domingo 29 de noviembre de 2020

Con esta tercera temporada Dark concluye y dará todas las respuestas.
Espectáculos

“Dark”: arrancó la tercera y última temporada

Ya está disponible en Netflix esta nueva entrega de la producción alemana. La sensación de los viajes en el tiempo, perfectamente plasmada en esta exitosa serie.

Con esta tercera temporada Dark concluye y dará todas las respuestas.

Considerada la mejor serie de Netflix y que ha logrado la fama de producciones como La Casa de Papel y Stranger Things, encontramos esta joya alemana que ha generado demasiado revuelo entre los fanáticos de la plataforma.

¿Será su variedad de personajes o sus líneas temporales lo que causan una adicción al ver esta entrega creada por los alemanes Baran bo Odar y Jantje Friese? La realidad es que Dark es mucho más que viajes a diferentes épocas y sus creadores nos lo demostraron a lo largo de cada temporada. Iniciando con personas desaparecidas en el pueblo ficticio alemán de Winden, comienza esta fascinante historia que te mantiene atento a cada detalle.

Diferentes puntos de conexión entre las distintas familias, sus roles en el apocalipsis y el futuro de la humanidad son algunas de las tramas que se resolverán finalmente en esta tercera entrega.

El árbol genealógico de "Dark".

Una trama compleja hilada entre viajes en el tiempo, sectas y diferentes líneas temporales se resolverán en esta última temporada, la primera producción alemana de Netflix. “Creíamos que la serie sería un fracaso, somos muy pesimistas, y pensamos que esta historia alemana, tan oscura, compleja y rara no tendría tanta audiencia”, confesó Odar a Télam.

Esta serie protagonizada por Louis Hofmann ha sido todo un éxito, posicionándola como campeona en el “Mundial de series” que se desarrolló en Twitter durante la cuarentena.

¿Será cierto? Todo se definirá a partir de hoy. ¿Se resolverán todas las incógnitas? Con el estreno de su primer capítulo en 2017, rápidamente esta serie tomó impulso y se posicionó como una de las mejores en la plataforma.

Una escena de Dark, en su tercera temporada.

Al principio se la comparó con la ya famosa producción estadounidense “Stranger Things”, aunque no tomó mucho tiempo darse cuenta que esta nueva serie se valía por sí misma. Desde un principio, la idea de Dark era desarrollar esta historia en sólo tres temporadas, lo que implica una perfección en la trama y los detalles en cada uno de los capítulos para llegar a su tan esperado desenlace.

En una entrevista por videollamada con Télam, los creadores respondieron a las diferentes dudas que se presentan para los fanáticos respecto al destino de los diferentes personajes. “Muchas de las incógnitas de la serie serán respondidas y los nudos en el cerebro van a ser desatados. Creo que al ver cómo todo llega a su fin será una experiencia muy emotiva”, respondió Jantje Friesen.

Al final, todo se resume a no perder el hilo, porque normalmente no se rueda de forma cronológica y lo más importante era no cometer errores. Sobre el final, después de tres temporadas en tres años, ya no era tan complicado una vez que todos aceptábamos el código, la lógica interna de los viajes en el tiempo y la interacción entre las distintas versiones de un mismo personaje”, explicó su cocreador Baran bo Odar.

Además, la época que estamos transitando alimenta esta idea del “apocalipsis” que plantean sus creadores, lo que también le da cierto misticismo en su desarrollo.

El elenco fue seleccionado especialmente por sus parecidos físicos entre los personajes de las diferentes épocas, una vez interiorizada la imagen de cada uno en su presente, pasado y futuro; será más fácil identificar la línea temporal en la cual nos encontramos.

Además de que la actuación de cada uno es espectacular, la forma en que desempeñan sus papeles en las diferentes épocas y su conexión con su contraparte de otro tiempo es perfecta. Pero sin dudas, la atención en el ingrediente principal para seguir el hilo conductor que lleva adelante esta fantástica producción audiovisual.

El fanatismo por los viajes en el tiempo

Todos hemos fantaseado con viajar a una época que no es la nuestra. Presenciar sucesos del pasado, conocer nuestro futuro, cambiar acciones que podrían haber tenido resultados totalmente distintos. Los viajes en el tiempo resultan hasta utópicos y por lo tanto son una de las pocas cosas que aún nos hacen creer en la magia, ¿serán posibles?

A lo largo de la historia audiovisual, las películas y series que han tratado el tema de los viajes en el tiempo han dado a qué hablar. La principal duda siempre ha sido, ¿los cambios que se producen cuando un personaje de otra época viaja en el tiempo alteran el futuro?

El concepto de “la máquina del tiempo” surgió a finales de 1800 creado por H.G. Wells aunque, sin dudas, el ícono de los viajes en el tiempo es el Delorean de Volver al Futuro. “Si vas a viajar en el tiempo, ¿por qué no hacerlo con estilo?” como dice el Doctor Brown.

Y en el caso de Dark, el maletín de Jonas o las fisuras en las cuevas de Winden resultan ser los pasajes hacía 33 años al pasado o futuro. Pero la paradoja de los viajes en el tiempo es un tema muy utilizado en el arte. Algunos científicos, como es el caso de Stephen Hawkins, afirman que es imposible y que en el caso de que existieran ya conoceríamos a alguien que venga de otro tiempo.

El cine ha tomado esta temática como una de las más recurrentes. Pensar en el “¿qué hubiese pasado?” es una de los principales atractivos de los viajes a otras épocas.

A ciencia cierta, no hay pruebas de que esto sea posible aunque se cree y se hace hincapié en que el más mínimo cambio en el pasado afectaría el presente, generando así una realidad paralela, como lo hemos visto en múltiples trabajos del cine, la televisión y la literatura.

La realidad es que la fantasía radica en cambiar los sucesos naturales a nuestro antojo para crear el futuro que deseamos, aunque claramente no funciona así. Como dice Adam: “Lo que la gente ha adorado por milenios, ese Dios que mantiene todas las cosas unidas, no es más que el tiempo. Dios es el tiempo, y el tiempo no es piadoso”.