domingo 20 de septiembre de 2020

Rolo Sartorio lideró un show que apostó a la realidad virtual.
Espectáculos

La Beriso y Abel Pintos dieron un sábado multitudinario en el streaming

Unas 30 mil personas reunió cada show. La banda apostó a la realidad virtual y el bahiense dio un largo concierto más entrevista en vivo. 

  • domingo, 13 de septiembre de 2020
Rolo Sartorio lideró un show que apostó a la realidad virtual.

Fueron más de 60 mil las personas que el sábado pasado, desde diferentes soportes streaming, se reunieron para seguir los shows de La Beriso y Abel Pintos. Ambos súper figuras de la música argentina. Y ambos, también, debutantes en este nuevo formato que tomó relevancia después de que la pandemia obligara a cerrar todos los teatros del país por tiempo indefinido.

Lo que sorprende, a primera vista, son los altísimos números de la convocatoria, si pensamos que hasta hace pocos meses pagar por un show virtual no era una opción para la gente. Aunque hay que hacer la salvedad de que este formato abre la posibilidad de llegar a fans de todo el mundo, lo que es una gran oportunidad para artistas como ellos, que tienen comunidades de seguidores en otros países de la región.

La Beriso apostó a la última tecnología

El show que ofreció fue desde el porteño estadio Luna Park. Como una novedad importante, el concierto se promocionó como el primero que utilizaba la tecnología de realidad virtual, cámaras 360 grados y sonido inmersivo 8D.

El concierto, transmitido a través de la plataforma +VIVO, fue seguido por 32 mil personas y marcó un punto de inflexión entre las bandas hispanoparlantes por sus condiciones técnicas en materia de presentaciones digitales.

En ese contexto, el grupo liderado por el cantante Rolo Sartorio recorrió su historia en 22 canciones, en una transmisión que incluyó una previa de media hora desde la intimidad del backstage, otra opción que este tipo de shows habilita para los fans, que valoran mucho los “tras bambalinas”.

Con un armado en el lugar que llevó unos cinco días, la puesta en escena demandó la labor de alrededor de cien técnicos y profesionales de la golpeada industria de la música, a raíz de la suspensión de espectáculos públicos en marzo pasado por la pandemia de coronavirus.

Además de los fans de todo el continente, el concierto fue seguido por prensa especializada de México, Colombia, Perú, Ecuador, Chile, Paraguay, Bolivia y Estados Unidos.

Abel Pintos: un festejo más íntimo

Otro fue el tono del show del bahiense. Unas 35 mil personas, entre las 20 mil que adquirieron sus tickets virtuales y las 15 mil que lo siguieron por Radio Nacional, disfrutaron de su primer show por internet, desde el escenario de La Usina del Arte (CABA).

Por su parte, Abel Pintos dio un show desde la Usina del Arte.

Acompañado por su banda completa, el intérprete, con 25 años de trayectoria, regaló a sus seguidores una larga nota previa de 45 minutos realizada por la periodista anfitriona Eleonora Pérez Caressi y un largo concierto de unas 35 canciones de su amplio repertorio.

Entre ellas sonaron la flamante “Piedra libre”, dedicada al hijo que espera; “El hechizo”, “Quiero cantar”, “Cuantas veces”, “Como te extraño”, “Aquí te espero”, “Sin principio ni final”, el clásico de León Gieco “Pensar en nada”, y “A-dios”, entre tantas.

El artista estuvo acompañado por su director musical Marcelo Predacino, en guitarras y coros; Ariel Pintos, en guitarras y coros; Alfredo Hernández, en teclados y coros; Alan Ballan, en bajo y coros; Ervin Stutz, en trompeta; Carlos Arin, en saxo; y José Luis Belmonte, en batería.

Tal como había anticipado el propio Pintos días atrás a Télam, el show hizo foco “en la canción propiamente dicha y no en todo lo que pasa alrededor”.

“El streaming viene a ser un nuevo formato de concierto y no una manera de emular un concierto en vivo que es imposible de igualar y es una experiencia única, mágica y metafísica que sucede cuando compartimos todos juntos en un mismo lugar. A este streaming no llego con pretensiones de show, tengo otros objetivos y busco provocar otras cosas. Ya de por sí estoy excitado con la posibilidad de volver a tocar con mis amigos, con mi banda”, había aclarado.

Por ese motivo, además de la experiencia de verlo tocar en vivo desde un escenario junto a su banda, el músico ofreció la opción de poder seguir el concierto solo en audio por la radio pública.