Fernando Sanjiao llega a Mendoza con su unipersonal: “Decidí hablar de la pandemia porque genera mucha liberación”

Fernando Sanjiao llega a Mendoza con su unipersonal "Solo".
Fernando Sanjiao llega a Mendoza con su unipersonal "Solo".

El comediante líder en el país trae a la provincia “Solo”, su show creado en pandemia donde ahonda en las vivencias durante un año interminable. Hoy en la Nave UNCuyo.

El humor llega a las tablas mendocinas de la mano de Fernando Sanjiao. El comediante y líder del Stand Up trae su nuevo unipersonal, nacido durante la pandemia.

Con una estrecha relación con nuestra provincia, a la cual ha asistido en más de una ocasión con sus obras multitudinarias, esta vez Fernando se enfrenta a un nuevo desafío: por primera vez pisará los escenarios de Mendoza en solitario.

“Cada show es un desafío y que la gente pueda recorrer mi universo, más cuando es un unipersonal y tiene que hacer que la gente vaya por es el universo, es un trabajo y una responsabilidad”, explica el comediante, quien se presenta esta noche a las 21 en la Nave UNCuyo.

“Lo más difícil de la comedia es que te presten atención, por lo que meterlos en tu mundo es el mayor desafío.”

Con gran experiencia en el Stand Up, especiales del género en Comedy Central y Netflix, y siendo el guía de grandes figuras como Lucho Mellera, Soy Rada, Fernanda Metilli, entre otros, Fernando trae “Solo”, su unipersonal nacido en pandemia.

“El show se generó en pandemia porque veníamos actuando en grupo con el show ‘Mucho’ y de pronto cuando arrancó la pandemia, los aforos eran del 30% y había que volver con un unipersonal”, cuenta.

“Acá hablo mucho de pandemia, de crecer en clase media, por más que la gente haya vivido o no exactamente lo que yo viví, es meterlos en mi mundo. No es fácil pero cuando se genera es increíble.”

"Hoy se pueden hacer chistes con muchas cosas pero nos tenemos que hacer cargo, el estereotipo queda en un lugar de hacernos cargo de qué nos pasa con ciertas cosas."
"Hoy se pueden hacer chistes con muchas cosas pero nos tenemos que hacer cargo, el estereotipo queda en un lugar de hacernos cargo de qué nos pasa con ciertas cosas."

Aunque con los cambios constantes que vivimos a diario en relación al tema central, asegura que “el show se modifica todo el tiempo, es algo muy vivo que vamos hablando y contando con la gente, si pasó algo en la semana, y en algún momento la gente participa también.”

Este show viene de una racha importante en el Paseo La Plaza de Buenos Aires. Con la apertura de fronteras y espacios, el comediante decide embarcarse en una gira que lo trajo hacia la zona de Cuyo.

En este stand up, Sanjiao explica que se trata de una especie de terapia, donde se exponen diferentes situaciones que pudimos haber vivido todos, o no, pero que se sentirán en primera persona.

El humor en el 2021

Aunque tiene un humor bastante tranquilo en relación a otros comediantes, donde él mismo admite que no le gusta incomodar a la gente, asegura que hoy en día el humor tiene cualquier frontera, siempre y cuando uno se haga cargo de ello.

“No hago eso de señalar y quedarme del otro lado, pero si a veces capaz lo más difícil es cuando hablo de discriminación”, explica. “Es interesante porque la gente se ríe mucho pero también esta eso de ‘lo hago’, entonces pueden ser un poco incómodos y tiene que ver con cosas que hacemos pero hay un perdonarse. Eso refleja que hemos crecido en una sociedad con cosas antiguas que hoy dejamos atrás.”

En el humor, dice, encuentra cierta libertad para exponer posturas, temas incómodos y hasta ciertas verdades. “A mí me interesa ese lugar del padecimiento de lo que a uno le pudo haber tocado sufrir o hizo, entonces el humor me sirve para hacerme cargo.”

“Acá hablo mucho de pandemia, de crecer en clase media, por más que la gente haya vivido o no exactamente lo que yo viví, es meterlos en mi mundo. No es fácil pero cuando se genera es increíble.”
“Acá hablo mucho de pandemia, de crecer en clase media, por más que la gente haya vivido o no exactamente lo que yo viví, es meterlos en mi mundo. No es fácil pero cuando se genera es increíble.”

Sin embargo, asegura que hoy por hoy, no hay temas tabúes o complejos para abordar, siempre haciéndose responsable el comediante de lo que dice y cómo lo dice.

“Todas estas situaciones que quizás a uno le incomodan o esta eso de ‘ahora no se puede hacer chistes con nada’, yo creo que al contrario. Hoy se puede hacer chistes con muchas cosas pero nos tenemos que hacer cargo, el estereotipo queda en un lugar de hacernos cargo de qué nos pasa con ciertas cosas. Al comediante le da más personalidad en algún punto y esta bueno.”

-A veces hablas de “este show fue increíble”. ¿Cuál es el ingrediente principal para considerarlo de esta forma?

El buen show tiene que ver con que te vaya bien en lo que haces pero también en la relación con el público, que haya un ida y vuelta. Cuando yo arranqué haciendo stand up era un género que costó que creciera y de a poco se fue abriendo a otros lugares, yo hace 18 años que lo hago y cuando comenzó a funcionar estaba ese comentario de ‘vayan a tal lugar que está funcionando bien’. Cuando se empieza a formar esa relación con los lugares, se va generando una onda propia.

-¿Cómo fue esa primera impresión de subir al escenario y ver el distanciamiento y al público con el barbijo durante todo el show?

Nosotros tenemos que convertir la tragedia en la comedia, acá venimos de una gran tragedia y se genera de ahí algo de que todos están con barbijo y es casi lo primero que mencionó. Es raro que todos estén ahí y lo primero es ¿qué comieron? Porque lo sienten en el barbijo y ya generamos ahí una charla porque está muy presente. Por eso también decidí hablar de la pandemia porque se genera mucha liberación, nos reímos de eso que el comediante dice arriba del escenario.

-¿Hay alguna anécdota ahí que siempre recuerdes de algún show?

Nos gusta reírnos mucho de cuando nos fue mal o fue incomodo. Me acuerdo un evento que me invitaron en Salta y estaban todos bailando, los hicieron entrar para que yo entre y fue el peor momento de la fiesta para entrar. Nadie se reía y empezaron a sentir lástima de mí, el único que se reía era el que me había contratado y se reía mucho, demasiado. Y encima el sonidista cuando hacía un remate me ponía música graciosa, así que fue muy vergonzoso.

-Participaste del streaming durante la pandemia, ¿te sirvió la experiencia de los especiales televisivos para encontrarle la vuelta?

Con el streaming nos obligamos a cambiar la modalidad, fue prueba y error y nos dimos cuenta que no se podía hacer stand up de la misma forma que en los especiales, nos faltaba el público. Entonces con Lucho Mellera lo que hicimos fue un show interactivo donde la gente hablara, tirara temas, en algún punto el zoom nos subía a todos arriba del escenario. Generamos un show que se llamaba ‘El charlatorio’ e interactuábamos, estábamos todos ahí y durante la pandemia había mucha necesidad de la gente de ver contenidos y a nosotros de buscarle la vuelta.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA