lunes 19 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
El actor protagoniza "Un enemigo del pueblo" y hoy habrá una función especial y un encuentro con el público vía Zoom.
Espectáculos

Juan Leyrado: “Creo que es un buen momento para evaluar lo personal”

El actor protagoniza la obra “El Enemigo del Pueblo”, con dirección de Lisandro Fiks. Un clásico multi premiado que esta noche tendrá su función especial por la plataforma Teatrix. Habla sobre la necesidad de volver a actuar y la incertidumbre de los artistas.

El actor protagoniza "Un enemigo del pueblo" y hoy habrá una función especial y un encuentro con el público vía Zoom.
Sólo suscriptores

Juan Leyrado tenía su año programado entre el teatro y una miniserie. Pero antes de iniciar la gira nacional con “Extra Virgen” la obra que escribió y estrenó en el verano planeaba un descanso por en Mendoza.

“Tengo amigos y amo ese lugar. Yo tengo pasajes para ir a descansar allá y quedaron para abril. Los voy corriendo, asi que mi primer viaje de aire va a ser para allá y estar con amigos”, comenta sobre el viaje trunco y el deseo de hacerlo pronto.

Pero en medio de la cuarentena, Leyrado aprovechó para despuntar el vicio con la pintura y explotar la creatividad por ese costado. Y ve como una oportunidad de encuentro con el público la función especial por streaming de “Un enemigo del Pueblo”, la obra de Henrik Ibsen adaptada y dirigida por Lisandro Fiks. Una producción multi premiada, incluido el premio Ace de Oro al actor y Mejor Obra, que se resignifica en estos momentos y al llevarla a la actualidad nacional es digna de transitar y reflexionar.

“Es una obra que perdura en el tiempo, un clásico que su planteo está a la orden del día e interesante para ver en este momento. Con una muy buena adaptación, que la actualizó y la llevó a la actualidad de la Argentina. Y después compartir una charla con los espectadores, que es una forma de acercarse”.

Leyrado protagoniza la adaptación de un clásico del teatro y que tiene el reconocimiento de la crítica y el público.

En la trama el conflicto se inicia porque el agua del balneario del pueblo está contaminada. De un lado, un hombre y su denuncia para cerrarlo. Del otro, el dueño del balneario que no quiere perder las fuentes de trabajo y la afluencia del turismo. ¿Quién tiene razón?

Los engranajes de la maquinaria del poder, la corrupción y los intereses económicos quedan a la vista en esta versión, donde Leyrado interpreta al implacable Dr. Stockman. Pero en esta adaptación, el público también es interpelado como el pueblo para hacer visible la necesidad de comprometerse políticamente más allá del voto.

Raúl Rizzo, Viviana Puerta, Lisandro Fiks, Romina Fernández y Bruno Pedicone son parte del elenco de una de los dramas más aclamados de los últimos años del teatro porteño, que pone en el tapete temas incómodos como la ética y los dilemas de una sociedad corrompida por la corrupción.

-Rescatás que el registro de la obra es bueno y eso es importante en el hecho de ver teatro en el lenguaje audiovisual.

-No hay competencia entre el teatro y lo audiovisual porque son diferentes formas. Porque nunca la televisión va a reemplazar una obra de teatro. Pero está muy bien hecho porque se grabó durante una función, con las cámaras ocultas. No es una adaptación para la teve.

-¿Cómo te llevas con la virtualidad siendo la única salida en estos momentos para el trabajo de los actores?

-Los actores y actrices extrañamos porque el hecho no solo de ir a trabajar. Si no que al hacer algo que le gusta, hay mucho puesto ahí y poner todo el cuerpo es una especie de catarsis para el actor. Ahora hay un tapón y te chocas con una pared. Y esa carga no se descarga solamente actuando. En mi caso pinto, pero un pintor lo puede hacer porque lo hace en su casa.

-¿Es una especie de catarsis la pintura para vos?

-No soy pintor, ni artista plástico. Cuando tengo ganas lo hago y hago un poco de catarsis cerebral, pero no física. Ahí no interviene más que el músculo y la imaginación. Pero hay algo que tiene que ver con lo físico y esa energía liberadora, cuando subo arriba del escenario hago un ejercicio. Que no es solo mental si no con el cuerpo y un ejercicio emocional.

El actor confiesa que el escenario es un lugar de descarga emocional y física.

-Te animaste a escribir la obra “Extra virgen”, ¿te despertó la posibilidad de escribir algo nuevo?

-Siempre me gusta escribir y estoy escribiendo un proyecto. Va surgiendo pero lleva su tiempo. Me interesa y me divierte y voy a ver a dónde va.

-¿Ves una pronta salida para el teatro?

-Creo que de a poco se va a ir normalizando, pero hay una serie de protocolos que se están aceptando por parte de los empresarios y los artistas, para empezar de a poco. Seguramente para el verano va a ver una actividad, no de una manera plena sino con salas a la mitad. Y eso no cubre ni la producción, ni el pago de los actores que cobran un porcentaje. Pero es una forma de reactivar y recién el año que viene se va a normalizar con un protocolo estricto para cada actividad. Aunque van a pasar muchos meses y los actores y las actrices vamos a estar sin una entrada económica durante un año. Y es muy duro como para cualquier trabajador. Algunos somos privilegiados porque tenemos nuestra casa, pero hay un 95% de gente desocupada. Porque nosotros no tenemos una ayuda, somos independientes, firmamos contratos esporádicos, es muy rara nuestra situación.

-¿Qué proyectos quedaron pendientes?

-Ya tenía todo el año planificado con el teatro entonces dejé otros proyectos de lado. Pero quedó pendiente una miniserie. Veré cuando se active todo y salgamos de este impasse extraño. Y vamos a ver si aprendimos algo de nuestra soledad, algo que nos pueda ayudar.

-¿Tenés esperanza de que cambie algo?

-Siempre hay posibilidades, con pandemia o sin pandemia. De uno modificarse. Si creo que es un buen momento para evaluar lo personal, lo que tenemos que modificar, en beneficio de uno y de los demás. Y si hoy salimos sin pensar en el daño que podemos causarnos y causar a los demás, esa es una postura difícil de modificar.

La ficha

Un Enemigo del Pueblo

Actúan: Juan Leyrado, Raúl Rizzo, Viviana Puerta, Lisandro Fiks, Romina Fernández y Bruno Pedicone.

Adaptación y dirección: Lisandro Fiks.

Función: hoy, a las 21, con una invitación vía Zoom luego de la función.

Entrada: $300. A través de www.teatrix.com. No hace falta ser abonado a la plataforma, aunque la suscripción tendrá un 50% de descuento.