Divididos: “La Aplanadora del rock” hizo vibrar a un Arena Maipú repleto

Divididos se presentó en el Arena Maipú.
Divididos se presentó en el Arena Maipú.

La banda liderada por Ricardo Mollo pasó por Mendoza, y como de costumbre, no decepcionó y ofreció un show donde pasó por todos sus clásicos.

En tiempos donde todo es tan efímero, hay cosas o momentos que no pasan de moda nunca y una de esas es Divididos.

“La Aplanadora del Rock” pasó una vez más por Mendoza y no decepcionó, al igual que la gente que llenó el Arena Maipú haciendo temblar el piso en cada pogo.

En el mensaje previo al show, Ricardo Mollo le contaba a Diego Arnedo y Catriel Ciavarella que volvían a Mendoza “sin sillas”, ya que el año pasado el recital se tuvo que vivir sentados por los coletazos de la pandemia de Covid-19.

El recital comenzó 21.45 en punto con algo que ya predispuso a la gente de otra manera: con el himno nacional y Mollo oficiando como director de orquesta.

Los shows de Divididos es un menú de tres pasos: una entrada potente, de esas abundantes y donde tenés que administrar el hambre para llegar con ganas al final, algo livianito en el medio como para bajar la comida y recuperar fuerzas y un plato final que te deja “pipón” de rock y potencia.

Divididos se presentó en el Arena Maipú / Gentileza Luciano Bacca.
Divididos se presentó en el Arena Maipú / Gentileza Luciano Bacca.

Las generaciones se funden en un mismo espacio: los cuarentones que todavía se bancan ver el recital parados y meterse a algún pogo como para despuntar el vicio y los que eligen la platea para disfrutar del recital desde la comodidad. También están esas nuevas descendencias que llegan a Divididos por sus padres o por los cuarentones que algunas vez los llevaron a ver a la “Aplanadora” que son los que mantienen jóvenes a Mollo y Arnedo.

La voz y los riffs de Mollo, los solos de Catriel y ese bajo de mil batallas de Arnedo fueron el combo perfeto para que el power trío referente del rock nacional haga vibrar a toda Mendoza.

EL PRIMER PLATO

Generalmente en los primeros tres temas los periodistas podemos llegar hasta el límite del escenario y entre la potencia de la pared de sonido que tiene Divididos y los fanáticos que no paraban de saltar, se hacía imposible sostener algún dispositivo sin que la imagen salga movida por como vibraba el piso.

Divididos se presentó en el Arena Maipú / Gentileza Luciano Bacca.
Divididos se presentó en el Arena Maipú / Gentileza Luciano Bacca.

“Cajita musical” abrió el fuego en el Arena Maipú y para después seguir con “Ay que Dios boludo”, “Buscando un ángel”, “Haciendo cosas raras”, “Alma de budín”, “Tanto anteojo”, “Casi estatua”, “Tengo”, Nene de antes”, “Vida de topos” y hasta que el primer plato terminó con el habitual hattrik sin pausas: “Azulejos”, “Que tal” y “La rubia tarada”.

Llegó el momento de recuperar energía, de descansar las piernas, de elongar los gemelos y disfrutar de un set digno de un fogón.

SEGUNDO PLATO

Después de un solo de Catriel en la batería, Ricardo acomodó una banqueta y comenzó un set acústico que bajó un toque las palpitaciones.

“Como un cuento” fue la canción que sirvió de chispa para encender un fogón en medio del Arena Maipú para después seguir con “Spaghetti del Rock”, “Par mil” y si al fogón le faltaba algo fue el toque folklórico que le dio “Huelga de amores” y “El arriero”.

La gente disfrutó, se conectó con sentimientos internos y se rompió las palmas aplaudiendo a estos tres históricos.

Divididos se presentó en el Arena Maipú / Gentileza Luciano Bacca.
Divididos se presentó en el Arena Maipú / Gentileza Luciano Bacca.

PLATO FINAL

Los finales de los recitales de Divididos siempre serán una tormenta de rock, ya que el sprint final fue con “Cabalgata deportiva”, “Salgan al sol”, “Sucio y desprolijo”, “Amapola del 66″ (y su frase que eriza la piel ‘Todo está vivo a pesar del dolor...si me sonreís’)… hasta ahí fue Divididos porque en los últimos ocho temas apareció “La Aplanadora del rock” en todo su esplendor con “Cielito lindo”, “Crua chan”, “Paisano de Hurlingam”, “Rasputín” (y su crossover con ‘Hey Jude’ de The Beatles), “Paraguay” y el trío final que te deja súper manija: “El 38″, “Ala delta” y “El ojo blindado”.

De esta manera es como Divididos volvió a demostrar que Mendoza los venera porque no reniega de sus clásicos y fusiona generaciones. Así el rock siempre vivirá.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA