sábado 24 de octubre de 2020

Sólo suscriptores
La víctima suele sentir todo el peso de la relación.
Sociedad

Cuando siento que mi pareja hace cosas para lastimarme

La dinámica puede darse aún cuando el vínculo haya terminado, si la persona afectada siente que el daño es desmesurado, es probable que sea víctima de un perverso narcisista

La víctima suele sentir todo el peso de la relación.
Sólo suscriptores

Cuando una relación de pareja se rompe, suele suceder que uno de los integrantes se sienta muy mal, deprimido, devastado y no logre entender por qué está ocurriendo eso. A veces la persona hizo reiterados intentos por esa relación a costa de mucho sacrificio personal y finalmente cuando se rompe, se siente culpable porque no logró hacer que se mantuviera.

Entre las muchas preguntas que surgen están ¿Qué debería haber hecho?, ¿Qué hice mal?, ¿Qué me falta?, ¿Por qué dejó de quererme?

A esto se suma la sensación, en el fondo, de que el otro quiso hacer daño. Esta sensación rápidamente suele ser tapada con pensamientos racionales del estilo: “él/ella nunca me haría daño”, “no lo hizo para lastimarme”, o “no entiendo qué le pasa”.

Lo cierto es que por muy duro que suene, lo más probable es que sí haya tenido intención de lastimar desde el principio de la relación y que todo haya sido minuciosamente planificado con el solo objetivo de quebrar interiormente al otro. Aunque suene terrible, hay personas con esta estructura de personalidad, que aunque están adaptadas al entorno social y se desarrollan normalmente, van haciendo daño y lastimando profundamente a los que se convierten en sus víctimas.

Para explicar estas dinámicas en relaciones hablamos con la Licenciada en Psicología Eugenia Ceballos, quien explicó las estructuras de personalidad narcisista y perverso narcisista

“Para ubicarnos en contexto, el primero en hablar de perverso narcisista fue Otto Kernberg, en 1975, es decir que recién hace 45 años que se viene estudiando de una manera específica”. Lo que describe Kernberg, en realidad sería un perverso narcisista “hace muy pocos años se empezó a discriminar qué es el narcisista, qué es el perverso narcisista y qué es el psicópata narcisista perverso. Esa diferenciación es relativamente nueva, más o menos tiene 15 o 20 años. Al principio se estudiaba más la patología y es muy nuevo el estudio de las consecuencias de las víctimas”, explica la psicóloga.

Son difíciles por las continuas discusiones y peleas

La discriminación inicial clásica se hace entre un neurótico, un perverso y un psicótico. “El neurótico es una persona que está parado en la realidad, siente culpa y tiene conciencia de hacer daño. Seríamos la mayoría de las personas, que al hacer daño sentimos culpa y gracias a la culpa, reparamos. EL perverso es el que utiliza al otro, le hace daño. El psicótico se va de la realidad, se evade. Es el loco, el que está en el neuropsiquiátrico” aclara.

Según la especialista, hay que diferenciar entre un rasgo de la personalidad y la estructura de la personalidad. “A veces uno puede tener rasgos, no tiene estructura pero tiene como unos detalles de eso. Freud decía ‘todos tenemos un poquito de narcisismo, de perverso’ pero es solo un rasgo. El problema es cuando forma parte de la estructura de la personalidad”, asegura.

¿Cómo hacemos para diferenciar a un narcisista?

El trastorno narcisista tiene que tener mínimo 5 de las siguientes características:

- Necesidad excesiva de admiración. Esto es permanente, porque como tienen baja autoestima y en el fondo son terriblemente inseguros, solo subsisten al tener inflado su ego gracias a que los otros los elogien o los admiren.

- Muy arrogantes y soberbios porque se creen mejores que todo el mundo e intentan demostrarlo todo el tiempo en lo que dicen y hacen.

- Carecen de empatía, no registran las emociones del otro

- Tienen una idea muy grandiosa de su persona, de su propia importancia porque están muy centrados en sí mismos

- Se sienten muy especiales, únicas, que nadie los comprende

- Tienen fantasías ilimitadas de éxito, poder, el amor ideal, buscan la grandiosidad

- Piensan que las demás personas les deben todo

- Objetivizan al otro

- Sienten envidia

Suelen ser empáticos, trabajadores, optimistas y tener buenos vínculos

Pero encuentro un contrasentido entre la arrogancia y grandiosidad que demuestran con la baja autoestima que supuestamente tienen

En realidad todo lo que muestran es una fachada, es una máscara. Se esfuerzan por mostrar eso pero lo que sucede en el fondo es otra cosa.

En el fondo tiene baja autoestima, es terriblemente inseguro, se siente vacío, y evita encontrarse con sus emociones. No tiene contacto con su vulnerabilidad.

El DCM 5, que es el Manual de diagnóstico psiquiátrico internacional, ha descripto como 5 subtipos de trastorno narcisista. Hasta ese momento solo habían tipificado el “encubierto” y el “abierto” que es el más fácil de distinguir.

¿Entonces el narcisista, más allá de que puede ser una persona difícil de tratar, no causa un perjuicio a los demás?

Lo que pasa es que como tiene tendencia a explotar al otro, lo cosifica. Puede ser tu mamá, tu pareja, tu hermano, tu tío, tu suegra. Es difícil estar con ellos.

