La ópera vuelve a sonar: cómo serán las tres funciones de “Madama Butterfly” en el Teatro del Bicentenario de San Juan

El clásico pucciniano es protagonizado por la geisha Cio Cio San.
El clásico pucciniano es protagonizado por la geisha Cio Cio San.

La imponente producción del clásico pucciniano estrenará el martes. Pablo Maritano, a cargo de la régie, adelanta cómo será la puesta, que protagoniza la soprano Daniela Tabernig.

Ovaciones y lágrimas. Así podría resumirse este septiembre para los melómanos, que han visto por fin -después de largos meses de silencio- cómo se abrieron los telones de grandes teatros, desde el Municipal de Santiago de Chile al Metropolitan Opera House de Nueva York. Muchas orquestas han vuelto a sonar a su máxima potencia y la ópera ha vuelto a emocionar.

En la reapertura global, Argentina no se queda atrás: el próximo martes el Teatro del Bicentenario de San Juan estrenará “Madama Butterfly”, una producción que estaba programada inicialmente el año pasado.

Esta ópera de Giacomo Puccini cuenta las desventuras de Cio Cio San, joven geisha enamorada de un marino estadounidense y abandonada por él. Muchos la reconocerán por una célebre aria: “Un bel dì vedremo”, donde imagina cómo será el reencuentro con él.

Estrenará el próximo martes y habrá más funciones el jueves 30 de septiembre y el sábado 2 de octubre. El elenco viene ensayando desde hace varias semanas: lo que demanda una puesta que une complejos elementos escénicos, orquesta, coro y mucha exactitud técnica.

Los cantantes son Daniela Tabernig (Cio Cio San), Darío Schmunck (Pinkerton), Omar Carrión (Sharpless), Claudia Lepe (Suzuki), Sergio Spina (Goro), Hernán Iturralde (Bonzo), Fernando Lázari (Príncipe Yamadori), Romina Pedrozo (Kate Pinkerton), Luis Pulenta (comisario) y Marcelo Araya (l’ufficiale del registro). La Orquesta Sinfónica de la FFHA- UNSJ será dirigida por Emmanuel Siffert y el Coro Universitario de la FFHA- UNSJ, dirigido por Jorge Romero.

Pero es el reconocido régisseur Pablo Maritano el encargado de darle nueva vida a la puesta: “Elegimos resaltar el aspecto cinematográfico de la dramaturgia de Puccini, su idea de la tensión, de la psicología de los personajes, de las situaciones. En ese sentido el apoyo de las proyecciones es fundamental para acompañar a la dramaturgia musical. Puccini fue un adelantado a su época, y concibe su partitura como una gran película”, nos explica.

Entre la idea original y esta realización vivimos una pandemia que modificó la forma de relacionarnos en público, pero afortunadamente los únicos cambios que hubo en su concepto estético se refieren a los ajustes necesarios a la seguridad sanitaria de la orquesta.

El régisseur Pablo Maritano. Crédito: Gentileza de Manuel Pose Varela.
El régisseur Pablo Maritano. Crédito: Gentileza de Manuel Pose Varela.

Maritano egresó de la Escuela Superior Ernesto de la Cárcova y del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, formándose además en piano y teatro de texto. Es reconocido por su acercamiento al repertorio de los siglos XVII y XVIII, tanto como al contemporáneo. Dirigió reconocidas producciones en importantes salas de la Argentina como los teatros Colón, Argentino de la Plata, Avenida y San Martin, y también de Chile, Brasil y Uruguay. Recibió, entre otras distinciones, un Premio Kónex como el régisseur de la década en 2019.

-¿Cómo has vivido los ensayos, teniendo en cuenta que una producción de este tipo congrega a muchas más personas que un espectáculo convencional?

-En verdad, si se siguen los protocolos, el teatro y la ópera son seguros. En ese sentido estamos ya acostumbrados, desde el año pasado a trabajar con los protocolos sanitarios vigentes...

- Relacionada con la anterior, ¿crees que las grandes dimensiones del teatro es un factor decisivo para poder realizar un espectáculo así en este contexto y a la vez ofrecer un entorno más seguro y de confianza para el público?

- Sin duda alguna, el teatro es mucho más seguro que el deporte, por ejemplo, porque hay mucho más control.

-Casualmente, en estos días se está viviendo una “reapertura” de la lírica en el país (“Carmen” en Buenos Aires, una versión reducida de “Il Trovatore” en Santa Fe...)... ¿Crees que el Bicentenario ya ha logrado posicionarse a nivel nacional como una opción para melómanos, pese a las grandes distancias?

-Bueno, el Teatro está capacitado para llevar adelante una temporada de primer nivel no sólo a nivel nacional, sino regional. La calidad de su programación lo colocará sin dudas en un lugar de privilegio en el país, y con el paso de los años su posición geográfica también lo abrirá al mercado sudamericano.

- Personalmente, ¿cómo viviste estos largos meses, teniendo en cuenta que la ópera, el ballet y la música orquestal fueron las cosas más afectadas por las restricciones sanitarias?

-En verdad, al no vivir en el país, pude volver a trabajar temprano el año pasado, pero retomando el tema, creo que es importante entender que ópera, teatro y la cultura en general son parte de la vida social y económica de los estados, y como tal necesitan formar parte de la reactivación económica. El teatro es una industria que va mucho más allá del ocio, y representa el trabajo de miles de profesionales que pueden seguir trabajando dentro de un marco sanitario responsable.

Las entradas

Las funciones de “Madama Butterfly” son el 28 y 30 de septiembre y 2 de octubre a las 21.

Las entradas de $600 - $800 - $1000 - $1500 y $1800 están disponibles, para quienes no puedan acercarse a la boletería del teatro en horario de comercio, en la plataforma tuentrada.com. Conviene adquirirla antes porque el aforo está limitado por protocolo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA