Julia Zenko: “Me siento muy afortunada con todo lo que conseguí en la vida”

La cantante presentará parte de su último disco esta noche, en el teatro Mendoza.
La cantante presentará parte de su último disco esta noche, en el teatro Mendoza.

La cantante brindará un concierto esta noche, en el teatro Mendoza en el marco de su gira “Vuelvo a ser Luz”. Nunca se sintió competencia de sus colegas y se considera actriz más que intérprete.

“No va a faltar un tango, una chacarera y algunas canciones nostálgicas que siempre son bienvenidas por el público”, afirma Julia Zenko sobre el concierto que la trae nuevamente a Mendoza.

Como parte de su gira “Vuelvo a ser Luz”, el disco que editó en 2019 y que ganó el Premio Gardel en la categoría Mejor álbum de artista romántico-melódico, le canta al amor y a la vida, interpretando temas de grandes compositores nacionales como Jairo, Teresa Parodi, Fabiana Cantilo, Jorge Fandermole, Francisco Ruiz Barlett, Sandra Corizzo, entre otros.

El material forma parte de los últimos lanzamientos de su carrera, con el que volvió a los escenarios tras la pandemia. Aunque el tango le sigue abriendo las puertas del mundo y participó de algunos homenajes por el centenario de Piazzolla.

“Primero estuve en Galicia, en la presentación del disco de Juan Carlos Canva, que hizo un disco hermoso dedicado a los inmigrantes y emigrantes de España. Después me fui a Dinamarca en seis conciertos diferentes en homenaje a Piazzolla. Luego iba a cantar en la Ópera de Oslo en Noruega, también en un homenaje a Piazzolla y justo se cerró todo, así que quedó pendiente para noviembre de este año. Hice la mitad de la gira por Europa”.

La cantante vuelve a Mendoza en el marco de su gira nacional.
La cantante vuelve a Mendoza en el marco de su gira nacional.

Con las alas del viento y la vida

A lo largo de su camino, Julia Zenko compartió escenario con músicos destacados de la escena nacional y forma parte de una generación de intérpretes que se abrió camino, en un mundo donde los hombres eran palabras mayores.

Amiga de Sandra Mianovich, Fabiana Cantilo y Patrica Sosa, por nombrar algunas figuras, la cantante y actriz cultivó un estilo con el que se destacó en diferentes hitos de su carrera como lo fue la Operita “María de Buenos Aires”.

Pero la vida, también le puso grandes pruebas por superar. Seis años atrás le detectaron cáncer de mama y se sometió a un tratamiento y operación, que pudo superar hasta una recaída en 2020, por la que fue intervenida nuevamente con éxito. En el medio, se sumó a una campaña para concientizar sobre la importancia de detectar la enfermedad a tiempo.

-Hoy ¿te sentís más fuerte luego de superar la enfermedad?

-Sí, soy fuerte aunque yo no me de cuenta. Tuve una segunda operación muy difícil en 2020, pero entré al quirófano agradeciendo a la vida, con una predisposición interna espiritual fuerte para seguir en este plano.

-Estas situaciones difíciles que te puso la vida, ¿te llevaron a un camino más espiritual?

-Muchas veces pienso que yo no me conozco demasiado bien. Porque ante situaciones difíciles que pasé, básicamente de salud y pérdidas de seres queridos en situaciones trágicas, hay algo adentro mío como dice la canción de Eladia: “Y me muero de miedo pero sigo adelante”. Porque soy una persona miedosa, medio dramática, pero evidentemente quiero vivir y soy agradecida de lo que tengo. Vengo de una familia humilde, trabajadora, me siento muy afortunada con todo lo que conseguí en la vida y con todo lo que me falta conseguir. Y agradezco hacer lo que me gusta, tener dos hijas hermosas, con caminos artísticos hermosos. Soy espiritual, pero no rezo, si en situaciones límites me he puesto a meditar y estar conectada con eso que no se ve, pero se siente.

-Sos parte de una generación de cantantes mujeres que han tenido que derribar barreras en un mundo de hombres, ¿vos cómo lo viviste?

-En mi caso cuando comencé a cantar muy joven, me casé, fui mamá y el trabajo que tenía me alcanzaba para repartirme entre mi familia y el trabajo. Y nunca tuve problemas con los hombres, como por ejemplo tuvo Patricia Sosa que cantaba rock y era un ambiente sectario con las mujeres, por suerte eso cambió. Pero hay que destacar que desde la aparición de Madona o la misma Mercedes Sosa lograron tener un lugar, aunque siempre fueron las menos. Y ahora es común ver una bandoneonista, una bajista, grupos todos de mujeres, rockeras, traperas. Y ese fue un camino que se fue abriendo y se hace más presente. Hoy hay un abanico más equitativo con los nombres, pero cuando comencé a grabar discos, en las compañías decían que los hombres vendían más discos, porque las que compraban los discos eran las mujeres (ríe).

-Sos amiga de muchas cantantes de tu generación, ¿hubo competencia en algún momento entre ustedes?

-A esta altura no, nos bancamos, nos ayudamos. Soy muy amiga de Sandra, de Patricia. Pero me acuerdo que en los comienzos mi vieja me decía: tal no canta bien, vos cantas mejor. Pero era eso, no había competencia, sí soy celosa. Quizá cuando era joven y no me sentía tan segura miraba el éxito de otras cantantes, me daba un poco de celos.

-Y esa inseguridad ¿tiene que ver con tu personalidad o con la crianza a las mujeres en una época?

-No, tiene que ver con la personalidad. Desde chica era una niña muy tímida, que no podía hablar mirando a los ojos. Después en la pre adolescencia cuando comencé a estudiar canto se fue diluyendo. Yo recuerdo que Fabi o Sandra tenían una personalidad tremenda y soy arrolladora. Pero hasta el día de hoy pienso las cosas, porque soy muy para adentro.

-¿Has compuesto alguna canción?

-No me surge. He escrito algunas cosas, pero soy tan autocrítica, me doy con un caño, entonces las dejo de lado. En mi caso si me vienen historias, letras y alguna vez escribí junto a Tato Jurevich, o con Fabi Cantilo que para este disco me pidió una idea y me compuso una canción especialmente para mí, con la base que le pasé. Pero soy actriz básicamente, soy intérprete.

-¿Qué canción te moviliza y te abre algo especial al interpretarla?

-Justamente el 17 de marzo se cumplen 30 años del atentado a la AMIA, y me surge “Con las alas del alma”, que es una canción que estrené en el año 1992. Y justo Eladia Blázquez me acerca esa letra y dice: “Me levanto entre escombros sin perder el aliento. Y me voy de la sombra por algún filamento”. Esa canción me pega en un lugar bastante importante y sobre todo por nuestra historia.

Pero si me hablas del último disco, la canción “Sos” que le dio título al disco, cada vez que la canto, después de la operación y lo que viví estos años toma otra dimensión. Tiene un mensaje de que volvamos a ser luz, en lo interno. O la canción “Carta de un león a otro”, que fue mi carta de presentación en el ‘83 y justo nació mi primera hija, volvimos a la democracia. Entonces cada vez que la canto me lleva a ese momento. Y en general hay algunas canciones que me llevan a un encuentro interno personal.

La Ficha

JULIA ZENKO TOUR “VUELVO A SER LUZ”

Día y hora: hoy, a las 21.

Lugar: Teatro Mendoza (San Juan 1427, Ciudad).

Entradas: $700, $1000 y $1300. En entradaweb.com.ar y boletería.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA