lunes 3 de agosto de 2020

Master of sex, una serie que cuenta la historia de la dupla de investigadores Masters y Johnson que cambiaron para siempre la mirada sobre el sexo.
Espectáculos

Distintas formas del amor y del sexo en dos series imperdibles de Amazon Prime

"Master of sex" y "Modern love" son dos joyitas imperdibles que abordan los asuntos del corazón desde miradas muy distintas. Hacé play que no vas a arrepentirte.

Master of sex, una serie que cuenta la historia de la dupla de investigadores Masters y Johnson que cambiaron para siempre la mirada sobre el sexo.

En estos tiempos de pandemia, en que el sexo y el amor han tomado protagonismo por el aislamiento y sus consecuencias, hay dos perlas en capítulos que tenés que ver si querés entretenerte, emocionarte y pensar cómo han cambiado las épocas y nuestras formas de relacionarnos en pareja. Están en Amazon Prime Video.

Sexo medido, divertido y controlado

Una de ellas es “Master of sex”. No es nueva, sino del 2013, y tiene en la plataforma de streaming ya tiene sus cuatro temporadas completas. Pero el envío no solo es original en el abordaje de la historia sino que es una delicia de puesta en escena.

Está basada en un libro de homónimo Thomas Maier, y cuenta la historia -bastante novelada por supuesto- de dos científicos que fueron clave en la historia de la sexualidad del siglo XX: el ginecólogo William Master y Virginia Johnson.

Anclada en los puritanos años ‘60 en Estados Unidos, cuando el matrimonio todavía no estaba ligado al placer sexual la serie hace pie en los estudios sobre sexualidad que hizo este par y que cambió la perspectiva de las relaciones de pareja en la sociedad estadounidense de la época.

Multipremiada, con las interpretaciones estupendas de Michael Sheen y Lizzy Caplan, “Master...”, es un cuidadoso producto en el que el melodrama está presente pero también los toques de comedia y liviandad necesarios para volver al asunto un tránsito entretenidísimo. Pero, además, y pese a la superficialidad que la transita como buena hija de industria, la serie permite también trazar un panorama de otras índoles sociales, como el racismo, la hipocresía, la situación de la mujer y la represión sexual que dominaba la época.

Para amarla, sin condiciones

En otra dirección viaja esta delicia por capítulos, sin continuidad narrativa, que es “Modern love”.

Está basada en la columna del New York Times que lleva ese nombre y que recopila historias de amor de muy diversas naturalezas: un portero albano de un edificio que cuida a una de las inquilinas de los varones díscolos y malintencionados, una chica bipolar que no sabe cómo lidiar con sus ataques cuando encuentra al hombre indicado, un CEO que se desarma en los brazos de una única mujer, ancianos que comparten maratones y más.

En la serie esto se expresa en emotivos y cálidos ocho envíos, guionados por John Carney, Sharon Horgan, Tom Hall, Audrey Wells.

Lo interesante es que los guionistas dejan que cada historia tome su pulso y su índole. No solo en los guiones sino también en el planteo estético.

No hay pretensiones en este producto más que entregarnos, del modo más sensible que se pueda, cada una de estas historias que son reales (algo que le da un valor extra a cada episodio).

El lujo de la producción está por supuesto en su impecable factura técnica pero también en la colección de grandes estrellas que protagonizan cada capítulo; como Anne Hathaway, Dev Patel, Tina Fey y John Slattery.

Personajes súper próximos y empáticos. Situaciones divinas que son, claramente, asuntos de la vida cotidiana.