“E.T. El extraterrestre”: A 40 años del estreno, recordamos el día que 1700 niños mendocinos vieron la película gracias a Los Andes

"E.T." se estrenó el 11 de junio en Estados Unidos, pero llegó a Argentina recién el 25 de diciembre de 1982.
"E.T." se estrenó el 11 de junio en Estados Unidos, pero llegó a Argentina recién el 25 de diciembre de 1982.

El aniversario del clásico de Steven Spielberg nos lleva al avant-premier solidario que organizó este diario en 1982, con el motivo de acompañar el que fue uno de los sucesos cinematográficos más grandes del siglo.

Podría decirse que el 11 de junio de 1982 empezó oficialmente el fenómeno: “E.T. El extraterrestre” se estrenó en los cines de Estados Unidos (unos días antes se había visto en el Festival de Cannes) y de ahí, literalmente, la taquilla voló más alto que su protagonista en la famosa escena de la bicicleta.

Steven Spielberg, que por entonces tenía solo 34 años, ya era indudablemente el rey de Hollywood por éxitos como “Tiburón” (1975, para saber más de lo que significó mirar el episodio 1 de “Voir”, en Netflix) e “Indiana Jones y los cazadores del arca perdida” (1981). Pero nada se comparó con “E.T.”, que lo llevó a ostentar nada menos que el título de director de la película más taquillera de la historia, desplazando a Star Wars” (1977).

Con un presupuesto de apenas 10,5 millones de dólares, alcanzó los 793 millones a nivel global y, se estima, llegó a darle al director una ganancia de 500 mil dólares diarios. De hecho, tuvieron que pasar 11 años para que otra película superara su popularidad: fue “Jurassic Park”, también de Spielberg.

No hay mucho nuevo que se pueda decir de un clásico como éste. Aunque quizás los números y el fervor que suscitó en los espectadores de todo el mundo, y también en Mendoza, puedan darnos una idea del clima que generó en la época.

Merchandising para todos

Todos los fabricantes de juguetes, golosinas, bicicletas, figuritas, bicicletas y ropa querían tener al pequeño alienígena en sus productos, lo que llevó a que incluso antes del estreno global se firmaran once acuerdos de licencia para la reproducción de su imagen. Jugadas comerciales muy arriesgadas, pero que resultaron en grandes ganancias.

Es que la Navidad de 1982 fue el punto culminante del boom “E.T.”, y se estima que movió más de mil millones de dólares por el merchandising. Por poner un ejemplo: en septiembre de ese año se pusieron en circulación 15 millones de muñequitos de E.T.

El caso más rimbombante fue el del videojuego “E.T. The Extraterrestial”, desarrollado por Atari. Esta empresa llegó a conseguir por unos 20 millones de dólares la licencia para usar el nombre, pero con el percance de que no tuvo tiempo suficiente para hacer un producto digno para los fanáticos. Pero como quisieron lanzarlo sí o sí para la Navidad tuvieron que ponerse a trabajar a contrarreloj durante cinco semanas.

Fue el primer “crash” de la industria de los videojuegos. El éxito de ventas inicial se dio vuelta rápidamente cuando los niños empezaron a devolver el producto alegando enormes deficiencias. Atari tuvo pérdidas millonarias y se vio obligada a destruir millones de unidades que tenían en stock.

Algunos productos derivados de la película a veces viajaban más rápido que el propio filme. Fue el caso del libro “E.T: The book of the Green Planet”, firmado por William Kotzwinkle, inspirado en el guion y que tuvo ventas de más de un millón de ejemplares solo en julio de 1982.

En una expectativa desmesurada, el libro se distribuía en Mendoza en noviembre de 1982, cuando la película siquiera estrenaba aún en los cines argentinos.

Los Andes reproducía el 28 de ese mes la reseña hecha por Javier Vergara Editores, que publicó el libro: “El lector enfrenta ‘E.T. El extraterrestre’ con un doble condicionamiento: saber que este libro es en realidad una novela hecha a partir de un guion cinematográfico, lo que invalida en parte el aspecto literario original, y seguido, tratar de ‘visualizar’, a cada instante, las distintas alternativas del volumen; es decir, sobrepasar lo meramente literario y trasladarse en un plano donde la imagen cinematográfica predomina, a sabiendas de que ‘E.T.’ puede convertirse en el filme más taquillero de todos los tiempos”.

E.T. y una función inolvidable

La historia del estreno en nuestra provincia está relacionada íntimamente con diario Los Andes. Y supone incluso una de las páginas más emotivas de la historia de este medio.

A finales de 1982, este diario se acercaba a su centenario, que se cumpliría al año siguiente. Y en ese marco organizó muchas actividades y distintas celebraciones a lo largo y ancho de la provincia.

Los Andes cubrió el evento y lo publicó al día siguiente. Foto: Archivo DLA.
Los Andes cubrió el evento y lo publicó al día siguiente. Foto: Archivo DLA.

Diciembre coincidió también con lo que fue evidentemente una jugada comercial de la distribuidora y los cines argentinos: estrenar “E.T. El extraterrestre” apenas comenzaran las vacaciones de verano, el 25 de diciembre, para asegurarse que ningún niño o niña se perdiera la oportunidad de ir a ver el suceso del año.

El 12 de diciembre, este diario anunció que ofrecería un avant-premier totalmente gratuito para niños mendocinos el miércoles 15 de ese mes. En colaboración con el antiguo Cine Ópera, donde se hizo la proyección, y de la distribuidora, Cinema International Corporation, Los Andes tuvo una iniciativa solidaria que sin duda quedó en los recuerdos de más de un niño.

Fue, de hecho, una de las patas locales para un evento que la distribuidora venía haciendo en otras partes del mundo: el antecedente inmediato fue una enorme función solidaria en La Plata, con el motivo también del centenario de la fundación de la capital bonaerense.

Se lee en las páginas impresas de ese día: “A la función, a efectuarse el miércoles a las 10 en la mencionada sala, asistirán niños de colegios alejados, particularmente de zonas rurales, así como también de establecimientos dependientes de la Dirección Provincial del Menor. También está prevista la presencia de ancianos de dos asilos existentes en nuestro medio. Es que el sentido de esta reunión es brindar un día de solaz y esparcimiento a pequeños de zonas periféricas y a aquellos que ya han ofrecido su aporte a la comunidad y transitan por la tercera edad”.

Los Andes cubrió también el evento, y el jueves 16 de diciembre de 1982 publicaba que habían asistido alrededor de 1700 niños de toda la provincia. Todos ellos tenían entre 3 y 12 años y provenían de hogares y zonas rurales, por lo que fueron desplazados hasta la sala en colectivos especialmente contratados por el diario. En la función también se les regalaron Coca colas, globos, alfajores y otras golosinas.

Algunas fotos tomadas esa mañana dan cuenta de una felicidad imborrable. Esas que solo da el cine, que nos invita a imaginar otros mundos posibles.

Pocos días después, el sábado 25 de diciembre, “E.T. El extraterrestre” se empezó a exhibir en el Cine Lavalle.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA