Bruschettas: las opciones más fáciles, rápidas y frescas para la picada del verano

Opciones clásicas, vegetarianas y libres de gluten para aprovechar la temporada con las mejores preparaciones para las deliciosas bruschettas.
Opciones clásicas, vegetarianas y libres de gluten para aprovechar la temporada con las mejores preparaciones para las deliciosas bruschettas.

Con pocos ingredientes, podemos lograr un delicioso aperitivo que acompaña cualquier tipo de comida.

Las picadas antes del asado, el partido de fútbol, tras una tarde de pileta o simplemente viendo una película se han vuelto una costumbre en cualquiera de los planes. Lo que sea acompañado de una exquisita comida realza su nivel sin demasiado esfuerzo.

Una de las reglas principales que todos adoptamos durante el verano es: nada de horno. El calor acompañado de algo fresco y liviano es la clave de sobrevivir a la época que divide amistades.

Es por eso mismo que una de las recetas más elegidas que reúne lo fácil, rico y barato son las bruschettas. Con pocos ingredientes y que podemos conseguir en cualquier lado lograremos un plato exquisito.

Adaptando sus opciones a todos los gustos, daremos una serie de opciones que podemos probar e indagar en sus sabores, combinando diferentes ingredientes que se amolden al gusto de nuestro paladar.

Algunas más livianas que incluyen verduras y aderezos, otras más glotonas con carnes y langostinos, las bruschettas son la clave del éxito. Acompañadas con un vino o una cerveza bien fría, podemos aprovechar de estas opciones rápidas para esta temporada.

La base de las bruschettas

Para comenzar, la base de las bruschettas es muy simples. Basta con elegir el pan que más nos guste, ya sea pan integral, pan casero, libre de gluten apto para celiacos, algún pan saborizado, el que sea de nuestro agrado y se adapte a todo aquel que vaya a probarlos.

Una vez elegido el pan, llegó la hora de tostarlo. Para poder saborizar la base de nuestras bruschettas podemos acudir a algunas variedades. El aceite de oliva es el más clásico y diría de los más ricos ingredientes que podemos utilizar para esta preparación. Basta colocarle algunas gotitas por encima, incluso armar algún chimichurri con especias para darle un sabor único, y meter las rodajas de pan al horno o tostadora.

Otra de las opciones puede acompañarse de una mayonesa casera de ajo o albahaca que acompañan cualquier preparación. Incluso podemos untar un poco de manteca a la base o colocarle una rodaja de queso brie, parmesano o queso azul.

Los más clásicos para la picada

Ahora pasamos a los ingredientes fuertes. Hay infinidad de opciones para esta noble preparación. Desde verduras, frutas, carnes rojas, blancas, pescados, legumbres y mucho más.

Las opciones son tan variadas que aquí daremos algunas que resulten como disparador para innovar con texturas, sabores y colores en la cocina.

Para los amantes del pescado y mariscos, las bruschettas de langostinos son ideales.
Para los amantes del pescado y mariscos, las bruschettas de langostinos son ideales.

Primera opción: Bruschetta de langostinos

Si bien puede resultar una receta un poco más compleja de conseguir y más costosa en cuando a sus ingredientes, para los amantes de los mariscos es ideal.

Ingredientes: Para preparar los langostinos al ajo necesitaremos 50gr de manteca, 250gr de langostinos que deben estar limpios, 1 dientes de ajo, 1 cucharada de jugo de limón, sal, pimienta, ciboulette. Para el alioli necesitaremos 1 diente de ajo, 1 huevo, aceite que puede ser de oliva, de maíz o mitad y mitad, y por último sal a gusto.

Preparación: Dorar en sartén el ajo cortado en láminas junto con la manteca, agregar los langostinos y el jugo de limón. Luego la sal. Cocinar hasta que estén listos. Reservar. Con el jugo de la cocción que quede, untar el pan con el alioli. Colocar los langostinos por encima, el fondo de cocción y ciboulette.

Segunda opción: Bruschetta americana

Los huevos y el queso son la combinación perfecta. Si hablamos de parejas gastronómicas, diría que son una de las más usadas y clásicas en cada plato y podemos combinarlas de mil formas. Ahora, en una bruschetta.

Ingredientes: 100gr de mozzarella, 3 huevos, 3 cucharadas de crema de leche, 6 lonchas de panceta, ciboulette u otra hierba aromática.

Preparación: Poner la mozzarella sobre el pan y llevar al horno para derretir (puede ser en el horno eléctrico). En un sartén hacer el huevo revuelto. Recién hecho poner sobre el pan con el queso. En el horno o sartén dorar unas lonchas de panceta y poner encima de todo. Decorar con ciboulette.

Opciones vegetarianas

Dentro del mundo de las legumbres y verduras, encontramos sabores exquisitos que acompañan a este tipo de recetas de una manera magistral. Hace tiempo se viene trabajando en esta idea de que no sólo la carne es el ingrediente ideal para acompañar nuestras comidas, sino que en otros componentes encontramos sabores muy diversos, texturas distintas y colores variados que le dan un toque especial a cada platillo.

En esta oportunidad, seleccionamos algunas recetas de bruschettas vegetarianas que pueden adatarse también, quitando los ingredientes de origen animal, a opciones veganas.

Primera opción: Bruschetta de palta

Esta es una de las preparaciones más fáciles dentro de lo que conllevan las verduras. Basta con obtener pocos ingredientes y algunos minutos para tener un plato rico y lleno de sabor.

Ingredientes: 1 palta, 2 cucharadas de queso crema, 1/4 de chile picado, jugo de 1/2 limón, sal y pimienta.

Preparación: Pisar la palta junto con el queso crema sin mezclar mucho para que quede “efecto marmolado”. A esta preparación agregar el chile picado bien limpio de semillas, acompañar con el jugo de medio limón, condimentar con sal y pimienta a gusto. Para finalizar, podemos acompañarla con algunas rodajas de cebolla, tomates deshidratados que podemos hidratar en aceite con ajo y especias, o un mix de semillas.

Combinada con cítricos, semillas o queso, la palta es uno de los ingredientes que acompaña cualquier receta.
Combinada con cítricos, semillas o queso, la palta es uno de los ingredientes que acompaña cualquier receta.

Segunda opción: Bruschetta de choclo

Para esta segunda receta utilizaremos una de las verduras del verano. Acompañado con mayonesa, manteca, salsa blanca o incluso en las ensaladas, es una de las verduras más frescas que podemos encontrar en esta temporada y la aprovecharemos para hacer una de las bruschettas más deliciosas.

Ingredientes: 2 cucharadas de mayonesa que puede ser comprada o casera, 1 choclo entero, manteca, 1 cucharada de queso rallado tipo parmesano, provolone o reggianito, ralladura de 1 limón, jugo de ½ limón, sal, pimentón, picante, y opcional mermelada de morrón o salsa de morrón.

Preparación: Comenzamos mezclando la mayonesa con la ralladura de ½ limón, el jugo y el pimentón. Untar la preparación en el pan. El choclo hervirlo previamente, teniendo en cuenta que debe estar a tal punto que no se desgrane, esas láminas dorarlas con manteca en una sartén y colocarlas sobre la tostada con mayonesa. Terminar la preparación con queso rallado. Decorar con ralladura de limón y condimentar con sal, pimentón picante y mermelada de morrón o salsa de morrón (que se hace procesando morrón cocido al fuego con mayonesa o queso crema).

Aptas para celíacos

Desde un principio debemos tener en cuenta que la base de las bruschetta que sea apta para celíacos. Podemos conseguir panes libres de gluten o incluso elaborarlos nosotros mismos. Además, podemos colocarle un poco de aceite de oliva con ajo y especias para darle un sabor extra a la preparación. Acá daremos dos opciones que pueden adaptarse a cualquier receta.

Primera opción: Bruschettas de tomate

El tomate se adapta a cualquier situación. Fresco, rico y muy noble, podemos comerlo simplemente con un poco de aceite y sal, hacer una salsa criolla con morrón y cebolla, podemos dorarlo en una plancheta y comerlo asado, o incluso licuarlo y hacer una especie de salsa casera.

Ingredientes: 1/2 cebolla pequeña finamente picada, 8 tomates medianos (medio kilo aproximadamente) picados y escurridos, 2 o 3 dientes de ajo machacados, 6 u 8 hojas de albahaca fresca picada muy fina, 30ml Aceto Balsámico, 60-80ml de aceite de oliva virgen extra, rodajas de pan sin TAC cortado y tostado.

Preparación: En un tazón grande, mezclar las cebollas, los tomates, el ajo y la albahaca, teniendo cuidado de no triturar o romper los tomates demasiado. Añadí el aceto balsámico y el aceite de oliva virgen extra. Agregale sal y pimienta a gusto y mezclar. Cubrí y dejalo enfriar durante al menos una hora. Esto permitirá que los sabores se remojen y se mezclen. Serví la mezcla sobre las rebanadas de pan. Si preferís la mezcla a temperatura ambiente, sacarla del refrigerador media hora antes de servirla.

Frescos y de estación, los tomates serán protagonistas de esta opción.
Frescos y de estación, los tomates serán protagonistas de esta opción.

Segunda opción: Bruschettas de berenjena

Ampliando las opciones de verduras, ahora incluimos las berenjenas que bien sazonadas son ideales para unas buenas bruschettas.

Ingredientes: Para la salsa necesitamos un pocillo de mayonesa (la que más nos guste), 1 cucharadas de aceite de oliva, 6 hojas de albahaca picadas finas, 1 cucharada de ajo picado, 2 nueces picadas. Para preparar las berenjenas necesitamos 1 berenjena grande, sal, pimienta negra, aceite.

Preparación: Lavar, despuntar y cortar la berenjena por lo largo en láminas finas y cada lámina en cuatro. Llevarlas sobre una plancha ya caliente lubricada con aceite o manteca y grillar de ambos lados. Retirar, condimentar con sal, pimienta y el aceite de oliva y dejar enfriar mientras preparamos el aderezo. Para ello colocamos la mayonesa, el aceite de oliva, la albahaca, el ajo y las nueces, mezclamos bien y comenzamos a armar la bruschetta. Podemos concluir decorando con unas hojas de albahaca.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA