martes 19 de enero de 2021

Escalofriante, el problema de la comunicación en la pareja llevada al extremo en esta película.
Espectáculos

Era el cielo, en Netflix: un thriller que impide la indiferencia del espectador

La co-producción argentina brasilera dirigida por Marco Dutra cuenta la historia de un matrimonio que se enfrenta a superar situaciones impensadas.

Escalofriante, el problema de la comunicación en la pareja llevada al extremo en esta película.

Si debo describirla, no sabría cómo. Es un filme que acarrea un mar de emociones, desde angustia y empatía, hasta enojo, miedo y frustración. Imposible no ponerse en los zapatos de los protagonistas.

La historia comienza con Diana siendo asaltada y amenazada con un puñal en el cuello, y víctima de una violación dentro de su propia casa. Paralelamente, su esposo Mario llega a casa antes de lo pensado y ve desde afuera a su mujer siendo violentada por dos hombres armados y se esconde sin hacer nada.

Nos enteramos que la pareja que tiene dos niños, vienen de dos años separados y recién se han reconciliado, acarreando conflictos de comunicación y diferencias desde hace tiempo.

Ella no le contará nada de lo que pasó ni él dirá nada de lo que vio. Él se obsesiona con buscar venganza con los hombres que lastimaron a su mujer, siguiéndolos una y otra vez, yendo a su lugar de trabajo una y otra vez.

La impotencia supera el miedo, ese miedo que según Mario lo caracteriza. La culpa supera al miedo. El amor supera el miedo.

Basada en la novela del escritor y cineasta bonaerense Sergio Bizzio, el relato se va alternando entre la voz de Mario y la de Diana, quienes van contando detalles de los personajes que no conoces e incluso detalles de sí mismos, su personalidad, sus miedos, sus impulsos.

Es una historia que pone la piel de gallina, la indecisión de Mario frente a la situación que atraviesa su mujer. El mar de emociones que recorren cada fibra de su cuerpo y que no termina por determinar el correcto obrar.

En actuaciones, el elenco es sin dudas correcto. Desde Carolina y Leonardo, hasta el Chino Darín. Cada uno aporta rasgos adecuados a su personaje y logran su objetivo desde cada lugar. Leonardo, con su virilidad destruida y su desesperación por recuperarla. Carolina, destruida por dentro pero sin quebrarse frente a su familia. El Chino, perdido y obsesionado con una mujer que no siente más que desprecio por él.

El filme en general tiene ritmo, es entretenido y a la vez jodidamente repugnante en su historia. El rol del director encaja perfecto, muestra de forma inteligente detalles que en ningún momento quedan de más y siempre en el momento justo. Simplemente, excelente.

Era el cielo. 2016. Argentina-Brasil. 102′. Dirección: Marco Dutra. Elenco: Carolina Dieckmann, Leonardo Sbaraglia, Chino Darín, Álvaro Armand Ugón. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Muy buena.