Cortinas: la clave para elegir las correctas y vestir tu ambiente soñado

Cortinas: la clave para elegir las correctas y vestir tu ambiente soñado
Las cortinas son un plus fundamental en la decoración del ambiente y puntos a tener en cuenta para elegir la mejor opción.

Son parte fundamental de la decoración del espacio, te proponemos consejos prácticos para optar por las correctas, teniendo en cuenta las necesidades y tendencias, para lograr una casa con personalidad.

Cuando pensamos en el estilo de un ambiente, los muebles, los colores y detalles de decoración son lo primero que tenemos en cuenta. ¿Pero qué sucede con las cortinas?

En la mayoría de los casos es el último paso que se piensa, pero no el menos importante para lograr, no solo un ambiente cálido y con estilo, sino ayudar a la iluminación y temperatura del espacio.

En la actualidad, hay distintos estilos y múltiples géneros que favorecen la elección, aunque debemos tener en cuenta varios parámetros a la hora de pensar en el cortinado de cada ambiente.

“Lo primero a tener en cuenta es que uso queremos darle, es decir la función tiene mucho que ver. Si queremos generar oscuridad, o necesitamos privacidad, aislación térmica o solo filtrar la luz. El tipo de espacio y su uso va a determinar también el género y el sistema”, detalla Patricia Maldonado Arquitecta y Diseñadora de Interiores de Vehemencia Interior.

Sistemas y géneros, un mundo por descubrir

Al margen del presupuesto con el que se cuente a la hora de pensar las cortinas del espacio, el panorama de elección es amplio en cuanto a gustos y estilos.

Los sistemas más modernos y especiales son el roller, sistema de banda vertical y el panel oriental. “En estos sistemas se pueden usar telas microperforadas como la sunscreen, telas poliéster o blackout. En el caso del estilo venecianas, pueden ser metálicas, sólidas o microperforadas”.

Aunque no dejan de estar vigentes los sistemas tradicionales con barrales o rieles. Un clásico que le brinda elegancia y confort al espacio.

Si se opta por este sistema se puede usar géneros de distintas densidades, como gasas, linos, tusores, los blackout, entre otros”, aclara Maldonado.

Doble riel con géneros de distinta densidad, para cubrir la luz natural y brindar calidez.

Dime qué ambiente tienes y te diré que cortina necesitas

Además de la funcionalidad de la cortina, cada espacio no debe perder la estética y personalidad. En la actualidad, las posibilidades son múltiples, solo debemos asesorarnos y encontrar la mejor opción.

“Todos estos sistemas y géneros se usan en los distintos ambientes, lo importante es elegirlos de acuerdo a la necesidad de cada uno y darle la estética adecuada para que represente nuestra personalidad. La elección debe conjugar a la perfección con los muros, muebles, puntos cardinales, visuales del ambiente”, sostiene la Arquitecta e interiorista Andrea Aramburu.

En el caso de los dormitorios debemos generar un lugar placentero y acogedor. Para ello, el sistema doble riel es ideal. “En las habitaciones es común usar sistema doble, una cortina blackout, pero siempre y cuando se quiere oscuridad total para el descanso. Y una tela liviana que deje filtrar la luz del día y proteger nuestra privacidad”.

Combinar géneros con un sistema clásico es lo más común y versátil en una habitación.

En el comedor o estar también dependerá de la vista que tiene ese espacio, además de la luz natural que ingrese al ambiente. “Si tenemos una linda vista al jardín puede ser traslúcida, como por ejemplo gasas de algodón o lino. Y si da a la calle se protege con un sistema doble, que puede ser una tela liviana y otra pesada o simplemente un género que no tenga transparencia. En este caso se puede usar un sistema tradicional o especial”, apunta Aramburu sobre la opción más práctica y con estilo para el comedor.

Una opción que se usa en la actualidad es el sistema de bandas verticales en el comedor. Con géneros livianos y en tonos neutros.

Si pensamos en un espacio de oficina o de trabajo, lo más sencillo es las rollers o las bandas verticales, que se fusionan a la perfección con el mobiliario del ambiente y su funcionalidad.

El color, un aliado para concretar el estilo

Entre los géneros que encontramos en el mercado, hay distintas estampas y telas lisas para confeccionar cortinas. Pero los tonos a elegir en cada ambiente también son un punto crucial para lograr esa personalidad del espacio.

Claro que no es lo mismo un cortinado de un hogar al de un local comercial, como así también la orientación de luz natural que tiene la ventana.

Depende de la luz natural que ingrese al ambiente podemos optar por colores oscuros o visón.

“El color es importante porque hay que tener en cuenta la iluminación natural que queremos que ingrese a nuestro espacio. Es decir, una ventana hacia el sur donde nunca ingresa directamente el sol, es recomendable que sea clara para aportar esa escasez de luz. Por lo contrario una que da al oeste, donde en el verano el ingreso de luz es intenso se recomienda algún tono visón, gris u oscuro en general”, apunta la Diseñadora de Interiores Patricia Maldonado.

También las tendencias en decoración marcan la elección del color. Un dato para apuntar es que para lograr una unión con el resto de los tonos del ambiente, se usa que la cortina tenga el mismo tono del muro del espacio, para que en cierto modo se logre una unión y no haya cortes visuales.

Ventanas estándar y cocinas, dos clásicos para vestir

En general las construcciones modernas cuentan con ventanas de medidas estándar, que tienen como ventaja la posibilidad de comprar una cortina hecha. Pero para lograr un espacio con personalidad las cortinas al ras del piso son una opción para agrandar el ambiente. Todo depende del sistema que se elija.

El el caso de las cortinas roller o una veneciana que solo baje unos 15 a 20 cm del borde inferior de nuestra ventana, no llega al piso y queda perfecta. No así una de tela, donde directamente ya no se usa corta. Por el contrario es muy elegante o muy chic dependiendo del estilo de la casa que arrastre entre 15 y 20 cm. En el caso del sistema doble, por ejemplo de gasa arrastrando por encima de blackout, este último tendría que apenas tocar el piso porque es más complicado a la hora de mantener la limpieza”, apunta la especialista.

Si la ventana no llega al borde del piso, la cortina de tela debe ser más larga.

Uno de los ambientes más transitados de la casa es la cocina. Expuesto a la suciedad propia de las tareas culinarias, la humedad y el agua, no es menor pensar en un cortinado correcto para este espacio, y sobre todo si la ventana se encuentra sobre la mesada.

“En el caso que la ventana esté sobre la mesada es muy importante el género que vamos a usar. Lo aconsejable es algún material práctico a la hora de la limpieza con algún paño húmedo. Para eso la recomendación es elegir entre las sunscreen (microperforadas plásticas) que hay en diversos colores y con distintos porcentajes de transparencia. O las venecianas que están muy actualizadas ya que vienen microperforadas también”.

Un clásico que se modernizó y es ideal para las ventanas de la cocina.

Consejos para tomar las medidas

En el caso que busques renovar las cortinas de tu casa o estás en plena mudanza y en búsqueda de cortinas, las medidas de la ventana son la base para no cometer errores a la hora de comprar una cortina o bien poner manos a la obra y confeccionarlas por tu cuenta.

“Para tomar las medidas, primero tenemos que medir el ancho y agregarle centímetros según el tipo de sistema. Si es una roller con tela común, unos 5 cm estaría bien. En cambio si es blackout es necesario que tenga mínimo 10 cm en cada margen, ya que siempre se filtra algo de luz por los bordes. Y si es sistema tradicional es mejor dejar de 15 a 20 cm para que la tela arruchada descanse cómodamente a los lados”, apunta la arquitecta.

El ancho y el alto por fuera del marco es fundamental para confeccionar las cortinas de la manera correcta.

Y detalla: “En cuanto al alto, siempre se le suma por encima del borde superior unos 20cm en sistema tradicional y unos 10 en bandas verticales, rollers o alguna de sistema especial. Un detalle a tener en cuenta, si queremos sumar altura al ambiente, lo podemos ayudar colocando la cortina desde el techo”.

Otro dato crucial, es que no debemos perder de vista radiadores, llaves de encendido de luces y sobre todo observar muy bien el sistema de apertura de nuestra carpintería (manijones), ya que en los sistemas rollers a veces entorpecen el ascenso o descenso de las cortinas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA