sábado 24 de octubre de 2020

La producción de Netflix muestra el costado más humano de una familia ante la muerte y la búsqueda a través de la ciencia por revivirla.
Espectáculos

El conmovedor documental de Netflix sobre la preservación en frío para no morir

El multipremiado filme “Criogenización: vivir dos veces” cuenta la lucha de una familia por revivir a su pequeña hija. Abre el debate sobre la preservación de la vida y el alcance de la tecnología en un futuro.

La producción de Netflix muestra el costado más humano de una familia ante la muerte y la búsqueda a través de la ciencia por revivirla.

El ser humano y la ciencia, así como continúan investigando el origen del universo, también buscan respuestas a la posibilidad de conservar vida después de la muerte. Y la criopreservación es un método poco convencional, que mantiene los cuerpos de seres humanos a bajas temperaturas y así tratar de revivirlos con nuevos medicamentos y tratamientos.

Aunque parezca un tema de ciencia ficción, la medicina y la ciencia trabajan a diario sobre esta posibilidad, que a muchos les brinda una esperanza de poder volver a ver a sus seres queridos. Y Einz, una niña tailandesa que falleció a causa de un tumor cerebral se convirtió en la persona más joven en someter su cuerpo a este tratamiento.

Es ahí donde nace “Criogenización: Vivir dos veces”, el premiado documental tailandés dirigido por Pailin Wedel y producido por Netflix que estrenó en la plataforma y recorre la vida de la familia de Einz, que tomó esta decisión de guardar sus restos en un laboratorio estadounidense. El padre de la niña, un científico especialista en láseres, anhela brindar a la pequeña la oportunidad de volver a nacer dentro de un cuerpo regenerado y, en su afán por lograrlo involucra a su hijo Matrix, un joven genio de 15 años.

A través de este caso, que fue noticia en todo el mundo, el documental pone en evidencia la ciega fe de la familia en la ciencia y que los futuros avances científicos podrán dar con el resultado final al método, al que ya ha acudido más de dos mil personas en el mundo.

Pero más allá sobre el debate científico y el poder del conocimiento frente a la muerte, la cinta recorre la intimidad de esta familia con creencia budista, que anheló y deseo profundamente la llegada de su hija, pero antes de cumplir dos años, se le detectó un tumor cerebral, que la llevó a someterse a doce operaciones y un sinfín de tratamientos, que no lograron combatir la enfermedad.

El amor incondicional de su familia y sobre todo de su padre, quien se niega a la idea de perder a Einz, unido a su trabajo como científico lo llevan a conservar el cerebro de su hija bajo esta técnica y aventurar a su hermano a continuar investigando sobre las posibilidades de una posible reencarnación de la pequeña.

El dolor por la pérdida, el vínculo fraterno como familia, las creencias religiosas y culturales se cruzan en este conmovedor registro, que muestra el proceso de los seres humanos frente a la muerte, el desconsuelo de su madre y la confianza en que la ciencia puede revertir lo irremediable.

La familia de Einz visita el laboratorio estadounidense, donde conservan el cuerpo de la pequeña a bajas temperaturas.

Una historia real que pone en el tapete más preguntas que respuestas, sobre el valor de la ciencia, la muerte, la ausencia, el amor y la fe que hay un futuro posible.

¿Tiene cura la muerte? Es uno de los interrogantes que la familia busca una respuesta, mientras transita con dolor y esperanza el destino de Einz. También juega la idea de finito del ser humano y su carácter terrenal y el paso a la inmortalidad.

Así como la tecnología puede prevenir el envejecimiento o ayudar a curar enfermedades, en “Criogenización: vivir dos veces” la esperanza de que su pequeña hija vuelva a vivir está puesta en los avances del futuro, sin dejar de lado el amor incondicional de su familia.

Aunque parezca controversial o polémico, la historia de Einz pone en juego los grandes interrogantes del hombre, mientras quienes desearon su existencia se resisten a la muerte y le darán la oportunidad de vivir dos veces.

“Criogenización: vivir dos veces” (“Hope Frozen: A Quest to Live Twice” / 2018. Tailandia). Director: Pailin Wedel. Guion: Nina Ijäs, Pailin Wedel. Producción: original de Netflix. Duración: 75 minutos. Calificación: Muy bueno.