A 18 años de la trágica muerte de Juan Castro: así fueron sus ultimas horas

Lo tenía todo: fama, dinero, talento y una carrera prometedora, pero sus adicciones lo llevaron a la tragedia
Lo tenía todo: fama, dinero, talento y una carrera prometedora, pero sus adicciones lo llevaron a la tragedia

El talentoso y trasgresor periodista falleció el 5 de marzo de 2004, a los 33 años, tras estar varios días en terapia intensiva luego de caer por un balcón.

El 5 de marzo de 2004 se conoció la noticia de que Juan Castro había fallecido y esta perdida sacudió al mundo del periodismo y del espectáculo argentino. El periodista murió luego de estar varios días en terapia intensiva, por haberse tirado desde el balcón de su departamento en Palermo. Talentoso y rebelde, lo tenía todo como periodista, pero sus adicciones lo llevaron a quitarse la vida.

A comienzos de la década del 2000, Juan Castro había logrado posicionarse como uno de los periodistas más interesantes que ofrecía la radio y la televisión. Su programa ‘Kaos en la ciudad’ (El Trece), que estaba realizando antes de morir, era todo un éxito, al punto tal que solía superar el rating que hacía Marcelo Tinelli en Telefe a la misma hora.

Juan tenía apenas 33 años y se encontraba en el mejor momento de su carrera televisiva. Pero aquel miércoles 3 de marzo de 2004, lo inesperado ocurrió. El periodista almorzó cerca de su edificio, luego de estar al tanto de la posibilidad de entrevistar en el primer programa de la temporada a la Primera Dama, Cristina Fernández de Kirchner. Luego llegó a su domicilio en Palermo y a los pocos minutos comenzó la tragedia.

Al momento de su muerte, el periodista era el conductor de 'Kaos en la ciudad', por El Trece
Al momento de su muerte, el periodista era el conductor de 'Kaos en la ciudad', por El Trece
El conductor padecía su adicción a las drogas
El conductor padecía su adicción a las drogas

Al atardecer, los vecinos empezaron a escuchar gritos y ruidos. En cuero, Castro se paseaba por su departamento gritando: “Me quieren matar”, “Me quieren hacer daño”. El periodista padecía una de esas alucinaciones que lo hacían percibir la presencia de seres inexistentes.

Juan en muy pocas ocasiones había confesado consumir estupefacientes desde su adolescencia. Se conoció que primero se acercó a la marihuana y luego la cocaína fue la que lo llevó al abismo. En su departamento, luego de arrojarse, encontraron ansiolíticos y antidepresivos desparramados.

Castro corrió al balcón y se arrojó sin conciencia de su acto. Horas después, en la noche lo operaron en el Hospital Fernández. Su parte médico fue estado de coma, intubación y un pronóstico reservado.

Al hospital, arribaron su familia, figuras del espectáculo y compañeros de trabajo. Todos estaban perplejos, porque ninguno esperaba lo ocurrido, inclusive quienes conocían su estado emocional. “Es un milagro que esté vivo”, dijo la doctora Liliana Voto, directora del hospital.

Luego de varios días en terapia intensiva, en la madrugada del viernes 5 de marzo, el cuerpo no respondió más. Por decisión familiar no se realizó velatorio, y amigos y fans lo despidieron en el Cementerio de la Chacarita.

SU CARRERA Y LA DECLARACIÓN QUE MARCÓ SU VIDA

Juan Castro nació un 13 de enero de 1971 en Parque Patricios, Buenos Aires. Se recibió de locutor en el ISER y hablaba ingles a la perfección. En 1993, ingresó en Telefe Noticias, el noticiero del canal de mayor audiencia en Argentina. Allí, realizaba notas de actualidad de cinco minutos de duración con un estilo propio que se diferenciaba claramente del resto del programa.

Con su estilo comunicativo directo y su versatilidad, el periodista se ganó desde muy joven un espacio en los medios. Durante sus años en Telefé, conoció a Dolores Cahen D’Anvers, con quien forjó una amistad y quien lo acompañaría en su primer programa: ‘Zoo, las fieras están sueltas’, por América en 1997. En 2000, condujo por América el ciclo periodístico ‘Unidos y dominados’.

En septiembre de 2001, Juan sorprendió con sus declaraciones en la revista El Planeta Urbano al admitir su homosexualidad. “Viví durante muchos años rápido mi vida. Ahora estoy en un parate de trabajo y creo que no lo tenía pensado declararlo en esa revista, El Planeta Urbano, que me gustan los hombres” confesó.

Sus declaraciones admitiendo ser homosexual generaron mucho ruido, ya que en esa época no era tan usual decirlo abiertamente
Sus declaraciones admitiendo ser homosexual generaron mucho ruido, ya que en esa época no era tan usual decirlo abiertamente

Semanas después, en otra entrevista añadió: “Llegué a un momento de maduración en el cual no tenía que ser un secreto ni yo sentía que fuera algo que estaba mal en mí lo que hacía entre cuatro paredes de mi dormitorio y por que también se me cantó decirlo. Lo que generó en los otros es un tema de los otros. Lo que más me gustó fue que esta semana mi viejo me llamó y me dijo: vos sos un valiente”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA