domingo 29 de noviembre de 2020

El actor Esteban Lamothe proyecta su futuro dirigiendo. Mientras tanto, protagoniza este filme de Netflix basado en una historia real.
Espectáculos

Esteban Lamothe, protagonista de “El cuaderno de Tomy”, el próximo estreno de Netflix

En una charla íntima, el actor cuenta la historia, su experiencia, en la nueva producción que protagoniza junto a Valeria Bertucelli, dirigidos por Carlos Sorín.

El actor Esteban Lamothe proyecta su futuro dirigiendo. Mientras tanto, protagoniza este filme de Netflix basado en una historia real.

“Tener cáncer es como tener gripe, nada vergonzoso pero mil veces peor”. Así presenta esta historia el trailer de la nueva producción argentina junto a Netflix. La historia de María “Marie” Vázquez reflejada en un largometraje llega la próxima semana a la plataforma on demand con una temática que impactará en los espectadores.

Basada en el libro “El cuaderno de Nippur”, esta es la historia de María, una mujer a quien le diagnosticaron cáncer terminal y que, en lugar de sumirse en lo negativo, busca un refugio en la escritura.

Dejándole un mensaje a su pequeño hijo de 3 años, escribe un libro para él donde le deja enseñanzas que no podrá compartir cuando él sea mayor. Y, por otra parte, su segundo refugio lo encontró en Twitter exponiendo lo que es la vida de una persona con una enfermedad terminal, contando su historia.

María falleció el 21 de abril de 2015 y su historia dio vueltas por diferentes medios alcanzando un reconocimiento importante en nuestro país. Ella expuso sin problemas lo que vivía una persona con cáncer y la vida afrontando una enfermedad.

Su versión cinematográfica llega a Netflix dirigida por Carlos Sorín y protagonizada por Valeria Bertucelli como María y Esteban Lamothe como su marido Sebastián.

“Tenía muchas ganas de trabajar con Carlos y Valeria. Además, cuando me llegó el guión, yo no conocía la historia, fue también una bendición recibir un personaje así después de venir con otro estilo de personajes. Y también un poco tenía ganas de hacer otras cosas”, cuenta Esteban en conversación con Los Andes.

Después de haberlo visto en papeles como en “El Marginal” o “Puerta 7″, sorprende con un personaje sensible y compañero que apoyará a su pareja en las decisiones que afrontan la enfermedad.

“Era la posibilidad de trabajar con un director super sensible y que admiro un montón, además de la posibilidad de trabajar con Valeria iba a ser algo hermoso. Fue un rodaje re intenso, agotador pero re lindo, con la comunión, todos los que estaban ahí querían estar ahí. Habíamos querido trabajar con Carlos, él me había convocado para una película hace mucho que al final no se hizo, entonces había quedado ese deseo pendiente. Cuando me llamó y me llegó el guión fue todo ¡sí, sí, sí!, si a Valeria, si a Carlos, si a contar esa historia y a hacer ese personaje. Me parece que tenía ganas de hacerlo.”

Una historia sobre la aceptación y el amor

La historia de María fue inspiradora y emotiva en muchos sentidos. Una mujer que con todas las fuerzas acompañó a su pequeño hijo mientras estuvo e incluso después también.

En esta historia se tocan diversos temas que invitan al debate y la charla: la eutanasia, el rol de las redes sociales, el amor descomunal de una madre y la lucha para la supervivencia.

Cuando le preguntamos a Esteban sobre su aceptación en el rol de Sebastián y su relación con la historia, admitió que el tema es algo que todos hemos vivido o viviremos en algún momento.

“Me ha tocado acompañar a amigos en enfermedades, entonces en ese sentido me tocaba un poco, conozco el asunto y creo que todos conocemos un poco el asunto. O tenemos a alguien o tuvimos a alguien, es bastante popular y ni hablar la muerte, cuando te dicen que te vas a morir es como que te dicen algo raro pero lo único seguro en la vida es que te vas a morir. Es una película que también viene a entablar eso que a nadie le gusta hablar.”

Una historia que aborda el cáncer desde una mirada más emotiva.Netflix

Y por supuesto, habló sobre su encuentro con el verdadero Sebastián, que después de 5 años de la partida de Marie sigue apostando a difundir su historia.

“Él me abrió las puertas de su casa y yo estoy re agradecido porque eso fue muy revelador para poder actuar, para hacer el personaje. Era algo intenso y como está basado en una novela, nosotros no hacemos de ellos. Me sirvió el encuentro, pero más me sirvió la charla, los libros, hay algo ahí bastante revelador de ellos.”

- Uno de los ejes de la historia es la eutanasia, el poder de decidir cuándo el paciente quiere irse. ¿Cuál es tu postura respecto al tema?

