lunes 14 de junio de2021

Sólo suscriptores
Cuáles son los riesgos de hacer ejercicios guiados por influencers en la virtualidad
La principal recomendación es consultar con un profesional en rutinas más complejas y que impliquen en uso de pesas.
Sociedad

Cuáles son los riesgos de hacer ejercicios guiados por influencers en la virtualidad

Conversamos con dos profesionales sobre las consecuencias y recomendaciones de llevar adelante rutinas populares por redes sociales.

Cuáles son los riesgos de hacer ejercicios guiados por influencers en la virtualidad
La principal recomendación es consultar con un profesional en rutinas más complejas y que impliquen en uso de pesas.
Sólo suscriptores

Durante los meses de confinamiento, muchas personas buscaron su refugio y distracción en distintas actividades. El deporte y la actividad física ha sido uno de los más elegidos por todos desde casa y las rutinas de internet han sido el blanco perfecto.

De cualquier tipo y cualquier origen, el ejercicio ha tomado una posición más privilegiada e incluso se crean comunidades de apoyo para continuar con los diferentes desafíos que merodean los inicios de las redes.

Cardio, fuerza, compresiones, danza, todo lo que implique moverse últimamente tiene otra cara. Pero, así como trajo mucho, también pueden quitar mucho. Las consecuencias que puede traer realizar rutinas sin la supervisión de un profesional pueden ser muy severas.

Lumbalgias, tendinitis, contracturas musculares, entre otras, son algunas de las complicaciones que pueden surgir sin la contención de un profesional al momento de realizar algunas técnicas y ejercicios.

El ejercicio físico en casa es una de las principales actividades que se llevaron adelante durante la pandemia.

Pero entonces, ¿qué rutinas podemos realizar? “Depende de las rutinas. Los entrenamientos localizados y que no son de alto riesgo o lesivos pueden hacerse. La diferencia entre el entrenamiento en un gimnasio con un profesor es que corrige la técnica todo el tiempo, en cambio en el video lo haces y no sabes si está bien”, explica Maximiliano Oliveri, profesor de educación física en Megatlón.

“Si es un entrenamiento del estilo del HIIT o levantamiento de pesos si es más riesgoso, ya que en caso de hacer mal el ejercicio se puede generar una lesión importante a largo plazo.”

El principal problema que radica en el ejercicio físico por internet tiene sus bases en las lesiones a corto, mediano y largo plazo. Una persona que tiene una trayectoria en la actividad física y conoce las técnicas necesarias, podrá seguir una rutina sin la necesidad de la corrección constante, aunque muchos ejercicios requieren de la supervisión de un profesional.

“Para mí no es recomendable sin un profesional ya que existe un concepto clave que no se tiene en cuenta cuando uno realiza rutinas por internet que es el manejo de las cargas. Esto quiere decir cómo, cuánto y a qué velocidad o ritmo voy a realizar un ejercicio según mi capacidad. Cada ejercicio tiene su técnica y cada persona una carga adecuada”, explica Luciano Villegas, profesor de educación física y personal trainer.

Respecto a esto, Maximiliano agrega que “hay técnicas de abdominales, contracción, manejo del aire o técnicas en los puentes supinos, flexión de cadera, por ejemplo, que el profesor va corrigiendo en el momento y que en caso de las rutinas por internet normalmente no explican las técnicas. Eso es lo más puntual de las redes sociales.”

Prevención de rutinas por internet

Desde los inicios de la pandemia e incluso hasta la fecha, los influencers y youtubers que suben rutinas de ejercicios se han vuelto muy populares. Chloe Ting, Patri Jordan, Fausto Murillo, Adrián Fit, son algunos de los personajes que han tomado importancia en los últimos meses.

Muchos de ellos, profesionales, dedican su tiempo a explicar y ayudar al que está del otro lado de la pantalla con las técnicas. Incluso de manera gratuita en algunos casos, comparten rutinas de ejercicios completas y genéricas que pueden adaptarse a las necesidades y condiciones de cada cuerpo, dando alternativas de alto impacto y mayor resistencia.

El problema radica cuando personas que no cuentan con un título ni conocimientos profesionales sobre el tema se dedican a dictar clases de entrenamiento.

“Si sigo una rutina por internet debe estar guiada por un profesional. Acá entra en juego lo de los influencers y redes sociales, a veces se juntan en un mismo entrenamiento dos personas que no coinciden en ritmos y cargas, y un influencer no es un profesional. Esta variedad de personas no puede tener el mismo entrenamiento, y a veces se tiran frases motivacionales sobre que después del ejercicio te vas a sentir mejor y eso es muy relativo, a veces la lesión está en un ejercicio simple y es irreversible, por eso es recomendable tener a un profesional a cargo”, asegura Luciano.

Como hace años se filtran o prometen que las dietas que siguen las famosas son las subidas en internet, ahora son ellas mismas quienes se lanzan a hacer rutinas de ejercicios, lo cual puede implicar un riesgo muy grande.

“Hay influencers o deportistas que se jactan de subir rutinas a las redes y que sean buenos en sus deportes no significa que pueden enseñar, no es lo mismo saber un deporte que enseñarlo, ahí entra en juego el rol del profesional.”

