sábado 24 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
Se acerca el verano y todavía estas a tiempo de empezar con la depilación. Te contamos todo lo que necesitás saber.
Sociedad

Depilación definitiva, ¿sí o no? Todos los detalles y consejos para elegir la mejor técnica

Cuidados, diferencias entre los métodos y prevención son algunos de los puntos que profundizamos en esta nota.

Se acerca el verano y todavía estas a tiempo de empezar con la depilación. Te contamos todo lo que necesitás saber.
Sólo suscriptores

Se acerca el verano y una de las cosas que preocupa a algunas mujeres es la frecuencia de la depilación. ¿Cuál es el mejor método? ¿Qué cuidados hay que tener? ¿Tienen resultados?

Este tema puede estar rondando en la cabeza de muchas en esta época del año, la depilación se vuelve un tema tedioso cuando estamos en plena época veraniega donde la pileta es el plan más elegido.

Vamos a hablar de dos métodos principales y profundizaremos en sus características, para que, al momento de comenzar un tratamiento de depilación definitiva, no te lleves una desilusión.

Los mejores métodos que se amoldan a las necesidades de cada cuerpo y piel.

La depilación permanente consiste en destruir los folículos pilosos para que no produzcan vello. Este vello consigue su color debido a la melanina; cuando la luz, sea cual sea el método, incide sobre la melanina, la energía de la luz se transforma en calor por el pelo hasta llegar al folículo, destruyendo por acción térmica a las células que permiten el crecimiento del vello.

Primero y principal, empezaremos hablando de las principales diferencias entre los dos métodos más conocidos: luz pulsada y luz láser.

Como lo vemos en su nombre, ambas funcionan con luz, aunque son diferentes, la emplean de distinta manera y con distinta intensidad, aunque el resultado que persiguen es el mismo: la eliminación permanente del vello. Un tratamiento que dura de entre 8 a 10 sesiones y que, dependiendo del avance personal, puede darse pequeños recesos en medio.

Principales diferencias

Si bien la depilación con Luz Pulsada, o también conocida como IPL, es más antigua y no utiliza una tecnología tan avanzada, en algunos casos puede ser la indicada.

A diferencia del láser, su luz es policromática, es decir, que utiliza fotones de diferentes colores lo que permite que ésta se desplace en todas las direcciones.

Además, posee distintas longitudes de onda, lo que resulta más beneficioso ya que un mismo equipo puede abordar distintos tipos de vello.

La IPL logra captar cualquier tono de vello y piel. A diferencia del láser, este método logra eliminar desde el tono más claro hasta los más oscuros.

En contraposición, la depilación con Láser utiliza una tecnología más nueva, con un método que casi no genera dolor y que elimina el vello por medio de la energía lumínica.

La energía lumínica es absorbida por la melanina del vello convirtiéndose en calor. Esto se conoce como foto termólisis selectiva. Produce la eliminación del bulbo sin afectar a los tejidos adyacentes.

La depilación con láser es la más popular actualmente.

Además, la depilación con láser utiliza luz monocromática, que con la longitud o el alcance que tiene dicho laser, logra eliminar el folículo piloso resecando su centro de nutrición.

Diferente a la IPL, la depilación láser utiliza una luz unidireccional, lo que significa que se dirige en una única dirección sin divergencia.

“La principal diferencia con IPL (luz pulsada intensa) radica en su principio físico: uno es un sistema láser e IPL es luz. Tienen mismos objetivos, pero operan de manera diferente ya que poseen distintas fuentes emisoras. En cuanto a efectividad, el láser sigue siendo más eficaz en todo sentido debido a su alta afinidad por el pigmento melánico”, explican la kinesióloga María Belén Puig (mat. 2127) y la dermatóloga Ana María Sassu (mat. 6249), especialistas en el método láser Candela.

Diferentes tipos de métodos láser

El láser es el método más utilizado hoy en día, por lo que desarrollaremos con mayor profundidad algunas de las diferentes variedades que existen dentro de éste y sus múltiples beneficios.

La comparación con otros métodos de depilación con respecto a sus diferencias son varias ya que no todas utilizan la misma tecnología. Actualmente hay tecnologías como por ejemplos: infra-red, Soprano, Soprano Ice, Laser diodo trio, etc.

“La diferencia está dada por la tecnología utilizada y por tamaño del cabezal y fachada, ya que no todas son las mismas marcas”, explica Florencia, técnica de FG Laser en el centro de estética Exotique Center.

Ella explica que el método que utilizan es el láser diodo trío. Éste funciona con calor y frío, emitiendo una luz monocromática que logra eliminar el folículo piloso, rompiendo su centro de nutrición.

Los principales beneficios de este método son:

· Mejora la piel generando una mayor elasticidad.

· Beneficia a personas que tienen vellos encarnados.

· Sesiones más cortas optimizando el tiempo de depilación.

· Al ser su cabezal speed, el cual por su tamaño tiene mayor alcance a las diferentes zonas del cuerpo.

· Y el principal beneficio es que elimina los tres tipos de color de vello.

Por otra parte, no podemos dejar de hablar del método Candela, uno de los más avanzados en los últimos años. Consultamos con la kinesióloga Puig y la dermatóloga Sassu, especialistas en el Centro Privado de Estética, quienes explicaron todos los detalles.

“Candela es un láser de alejandrita que emite un haz de luz de alta potencia que atraviesa la piel hasta el folículo piloso (utilizando al pelo como conductor) donde es absorbido: la energía laser se transforma en calor y destruye al folículo sin afectar al tejido circundante, dañando la raíz del pelo e impidiendo su posterior crecimiento”, explican.

Este método trabaja por foto termólisis selectiva, es decir, destruye selectivamente mediante el calor y la luz aquellos folículos pilosos cargados de melanina. Durante el tratamiento, la piel está protegida por un dispositivo de refrigeración que pulveriza en milisegundos las capas superficiales de la piel con un rocío refrigerante antes y después de cada pulso láser para evitar el dolor, aumentando la comodidad del paciente.

Los principales beneficios de este método son:

· El tiempo de duración de la sesión es corto y rápido.

· Al mismo tiempo que depila mejora la apariencia de la piel y las pequeñas imperfecciones.

· Sirve, además, para tratar todas aquellas manchas en la piel como lentigos solares.

· No utiliza gel a la hora de realizar la depilación: presenta su propio sistema de refrigeración incorporado en la pieza de mano.

· Garantiza la eliminación de la totalidad del pelo en estado activo, con resultados desde la primera sesión.

Cuidado antes de comenzar este tratamiento

Al momento de hablar de los cuidados, en ambos métodos son los mismos. Como con cualquier proceso que se lleva a cabo sobre nuestra piel, debemos tener una base sana para que funcione de la mejor manera y así evitar posibles riesgos de infección o alergia.

Es fundamental, en primer lugar, preparar la zona a exponer. Para ello, en los métodos de láser es fundamental dejar de utilizar métodos de arrancamiento como lo son la cera y las pinzas de depilar. “El bulbo está dentro de la piel, para que esto sea así no pueden utilizarse métodos de arranque ya que evitan que el pelo sirva como un conducto para llegar al bulbo. Estos métodos arrancan el pelo de raíz, el láser directamente destruye el bulbo”, explica Carla, técnica en depilación láser con trío multionda.

Para asistir a la sesión, es recomendable que la piel no esté irritada, rasurando de 24 a 48 horas antes. La piel debe estar limpia, sin cremas, perfumes u otra sustancia.

Todo lo que necesitás saber sobre depilación

Además, la depilación debe realizarse en pieles que no estén bronceadas, ya que la melanina que se produce al tomar sol absorbería la luz del láser y quedarían manchas (claras u oscuras). Éstas son transitorias, pero lleva un tiempo que desaparezcan. Por ello es recomendable comenzar el tratamiento con la piel en su tono habitual.

Vale aclarar que este es un procedimiento que no se realiza durante el embarazo.

¿Qué pasa con los tatuajes o cicatrices? “No hay inconveniente en realizar la depilación en cicatrices o estrías, siempre y cuando no estén rojas. En este caso pueden hiper o hipo pigmentarse. En tatuajes no pasamos el láser: el pigmento absorbe la luz y, además del dolor que causa, lo desdibujamos. Así es que evitamos pasar por encima, incluso puede cubrirse con una gasa”, explican las especialistas.

Riesgos frente a la época del año

Una de las preguntas fundamentales es: ¿cómo hacemos para llevar adelante la depilación en verano? ¿a qué riesgos nos exponemos?

“El máximo riesgo al comenzar en esta temporada es la exposición solar. Hay que prevenir completamente la exposición solar durante el tratamiento, inclusive se recomienda 48 horas antes y 48 horas posteriores al tratamiento”, explica Florencia.

En caso de querer broncearnos, se puede realizar la actividad habitual, pero usando un protector solar, al menos factor 50, y humectando siempre la piel. Y obviamente, respetando los días anteriores y posteriores de cuidado.

Luego, en base a los riesgos que tenemos hoy en día con la situación de pandemia, es fundamental tomar las precauciones sanitarias como utilizar todo descartable, cofia, alcohol, etc. Hay zonas en donde en este momento no es recomendable comenzar el tratamiento, principalmente en el rostro, ya que la exposición al virus es mucho mayor.

Asistir a la sesión de depilación con la piel sana y limpia es la ley primera de este método.

¿Qué pasa si tenemos una reacción alérgica? “No existe reacción alérgica al sol. Lo que puede obtenerse después de una depilación láser es una irritación y en ese caso no debe hacerse absolutamente nada el cuerpo, con el traspaso de los días va a eliminarse y si no es así tiene que acudir a su médico de confianza para que analicen dicha situación”, explica Florencia.

Y las especialistas del centro privado agregan que “en esos casos, se indican antihistamínicos y/o cremas con corticoide. Los síntomas suelen ser leves y se resuelven rápido.”

Es importante aclarar que la depilación definitiva tiene que ser tolerable, el intenso dolor no es buena señal. Si las sesiones son dolorosas y muy largas, esto puede llegar a quemar la piel, por lo que asistir a un centro de especialistas en la temática es fundamental a la hora de comenzar con un proceso de depilación definitiva.