sábado 8 de mayo de2021

“Efímero”, la obra de acrobacia aérea que fusiona la danza y la actuación llega al Teatro Mendoza
"Efímero" fusiona distintas disciplinas artísticas que se despliegan con base en el teatro aéreo.
Espectáculos

“Efímero”, la obra de acrobacia aérea que fusiona la danza y la actuación llega al Teatro Mendoza

Con un elenco de artistas mendocinos bajo la dirección de Facundo Pennesi, esta producción busca reflejar el paso del tiempo, los cambios, y la aceptación.

“Efímero”, la obra de acrobacia aérea que fusiona la danza y la actuación llega al Teatro Mendoza
"Efímero" fusiona distintas disciplinas artísticas que se despliegan con base en el teatro aéreo.

“Sentimos que coexisten dentro nuestro todos aquellos nosotros que hemos sido. Aquellos que he sido, soy, y seré dialogan constantemente, modificándose los unos a los otros. Que mi pasado y mi presente se alíen para definir mi futuro suena a verdad elemental, pero sospecho que mi futuro y mi presente son capaces de hacer lo mismo con mi pasado. Cada vez que recuerdo, ese que fui dice sus líneas y ejecuta sus acciones con elegancia creciente, como si entendiese más y mejor al personaje en cada nuevo intento.”

Así presentan este espectáculo que combinando diferentes disciplinas artísticas como lo es la danza, la actuación y la acrobacia aérea, nació esta obra que se desarrolla en las alturas. Luego de un arduo trabajo de preparación, oficialmente Efímero llega al Teatro Mendoza para sorprender al público de la provincia.

“La obra es una sucesión de cuadros aéreos en diferentes elementos como tela, trapecios, aros, red, elementos aéreos que se van enlazando a través de diferentes narraciones en la voz de diferentes intérpretes que van contando diferentes fragmentos de relatos que hablan sobre ellos, el paso del tiempo, lo que son, lo que quieren hacer, habla muy personalmente sobre cada uno de ellos y ellas en textos que fuimos escribiendo y trabajando en los diferentes ensayos”, cuenta a Estilo su director y acróbata, Facundo Pennesi.

Son 13 acróbatas en escena que representan cada uno de los relatos de manera individual, acompañados por su elementos aéreo y uniendo su texto a cada uno de los cuadros que conforman la obra.

“El hilo conductor habla sobre ellos, cada uno en su número va contando cosas de ellos, de sus sentimientos, sus proyecciones, en realidad el hilo conductor es lo que somos, lo que nos pasa y lo que sentimos, y eso va uniendo cada uno de los cuadros. Vamos conociendo a los intérpretes con textos que ellos escribieron y grabaron, y vamos escuchando mientras vemos el cuadro.”

Efímero comenzó como un proyecto de Facundo que, a medida que avanzaba el seminario en donde surgió, fue conformándose la obra que hoy en día vemos en escena. Esta noche hará su debut oficial a las 20 en el Teatro Mendoza y las entradas se encuentran disponibles en https://www.entradaweb.com.ar.

Respecto a lo que fue el desarrollo de este trabajo, el director cuenta: “Es una obra que inició el proceso de ensayo a raíz de un seminario de montaje que estuve dando el año pasado y como producto final surgió esta obra. La estrenamos el año pasado en el Tajamar y ahora seguimos trabajando para hacerla de una forma más profesional. Hicimos una pequeña muestra de lo que fue el proceso terminado pero el estreno real es hoy.”

Cada uno de los artistas que forman parte del elenco, fue desarrollando su propio relato acorde al elemento elegido por ellos, conformando un elenco que varía en cuanto a texto, instrumento aéreo y desarrollo.

“Fue un proceso de creación colectiva, yo fui guiando durante el proceso de ensayo, ellos recibieron estímulo, guías, procesos de estimulación, trabajamos mucho con cuadros, pinturas, música, textos. A partir de muchas fuentes de inspiración que yo les fui dando a los chicos para que fueran trabajando, ellos fueron creando sus números. Una vez que ellos iban cuando, yo iba guiando para lograr ensamblar todos esos números que formaron después la obra.”