- No es muy distinto a lo que opina el personaje. Estoy a favor de que las personas decidan, en tanto y cuanto estén en sus cabales sobre su cuerpo, cualquier tipo de decisión. Debería ser respetada y contemplada. En el medio esta la iglesia, la medicina tradicional, estirarle la vida a cualquier precio, esas cosas se tienen que discutir en el Congreso o el Senado, la sensación de que esas cosas ocurren, están, existen, pero no son legales. La sedación, la eutanasia, los límites entre una cosa y la otra. Lo que tiene la película además de que me parece re linda y honesta, es que dan ganas de charlar después.

- Otros de los temas son las redes sociales y el apoyo que pueden brindar en momentos como el que transitaba María…

- A mí a priori no me parece bien o mal, creo que María Vásquez fue una de las pocas personas que yo conozca que le ganó a Twitter. Yo, más allá de cosas que uno pueda poner en redes sociales de que te gusta algo o querías compartir algo o un trabajo, más que eso en mi caso el 80% del tiempo que consumo redes sociales es porque veo boludeces y cosas que no me generan más que ansiedad. Creo que ella fue una de las pocas personas que uso a Twitter y no Twitter a ella, ella lo uso y lo exprimió, nadie lo uso de una forma tan útil. Después si una persona se está muriendo y quiere compartir lo que haga, lo que esa persona decida hacer yo respeto y trataré de que puedan en tanto que no perjudique a los demás. Si queres transmitir tu quimioterapia en un vivo de Instagram hacelo, la decisión debe ser respetada.

Desafíos en su profesión

Trabajando en su carrera actoral, Esteban ha experimentado diferentes papeles, tiras, series y películas, indagando en lo que más disfruta hacer. A principios de 2020, se estrenó Puerta 7, una serie original de Netflix que protagonizó junto a Dolores Fonzi, Carlos Belloso y Juan Gil Navarro.

Ese fue su primer acercamiento directo con la plataforma que cada vez toma más influencia a nivel mundial. Este proyecto abrió el abanico a nuevos proyectos, como lo es la película que esta a punto de estrenar.

“Hay un vínculo muy bueno, fueron proyectos muy distintos que disfrute mucho y labure muy cómodo y el deseo mutuo de seguir haciendo cosas juntos está y me parece que también tiene que ver con mi deseo de hacer películas o series, no me imagino de nuevo en una tira o novelas de 80 o 100 capítulos. Estuvo bueno y me parece que la cosa va por otro lado”, cuenta el actor respecto a su relación con la producción de la plataforma.

Pero no sólo es la actuación su meta de este año. Lamothe comenzó a indagar en el papel del director y se lanzó a nuevos desafíos en ese sentido. Produjo dos cortometrajes: uno en Cine.ar que se llama “El Bosque” y el otro se estrenó en octubre en el Festival de Cine Fantástico.

Sumado a esto, adelantó que se encuentra trabajando en un largometraje de ficción titulado “Las dimensiones”, que espera protagonizar junto a su familia.

“El guión que estoy escribiendo tiene una estructura que comienza con una escena realista de un drama familiar, y de hecho actuaría yo, mi hijo, mi novia Katia y Julieta la mamá de mi hijo. Después en un momento mi hijo se pierde en un campo y ahí empieza una historia más fantástica, tipo Laberinto. Esos personajes me gustan.”

Y aunque admite que está en pleno proceso de escritura, sus expectativas son altas. “Me imagino actuando, pero también dirigiendo y produciendo. Tengo muchas ganas y estoy contento con los cortos, fui aprendiendo y me siento más seguro de hacerlo.”

- ¿Cuáles han sido las principales diferencias en tus últimos trabajos con respecto a las producciones en la TV Argentina?

- Esta buena esa idea de las novelas, pero me parece que se está extinguiendo y esto otro, es más global, todavía no explotó todo lo que puede explotar y que lo pasen en Latinoamérica de repente permite que te manden mensajes de los países de habla hispana. Me gusta eso, las novelas son más frenéticas y esto es más tranquilo, quizás tiene un poco que ver con la edad también, tengo 43 años y ya quiero estar más tranquilo.

- Respecto a tus proyectos personales, ¿cómo afrontaste todos los meses sin poder trabajar?

- Lo he llevado como pude, tuve la bendición de que repitieron una novela y tuve algo de dinero por eso, una noche le pedí a San Cayetano y me mando la novela. Y aproveche para escribir, terminar de editar el corto, escribir este proyecto que se llama “Las dimensiones” y estoy colaborando con otros dos amigos que están escribiendo.

- ¿Y con tu hijo pudiste pasar tiempo?

- Y con Luis, mitad del tiempo está con Juli y mitad conmigo, enseñándole a leer y escribir. Conmigo hace la tarea de lengua y con la mamá la de matemática. En eso, tratando de que no juegue mucho a la computadora, esas batallas que estamos teniendo los padres.

- Hablaste de que protagonizaría tu película, ¿Se está avocando a la actuación?

- No, a él no le gusta, él me dijo “Yo sólo actúo en tus películas”. No quiere actuar, pero en esta sí, le gusta porque es fantástico. Me tira ideas, por ahí idea re caras y pues no mi amor (ríe).