¿Qué pasa con las rutinas que ofrecen resultados rápidos? “No tienen resultados rápidos, es una suma de cosas: una rutina, plan de alimentación, todo. Por más de que uno haga localizado si no se acompaña con el plan de alimentación, no funciona. Otro factor puede ser si una persona tiene adaptaciones más rápidas o más lentas dependiendo del tiempo que lleven entrenando”, asegura Maximiliano.

Y Luciano agrega que "no va a haber efecto rebote, sino que pueden existir consecuencias lesivas y por ahí, irreversibles. No son recomendables, pero porque es marketing, tiene que ver con el objetivo de la persona porque en caso de mejorar la salud quizás si se obtengan resultados más rápidos pero la mayoría persigue un objetivo estético y estas rutinas no tienen en cuenta el proceso de aprendizaje, la metodología de aprendizaje. "

Riegos a los que se enfrenta

Respecto a los riegos que existen en cuanto a las rutinas por internet ya lo venimos hablando. Principalmente las lesiones pueden resultar una alerta roja ya que, en caso de producirse, pueden traer consecuencias a corto y largo plazo.

Maximiliano expresa que la lesión puede producirse dentro o fuera de un gimnasio, aunque lo fundamental es tomar riendas en el asunto de inmediato. “En cualquier forma te podés lesionar, yendo a un gimnasio o siguiendo una rutina de internet. La diferencia es que, si te lesionas en el gimnasio con un profesor al lado tuyo, que corrige y ve lo que haces, el responsable es el profesor porque no corrigió o adapto el ejercicio para vos, esa es la diferencia. En una red social o aplicación no hacen un seguimiento.”

¿Cómo prevenir la lesión? “Evitar no se puede evitar, está un poco a la deriva y la suerte de que, si tu cuerpo aguantó o si supiste hacer la técnica de cómo hacer los ejercicios, esa sería una forma de evitarlo. Y la otra es que para tener una lesión muy fuerte con rutinas de internet deben ser ejercicios muy lesivos o con mucha carga.”

Otra de las cuestiones fundamentales es la educación e investigación en el tema. Generar conciencia social sobre el rol del profesional físico es una de las máximas necesidades actuales, donde cualquiera pone a disposición información deportiva y la falta de conocimientos puede llevar a una persona a consumir productos incorrectos y dañinos.

Si una persona está interesada en cambiar su estilo de vida, es indispensable nutrirse de buenos profesionales tanto en la actividad física como en la salud, alimentación y cada actividad que requiera de la guía de un experto.

Las famosas rutinas asiáticas de Tik Tok

Una de las revelaciones en época de pandemia fueron las milagrosas y hasta peligrosas rutinas asiáticas de ejercicios hipopresivos. Ideales para disminuir el abdomen y tonificar, muchas mujeres se animaron a un desafío de 15 días continuos de ejercicios y los resultados eran extraordinarios.

Pero, ¿Qué son los ejercicios hipopresivos? Desarrollados en la década de 1980 e indicados especialmente para mujeres en periodo posparto que desean recuperar la forma y el tono de la zona abdominal, los ejercicios hipopresivos surgieron como una excelente alternativa a los tradicionales abdominales.

Además de fortalecer la región abdominal, estos ejercicios son capaces de mejorar la postura, reducir el perímetro de la cintura hasta un 8%, evitar cuadros de lordosis o cifosis y por aumentar la fuerza del suelo pélvico, previniendo la incontinencia urinaria y potenciando la sensibilidad sexual.

La gimnasia hipopresiva se basa en la contracción de la musculatura profunda del abdomen, creando tensión isométrica, es decir, sin movimiento. Por eso, diferente de otras modalidades, estos ejercicios no son tan extenuantes.

Pero a pesar de que suenen ideales, son ejercicios donde hay que tener especial precaución y consultar con una especialista.

“Con los ejercicios impropresivos hay que tener cuidados en cuanto a estar guiados ya que cada ejercicio tiene sus técnicas, hay que controlar cuantas repeticiones y cuanto volumen, cuanta intensidad. No son rutinas que se recomienden a embarazadas e hipertensos ya que se mantiene la apnea y no hay entrada de oxígeno, por lo que se aceleran las pulsaciones”, explica Luciano.

Durante estos meses, se hicieron virales las demostraciones de Thanh Le, la entrenadora personal que transformó la gimnasia hipopresiva tradicional a una mucho más movida, incrementado la velocidad y dando la sensación de resultados más rápidos.

Estos movimientos pueden resultar muy fáciles pero a la vez hay que prestar especial atención y escuchar a nuestro cuerpo, porque las molestias pueden ser signos de que no se están realizando de la forma correcta y a la larga traer consecuencias sumamente serias.

“Estos ejercicios pueden ser lesivos por la cantidad de tiempo continuo que se realizan. Por ahí la gente compra sin saber, con tal de poderse ver bien compran resultados rápido. Hay que tener especial cuidado en los músculos del abdomen más que en la espalda”, cerró.