- ¿Ya hay más fechas programadas?

- Es una obra que requiere una técnica muy grande, son diez elementos aéreos los que se cuelgan y en los que trabajamos, as que por el momento hemos focalizado toda la energía en esta función en el Teatro Mendoza que es muy grande y con expectativas de llenar esta función, obviamente queremos seguir pero por ahora queremos dar puntapié con esta función.

- Me gustaría que me cuentes cómo es el proceso de preparación de una obra acrobática...

- Esta obra nos llevó cinco meses de ensayo, fue un proceso que comenzó a modo creativo y exploratorio, investigando con diferentes fuentes de inspiración para crear y a partir de ahí cada uno de los chicos eligió un elemento para trabajar. Dentro de lo que es el mundo aéreo hay un montón de elementos para trabajar y sobre eso fueron creando una pequeña dramaturgia, un pequeño relato. Yo siempre trabajo no solo con la dramaturga sino también con el relato, o que se quiere contar o decir, entonces son microrrelatos que más allá de lo que se ve y la destreza física, hay algo que se cuenta esa fue la complejidad más grande a la hora de crear para los chicos. Ellos vienen de un mundo de acrobacia estructurada y muchas veces lo que importa es la destreza física, lo que yo busco es desestructurar eso y llevarlo a un lado más poético, más sensible, donde la gente que está viendo el número pueda entender y ver una historia que se cuenta.

- ¿Qué elementos se van a usar?

- Por ahí la gente conoce los elementos más clásicos pero hay redes, cuerdas, cuerdas elásticas, muchos elementos donde se puede trabajar y crear. Acá se van a utilizar tela, trapecio, redes, cuerdas, aros y un elemento que es como un aro cortado a la mitad. En la obra participan 13 acróbatas aéreos que han trabajado en diferentes elementos y son acróbatas profesionales, todos de Mendoza. Se pueden ver en los diferentes cuadros números de gran impacto visual y es todo de acrobacia aérea fusionada con la danza y el teatro.

Serán diferentes elementos aéreos los que componen el relato, donde se encuentran aros, cuerdas, redes, entre otros.

- ¿El foco estuvo puesto principalmente en las bases actorales, más que en la acrobacia?

- Sí totalmente, porque la base de acrobacia ya la tenían por eso a la hora de encarar el proyecto hice mucho hincapié en las intenciones, la interpretación, trabajamos mucho sobre la danza que les sirve a ellos para ablandar el cuerpo. Fuimos fusionando muchas herramientas y creo que en eso el arte es cada vez más integral y que los artistas tenemos que estar formados en muchas áreas para estar dispuestos y disponibles en muchas áreas.

- El mundo de la acrobacia encontraba su lugar cada año en la Vendimia, ¿cómo ha seguido después de la pandemia?

- Los shows de acrobacia aérea han ido creciendo paulatinamente. Por suerte en la Vendimia es algo que se incluye y que hemos logrado con mucho trabajo hace muchos años. Yo dirigí los aéreos de la Vendimia 2019 y la Vendimia de Godoy Cruz de 2020, y de a poco vamos logrando un campo de inclusión en lo que es el arte. Hay shows de teatro físico en los que también incluyo esto, fusionándolo, y creo que son las herramientas que suman mucho a la hora de crear y poner en escena, y de apoco creo que cada vez hay más creaciones donde se incluye lo aéreo o espectáculos como este donde es puramente dedicado a ello. Hay poco pero es un área que está creciendo y cada vez se fusionan más, si tienen una complejidad técnica muy grande y por ejemplo este año en Vendimia decidieron no incluirla porque realmente requiere de un montaje muy grande, seguridad aérea, seguridad de los artistas y mucho más. Es un arte súper lindo para sumar e incluir.