Cuando se hace terapia y la persona tiene una pareja así, la persona elige si se quiere quedar o irse. Pero otras veces la persona no puede zafar de esto porque es su hermano o su mamá.

Entonces se le da herramientas al paciente de cómo vivir porque son difíciles. El narcisista te humilla para sentirse mejor, porque es soberbio y arrogante, o te va desvalorizar, o no te va a validar porque se quiere sentir mejor que vos y usa mucho eso. Las herramientas son para que la persona no sufra. Esto depende de cuán fuerte es la persona y su capacidad de resiliencia. Si sufre mucho o le resulta un trastorno emocional, hay que sugerirle que se vaya de la casa y corte el vínculo por su salud mental.

¿Cuál es la diferencia entre el narcisista y el perverso narcisista?

Tiene las mismas características del narcisismo pero se le suma una compulsión de hacer daño

¿Ese daño es tangible o invisible?

De todas las maneras. Al principio empieza la seducción perversa, que es la primera fase, donde seduce al otro para que lo admire. Le muestra sus mejores logros, su mejor cara, se puede mostrar angelical, buena persona, humanitario, moralista y luego cuando la persona hace una dependencia empieza a actuar la violencia perversa y la destrucción que es la parte del dominio y el acoso.

Es el perfil del maltratador, que puede ser psicológico, emocional y algunos puede aparecer la violencia física.

Pero no es lo más común porque tratan de no quedar en evidencia

Sí. Y como usan muchas estrategias mentales, otra cosa que hace el perverso es utilizar la manipulación mental. Buscan un determinado perfil de víctima, no a cualquiera. Luego su objetivo es despersonalizar a la víctima, convertirla en una cosa que no piense. La enmaraña con manipulaciones, mentiras, ideas tergiversadas para que la víctima piense que ella es la culpable de lo que ocurre y que dude de sí misma. De esta forma le ataca su autoestima y su autoconfianza.

¿Qué motivo tiene el perverso narcisista para hacer esto?

En su infancia también fue herido. Suele tener una mamá que lo admiró y halagó sin ponerle límites. Entonces no le enseño a hacerse responsable de sus actos. Cuando el niño hacía algo mal o algo contra otro, la madre lo tapaba, lo perdonaba o le ponía una alfombrita. Entonces no aprendió a tener consciencia moral ni ética. Siente que puede transgredir las reglas y las leyes sin problemas.

Lo que hace a nivel psicológico es evitar el dolor, el sufrimiento, tristeza. Como no quiere sentir nada de lo malo, se disocia y proyecta lo malo en el otro. Esto es un mecanismo de defensa de la psiquis. No puede ver ni reconocer lo malo en él. El odio o sus ideas perversas las proyecta en el otro, por eso son personas que tienen una mirada muy crítica, desconfían mucho de su pareja, la desestabiliza porque le proyecta todo el tiempo su propia maldad. Por eso también después se pone como víctima

¿Qué pasa con la víctima de un perverso narcisista?

Algunos autores identifican también dos tipos de víctimas

La persona masoquista o complementaria que es la que tiene una mirada ingenua, quiere cambiarlo, ayudarlo, hacer algo por él. No percibe el daño que hay en la dinámica.

La otra, cuando termina la relación, aunque le duela y le cueste terminarla, siente liberación, que se sacó algo que la drenaba

Si la pareja lleva muchos años, lo que se ve son secuelas graves en la víctima porque está en constante estrés por las discusiones permanentes,, por el desprecio, el maltrato, las incoherencias, el odio y por cómo el perverso narcisista evita responsabilidades. El estrés le genera un montón de otras secuelas. En algunos casos desequilibrios a nivel de neurotransmisores, problemas en la piel, úlceras, gastritis, trastorno de ansiedad, trastorno de alimentación, del sueño, depresión. Porque al haber estado en este vínculo de codependencia que va logrando el perverso narcisista, le hace creer a la víctima que es ella la que lo necesita.

¿Cómo hace el narcisista para identificar el perfil psicológico de su posible víctima tan rápido, logrando en pocos días captar las vulnerabilidades de la persona?

En realidad todos podemos ser víctimas de un perverso narcisista, hasta un psicólogo.

Pero hay un perfil más específico con ciertas características: son personas muy ingenuas, pueden ser adictas al trabajo, son transparentes, muy abiertas con sus emociones, muy vitales, optimistas, muchas de ellas tienen problemas con la familia por algún trauma o desconexión a nivel familiar, muy responsables, escrupulosas, de valores, suelen tener sentimiento de culpa. Son personas que por sus logros suelen generar envidia. Tienen buenos vínculos y son muy empáticas.

Estas personas son todo lo que el perverso narcisista no es. Por eso busca una víctima que tiene lo que él siente que no tiene, para destruirla.

¿Y esa motivación de destruir al otro, es consciente o inconsciente?

Es consciente pero ellos no sienten nada, porque no tienen remordimiento ni culpa. Es el placer de seducir a alguien para sacarle lo que ellos envidian.

Y las víctimas pueden tener algún tipo de sentimiento melancólico con algún trauma de la infancia que puede tener que ver con el abandono. Entonces el perverso narcisista va conociendo a la víctima y enseguida se da cuenta que tiene ese perfil. La seduce, busca lo que la persona necesita y trata de engancharla. Para eso miente, porque actúa un personaje.