martes 1 de diciembre de 2020

El guitarrista y compositor Gustavo Bruno estará este miércoles compartiendo su disco.
Espectáculos

Gustavo Bruno llega con su disco “Cuna” al Ciclo de “Escuchas Shagradas”

Con el objetivo de promover nuevos materiales y rememorar antiguos trabajos discográficos, la distribuidora lanzó este programa por su canal de Youtube.

El guitarrista y compositor Gustavo Bruno estará este miércoles compartiendo su disco.

“El espíritu es juntarse a escuchar un disco, algo que con los años se fue diluyendo y es algo que estaría bueno recuperar. Gente que se reúna a debatir sobre determinado disco, se hace con otras prácticas, pero con la música se ha perdido.”

Así explica Gustavo cuál es el fin de este ciclo que cada miércoles a las 22 reúne a su público para compartir juntos un momento con la música, un espacio de debate y difusión de los artistas independientes que exponen sus trabajos.

Esta iniciativa que busca fomentar y traer a colación trabajos discográficos del sello independiente Shagrada Medra comparte con sus seguidores a través de su canal de Youtube, comenzó a mediados de septiembre e invita cada miércoles a compartir una nueva obra.

Es una reunión de amigos para escuchar un álbum completo de Shagrada Medra. En cada escucha se hace un chat en vivo donde se pueden hacer preguntas sobre detalles técnicos o creativos de aquello que se esta escuchando, tener un ida y vuelta inmediato con los artistas del sello. No se toca en vivo, es la escucha de un disco”, explica Gustavo Bruno, quien hoy presenta su disco.

Editado hace 6 años atrás, reviven las canciones que conforman “Cuna”, el trabajo mayoritariamente instrumental del músico con un solo tema cantado por Patricia Cangemi, en resto son composiciones personales o de amigos que reversionó el autor.

“Si hay algo que atraviesa todo el disco es la presencia casi constante de mi recordado amigo Eduardo Pinto, con quien yo venia tocando hace años y de quien creo volqué sus enseñanzas en estas canciones”, expresa.

Esta iniciativa nace en el marco de los 30 años del sello junto con su lanzamiento en las plataformas digitales. Shagrada Medra es un sello que se dedicó a sacar discos físicos de artistas corridos de la música comercial, dando un lugar muy importante para quienes no pertenecemos a los cánones comerciales.

La propuesta reúne a artistas de la escena independiente donde se sumaron Analía Garcetti, Luis Barbiero, Martín Neri, Tere González, Dúo Tardeagua, Eduardo Pinto, entre otros.

- ¿Qué significa para los músicos tener este espacio en medio de esta crisis tan fuerte que transita la cultura?

Es un mimo tener un lugar donde volcar esas expresiones que no se acercan a lo comercial, cuesta mucho encausar en los medios y mucho más en estas épocas. Todo nuestro trabajo se ha visto afectado de una manera espantosa, yo no trabajo desde marzo, no hay dónde. Yo que me dedico solo a tocar y grabar, las posibilidades de trabajo en este momento son nulas.

- ¿Cómo ves las herramientas virtuales que se han puesto a disposición en la pandemia?

Son maravillosas, en lo personal no he podido volcar contenidos que tengan que ver con lo laboral, pero si las he utilizado para cuestiones de estudio.

- ¿Cuál es la clave de mantenerse fuerte en estos tiempos que corren?

Si la nueva rutina te lo permite, es un momento maravilloso para el estudio, la composición y cosas que uno deja para cuando haya tiempo, ahora existe y está acá. Quienes hayamos tenido posibilidad de llevar lo económico, pudimos dedicar tiempo cuestiones creativas y de estudio, pero aquellos que no, no creo que la estén pasando bien, la ayuda del Estado ha sido nula. La situación de cada uno divide aguas.

Sobre Shagrada Medra

Es un proyecto cultural que surge hace treinta años en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, con la necesidad de crear un catálogo que diera cuenta de diferentes expresiones musicales de la región. Es también un testimonio del tiempo que vivimos y de como la música con sus cultores nos va brindando su propia lectura, su crónica y sus esperanzas a través de sus obras.

El nombre “Shagrada Medra”, surgido en paisajes oníricos de uno de los integrantes de esta iniciativa, vino a nombrar, en la vida real, ese cúmulo de sueños y energías gracias a los cuales se fueron delineando los fundamentos que sostienen el proyecto.

Más allá de las diferencias de género que cada trabajo propone, existe un eje que da unidad al catálogo, en donde prima la dedicación artesanal y una búsqueda de la identidad del artista sin concesiones.


Por las redes