miércoles 2 de diciembre de 2020

Adrián Barilari desde hoy y hasta el domingo con un repertorio ecléctico de canciones y géneros.
Espectáculos

Adríán Barilari se triplica en un fin de semana a puro metal, pop y tango

El cantante de Rata Blanca presenta un show por streaming esta noche con sus clásicos como solista, mañana con temas clásicos internacionales adaptados y el domingo cierra a todo tango con un cuarteto de cuerdas y bandoneón

Adrián Barilari desde hoy y hasta el domingo con un repertorio ecléctico de canciones y géneros.

Se casó joven, formó una familia con la misma mujer con la que lleva 26 años de matrimonio y entró a la fama a una edad en la que otros llevaban años de carrera. Sin embargo en solo dos meses su voz se convirtió en un fenómeno y el en sello indiscutido de la banda de heavy metal más reconocida de Argentina.

A los 61 años, Adrián Barilari está lejos de ser una leyenda porque para serlo, debería responder al requisito indispensable de dejar la actividad. Muy por el contrario, se prepara para un triple show por streaming que comienza esta noche y se extiende todo el fin de semana (siempre a las 21.30 y las entradas se pueden comprar por TicketHoy) en que mostrará su extraordinaria versatilidad para moverse en géneros tan distintos como los clásicos internacionales y el tango, además de sus éxitos como solista.

En diálogo exclusivo con Los Andes, habla de su preparación para la maratón de presentaciones, su vida en pandemia, sus gustos musicales y su futuro como artista

-¿En qué consiste Barilari x 3?

-Es una propuesta más jugada que los streamings a los que ahora estamos acostumbrados. De alguna manera es una mini gira virtual que ocupa viernes, sábado y domingo con propuestas, puestas en escena y bandas distintas. La de hoy es de rock pesado de mis discos más emblemáticos del rock como solista, que son cuatro, con un invitado especial que me va a acompañar en una interview en la que voy a contar como llegué hasta ahí.

El segundo día es Canciones Doradas, un disco que hice por el 2006, de canciones populares de los años ’70; ’80 y ’90, en español obviamente adaptadas. Son hits de Bon Jovi, Brian Adams, Aerosmith, Queen y un montón de músicos increíbles a los que yo admiro y obviamente homenajeé de esa manera.

El domingo es la noche de tangos, con un cuarteto que me va a acompañar con bandoneón, contrabajo, violín y guitarra, cantando tangos clásicos y también acompañado de un periodista muy importante que va a hacer la vez de partner. Así que es una jugada un poquito más elevada de lo que estamos acostumbrados.

-¿El invitado especial de esta noche es un periodista, un presentador o un músico?

-Es un periodista y presentador que me conoce hace muchos años, que está ligado al rock pero no quiero decir nombres, lo tienen que ver.

-¿La segunda noche es de clásicos adaptados al castellano?

-Sí, es un disco que vengo haciendo hace muchos años. Es más, lo hice con JAF y recorrimos el país con eso. Ahora sigo haciéndolo yo con una banda específica, agregando canciones nuevas, y con un invitado que tal vez se atreva a cantar.

-¿Es periodista también?

-No, pero es un gran actor y gran músico

-¿Dónde van a hacer los shows?

-El lugar se llama El Multi, está en la zona de Belgrano, en Capital. Es un lugar muy grande porque está preparado para televisión. Y esto va a tener un formato televisivo, con cinco cámaras. Y el lugar tiene 3 pisos y un subsuelo que vamos a utilizar luego del show para tener interacción con el público que esté enganchado en las redes.

Adrián Barilari hará un streaming de tres días recorriendo distintos ritmos.

-Es como una especie de Meet & Greet

-Sí, para saber cómo lo sintió la gente

-¿Para eso el público tiene que pagar alguna entrada especial?

-No, con el mismo ticket que ya tienen, la computadora va a elegir al azar los que estén conectados y que la conexión se sostenga en la red.

-Sé que el tango fue tu primer amor, anduviste por ahí desde muy pequeño. Por otro lado tu voz está muy asociada al heavy metal. ¿Cómo te manejas para cambiar los registros vocales para el tango?

-Yo tengo registro profesional, puedo manejar camiones, autos motos, así que no tengo mucho problema (risas).

El registro vocal puede ser cualquiera, el tango lo cantás a la tonalidad que te queda bien. Yo no lo canto a las tonalidades que cantaba Julio Sosa o Roberto Goyeneche porque tengo un registro diferente, tuve que hacer arreglos distintos y subir tonalidades. Pero el tango tiene mas que ver con el sentimiento. A mí me parece que es más lo que uno transmite que lo que canta. Siempre dije que el tango me enseñó a cantar porque había que interpretar, entender las canciones, meterse en la piel de la letra de quien escribía, con canciones muy dolidas, muy sentidas, de mucho amor traicionero. Y yo aprendí cantando con eso, me quedó el registro en la piel y nunca lo abandoné.

Es como andar en bicicleta, hay que ponerse a ensayar de nuevo y acomodarse a los tiempos y al bandoneón, al violín, al contrabajo. Hicimos unos ensayos bastante buenos donde me fui acomodando y estoy muy contento con lo que sale.

-¿Es tango puro o tiene arreglos de metal?

-No, es tango hecho y derecho

- ¿Además de estos géneros que te gustan, con qué otros te sentís identificado?

- Yo canté un poco de todo. Recuerdo haber cantado mucho folklore en la escuela primaria, me encanta. Cuando voy al interior del país siempre trato de ir a ver bandas folklóricas, me gusta mucho. Estuve haciendo algunos temas folklóricos en internet, en la cuarentena, desde casa.

La música en general me gusta toda, soy cantante. Admiro el lírico, me pone la piel de gallina escuchar un cantante lírico, entenderlo y ver su técnica. Siempre hubo algo en mí de eso porque mi abuelo era cantante de ópera y siempre digo que algún gen quedó por ahí.

- ¿Cómo sigue tu carrera para adelante?

- Esperemos que pase la pandemia primero. Estos formatos nuevos que están apareciendo, como los autocines para ir a ver un show en vivo en un auto, ya es algo.

Espero que este streaming de un fin de semana me abra otras puertas, porque la idea es generar para poder trabajar. No es solamente darme el gusto. Espero que esto lo vea mucha gente, le guste y que alguien diga “me interesa”. La verdad es que la apuesta es muy alta y gracias a dios cuento con empresas que me están dando un espaldarazo grande como para poder llevarlo adelante, sino sería muy difícil hacerlo.

-¿Sos una persona de proyectar o vas viviendo como sale?

- Me gusta hacer planes. Cuando me llamaron para hacer este streaming enseguida me vino el alma al cuerpo y nos pusimos a trabajar hace más de un mes y medio, y no paramos. Esperamos mañana arrancar y que todo salga bien.

-¿Utilizás las redes para mostrar tu trabajo?

-Tuve que aggiorname, pedí ayuda a la gente que hoy colabora en las redes, que me enseñaron bastante. Es el medio por el cual la gente se entera.

- ¿La pandemia te ayudó a componer o te puso nervioso?

- En principio fue difícil, los primeros dos meses no terminaban nunca. Canté. Cociné. Pinté. Rompí, arreglé. Peleé, discutí, me fui, volví… hice de todo. Es lo que uno empieza a sentir cuando está encerrado y no te permiten hacer tu trabajo. Pero en realidad no compuse, simplemente me puse a cantar como para liberar la cabeza. Después cuando surgió la idea del streaming me dediqué a esto, hace casi dos meses. Por ahora nada de componer.

- ¿Te consideras una leyenda?

- Me hacés pensar en una película de acción (risas). No sé qué es ser una leyenda. Estoy vivo, coleando, tengo ganas de hacer cosas, así que leyenda no soy. Tal vez cuando me muera, por ahora no.