El mendocino Federico Sosa se consagra como el campeón nacional de malambo

El joven se consagró como campeón nacional de malambo en la categoría juvenil especial.
El joven se consagró como campeón nacional de malambo en la categoría juvenil especial.

El joven de 18 años compartió con Los Andes los detalles de su paso por el Festival Nacional del Malambo de Laborde, en donde se consagró ganador en la categoría juvenil especial.

Los sueños fueron hechos para cumplirse. Cuando uno anhela, desea y lucha por conseguir aquello que mueve la pasión por dentro, el esfuerzo da sus frutos.

Así lo ha demostrado el malambista mendocino Federico Sosa, quien se consagró este fin de semana como el campeón nacional de malambo en Córdoba.

El joven de 18 años participó por primera vez del Festival Nacional del Malambo en Laborde, uno de los más significativos en categoría de esta danza y consiguió llevarse el premio mayor en la categoría juvenil especial.

“Podría decirse que llegar a Laborde para un malambista es como llegar al mundial para un futbolista”, dice comparando el bailarín, quien se lució en el escenario cordobés, donde compitió con artistas de todas las provincias del país.

El Festival Nacional Del Malambo, según explica el artista, es un festival muy soñado por todos los malambistas. En él compiten bailarines de las 23 provincias de Argentina.

Antes de llegar a la instancia de competencia nacional, en cada provincia se realiza una pre-selección donde los malambistas provinciales compiten entre ellos ya sea por rubro o categoría. El ganador de esa pre-selección se convierte en el representante de la provincia en el Festival Nacional del Malambo en Laborde, Córdoba.

“Cómo ya dije es un lugar muy soñado para cada malambista ya que cada año, me incluyo, nos preparamos muchísimo y hacemos nuestro mayor esfuerzo para poder llegar, esfuerzo tanto económico, físico, emocional, entre muchas cosas más”, dice contundente el artista, quien desde muy pequeño dedicó su vida y sus sueños a esta danza tradicional argentina.

Y remarca que, para alcanzar esta meta, “se sacrifica muchísimo, muchas veces amistades o familia, ya que la mayoría del tiempo se está enfocado en lo que es el objetivo de llegar a ese aclamado Festival”.

- ¿Ya habías participado del Festival?

Fue mi primera vez en Laborde, ya había intentado muchos años anteriores clasificar, pero no se habían dado los resultados y fue un desafío muy grande ya que cada año volvía con más esperanzas, más fuerzas, aprendiendo muchísimo más con mis profes Adrián Aciar, Germán Aciar y mi entrenador Franco Ríos. Quienes con cada año subía un escaloncito más y cada vez me sentía más cerca del objetivo, hasta que gracias a Dios pudo darse la clasificatoria para lograr llegar al Córdoba.

- ¿Cómo te sentiste cuando entraste?

Fueron muchos años, meses, días y horas de ensayos y entrenamientos en dónde no quise parar en ningún momento sin importar la circunstancia que se diera yo estaba ahí porque sabía que eso quería y no iba a parar hasta lograrlo.

“Mi próxima meta es lograr ser Campeón Nacional de Malambo Mayor, este reconocimiento ya es el último que se otorga a quien van a este Festival y es uno de los más difíciles”, declaró el artista.
“Mi próxima meta es lograr ser Campeón Nacional de Malambo Mayor, este reconocimiento ya es el último que se otorga a quien van a este Festival y es uno de los más difíciles”, declaró el artista.

- ¿Qué sentís ahora que te consagraste campeón en tu categoría?

Más que nada quiero agradecer a todos los que estuvieron y me acompañaron en cada momento, a mi familia, profes, entrenador y amigos ya que gracias a ellos nunca me sentí solo, sino que gracias a todos ellos siempre tuve ese pequeño empujoncito que me llevaba a no bajar los brazos y siempre querer más, así que esto es tanto para mí como para ellos.

Sobre Federico Sosa, malambista por excelencia

Federico tiene 18 años, comenzó a explorar su pasión por el malambo desde muy pequeño y desde aquel entonces, supo que era esta danza folclórica argentina lo que quería hacer en el futuro.

“Mi relación con el malambo es casi mi vida entera. Empecé a bailar a los 6 años y a zapatear como a los 7, y desde ese momento supe que era lo que quería”, dice seguro el artista.

“Básicamente convivo con el malambo 24/7 ya sea ensayando o entrenando todos los días, viendo algún que otro video, zapateando cuando nadie me ve en cualquier lugar o simplemente pensando en malambo. Se puede decir que si le dedicó el 100% de mi al malambo”.

Esta es la primera vez que se presenta en el festival cordobés. Tras varios intentos, el joven logró consagrarse campeón en su primera experiencia, y ahora va por más.

Mi próxima meta es lograr ser Campeón Nacional de Malambo Mayor, este reconocimiento ya es el último que se otorga a quien van a este Festival y es uno de los más difíciles”, explica.

Y según narra, en esta categoría se requiere de muchísimo más esfuerzo y dedicación que en las categorías juveniles, ya que no solo se zapatea un estilo, sino que son dos (estilo norteño y sureño). En esta primera experiencia, el artista sólo dedicó un número de malambo norteño.

Aunque sus aspiraciones y hambre de triunfo, lejos de apaciguarse o sentirse satisfechas, se convirtieron en el motor para llegar aún más lejos. “Quien gane se consagra como Campeón Nacional de Malambo, culminando su carrera de malambista, aunque muchos deciden seguir zapateando, pero ya no en competencia”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA