Comienza el ciclo “Historias en Movimiento”: obras con temas sociales desde una perspectiva actual

Diente de León Teatro comienza con este ciclo teatral que pondrá bajo un ojo actual y crítico historias de nuestra infancia, siempre desde una perspectiva humorística.
Diente de León Teatro comienza con este ciclo teatral que pondrá bajo un ojo actual y crítico historias de nuestra infancia, siempre desde una perspectiva humorística.

En esta primera oportunidad y bajo la dirección de Mariana Calvera López, La bella durmiente será el disparador de una obra que recorrerá temas con perspectiva de género. Todos los domingos de octubre en la Sala Cajamarca.

Mariana Calvera López es la encargada de llevar adelante este nuevo ciclo destinado principalmente a adolescentes.

Bajo la premisa de un “Teatro para Adolescencias Libres”, la compañía Diente de León Teatro comienza “Historias en Movimiento Vol.1″, en donde expondrán temáticas sociales a través de un cuento clásico de princesas.

La bella durmiente será el primer relato llevado a la actualidad que propone una mirada crítica con respecto a clásicas historias en relación a temáticas como violencia de género, masculinidad, entre otras.

Mariana explica en primera instancia cuál fue la necesidad de llevar cuentos infantiles a una perspectiva actual.

“Los cuentos tradicionales de princesas, brujas y monstruos en muchos casos surgieron como una forma de transmisión de valores de sus respectivas épocas. Sin embargo, por más que estos cuentos reflejen de cierta manera la condición humana, creo que desde nuestro lugar de ciudadanas y ciudadanos del siglo XXI no podemos permitirnos leerlos o contarlos de forma ingenua”, explica.

“La realidad ha cambiado desde el surgimiento de esas historias y lejos de ‘demonizarlas’ o ‘cancelarlas’, me resulta muy interesante problematizarlas y adaptarlas a nuestro contexto, para crear nuevas identificaciones.”

Es así que ella explica que los entramados que hay detrás de la historia de La bella durmiente no pueden dejarse a la deriva, sino que los valores que respectan hoy a la integridad de la mujer deben estar lo más claros posibles.

“Lo primero que me hace ruido de este relato es que se asuma con tanta naturalidad que un desconocido pueda acercarse a una mujer dormida y besarla sin que ella le dé su consentimiento. Y no sólo eso, ese beso es considerado como un ‘acto de amor verdadero’”, comienza explicando.

“Ahora, si trasladamos eso a un contexto actual de la manera menos romantizada posible y sin el elemento fantástico del hechizo, implicaría que un hombre adulto se metió a la habitación de una adolescente y la besó mientras ella estaba inconsciente. Si esto le ocurriera a una amiga, sobrina o hija no dudaríamos en llamarlo abuso y en pedir una sanción. Lo que me lleva a preguntarme qué mensaje le estamos dando a las adolescencias en relación a los derechos sobre sus propios cuerpos e intimidad.”

La bella durmiente será el primer relato que la compañía pondrá en tela juicio y abordará con una perspectiva actual.
La bella durmiente será el primer relato que la compañía pondrá en tela juicio y abordará con una perspectiva actual.

Con una perspectiva social, que pone en tela de juicio ciertos relatos naturalizados desde nuestras infancias que solo se deben a un cambio de época y una sociedad que evoluciona, Mariana propone un espacio de cuestionamiento y debate con los jóvenes.

Infancias felices, adolescencias libres. Bajo esta premisa es que el relato coloca las cartas sobre la mesa y cuestiona algunos de sus mensajes decodificándolos.

“Intentamos plasmar este tipo de preguntas que también nos hemos hecho las y los integrantes del grupo. Buscamos hablar de consentimiento, construcción de masculinidades, y sororidad, entre otros temas, pero nunca desde una postura autoritaria o de adoctrinamiento, sino poniendo las situaciones en escena y dejando que la audiencia reflexione sobre lo que está viendo.”

La obra, que aborda valores y enseñanzas sociales desde el humor, tendrá funciones todos los domingos de octubre a las 19 horas en el Espacio Marabunta, Sala Cajamarca. Las entradas pueden adquirirse por entradaweb.com.

Historias en Movimiento Vol.1

Esta primera historia sigue la vida de Aurora, una adolescente y además una princesa que deberá luchar contra aquellos que exponen que una mujer no puede estar al poder. “Pienso que desconstruir esas ficciones con las que crecimos nos ayuda a crear una realidad más inclusiva”, explica la directora, quien da un giro diferente a la historia que conocemos desde pequeños.

Con la actuación de Sebastián Becette, Lucía Castellino, Ulises Reinol y Clara Sevillano, y música original compuesta por Santiago Ortiz Pardo, la obra busca apuntar con su obra y mensaje a un público que está algo relegado entre la cartelera teatral.

Con los adolescentes como público principal, aunque se adapta a todas las edades, la directora explica que su decisión viene ligada al potencial que ve en las nuevas generaciones.

“Se suele decir que ‘la juventud está perdida’ o que ‘las nuevas generaciones ya no tienen valores’, pero en mi opinión ocurre exactamente lo contrario”, expresa.

“La realidad ha cambiado desde el surgimiento de esas historias y lejos de ‘demonizarlas’ o ‘cancelarlas’, me resulta muy interesante problematizarlas y adaptarlas a nuestro contexto, para crear nuevas identificaciones.”
“La realidad ha cambiado desde el surgimiento de esas historias y lejos de ‘demonizarlas’ o ‘cancelarlas’, me resulta muy interesante problematizarlas y adaptarlas a nuestro contexto, para crear nuevas identificaciones.”

“Veo que muchas y muchos adolescentes tienen una conciencia y sentido de responsabilidad muy grandes en torno a temas de identidad, cuidado ambiental, derechos sociales y salud mental. A esto se suma que han sabido aprovechar la democratización de la información para no quedarse calladas ni callados.”

-¿Por qué te parece importante, como directora, darle toques de actualidad a cuentos de nuestra infancia?

Creo que una palabra clave en la pregunta es “directora”. Si pensamos en el panorama teatral local de hace algunos años, eran muy pocas las ocasiones en que se estrenaba una obra escrita y dirigida por una mujer y que abordara temáticas de género. Desde 2015 con el surgimiento de #NiUnaMenos el número de directoras teatrales no ha hecho más que aumentar. Cada vez somos más las que nos animamos a ocupar estos roles y a resignificarlos para dejar de perpetuar ciertas lógicas de poder.

-Cambia el rol de la mujer…

Históricamente ha existido una idea de sumisión o pasividad del género femenino. Si lo vemos en los cuentos, las princesas muchas veces esperan que alguien las salve y casi nunca accionan por sí mismas. Pareciera que ser mujeres les impide tomar las riendas de su vida. Desconstruir el bagaje cultural de los cuentos nos permite empoderar a las princesas para que sean las protagonistas de su propia historia. Algo similar ocurre en la vida real: al empoderarnos socialmente como mujeres, empezamos a habitar espacios a los que antes no podíamos acceder tan fácilmente como, en este caso, la dramaturgia y la dirección.

Buscamos hablar de consentimiento, construcción de masculinidades, y sororidad, entre otros temas, pero nunca desde una postura autoritaria o de adoctrinamiento, sino poniendo las situaciones en escena y dejando que la audiencia reflexione sobre lo que está viendo.
Buscamos hablar de consentimiento, construcción de masculinidades, y sororidad, entre otros temas, pero nunca desde una postura autoritaria o de adoctrinamiento, sino poniendo las situaciones en escena y dejando que la audiencia reflexione sobre lo que está viendo.

-¿Y cuál fue el mayor desafío de la obra?

Creo que el mayor desafío fue adaptarse a ensayar en este contexto de pandemia. La obra empezó a gestarse en marzo de 2020, literalmente una semana antes del primer aislamiento social. Al principio tuvimos ensayos virtuales. Luego, cuando se abrieron los centros culturales, empezamos presencialmente una vez por semana y este año finalmente pudimos encontrarnos con mayor regularidad. Fue bastante complejo ensayar con barbijo y crear escenas en las que primara el distanciamiento.

-Es la primera historia de estas “Historias en Movimiento,” ¿cuáles son los siguientes cuentos que esperan adaptar?

Nuestra idea es empezar a montar el año que viene un cuento que va a abordar temáticas ambientales y de protección de la fauna y flora. A la vez, intentaremos seguir ahondando temáticas de género con un protagonista masculino que va a problematizar algunas expresiones asociadas a lo que se entiende por “ser un hombre”. Nos mantenemos abiertas y abiertos a las necesidades que logremos identificar en las y los espectadores. Creemos que los debates que pueden surgir a partir de las funciones nos van a dar una perspectiva más clara sobre los intereses e inquietudes de las adolescencias y eso nos va a permitir afinar la mirada sobre aquello que deseamos contar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA