tella, logró ir a una carrera de F1, junto a las grandes escuderías de Europa, y llegó a podio! Esto pasa una vez en la vida! Todavía no lo puedo creer!