jueves 29 de octubre de 2020

Esquel: safaris fotográficos para disfrutar todo el año
Turismo

Esquel: safaris fotográficos para disfrutar todo el año

La vida silvestre cambia con la llegada de cada estación en este lugar, que está ubicado entre el bosque húmedo y la estepa patagónica.

Esquel: safaris fotográficos para disfrutar todo el año

El paisaje cordillerano de lagos y montañas que rodea a Esquel, con bosques verdes en el estío que enrojecen en otoño, y la variada fauna que albergan, con singulares especies migrantes y endémicas, son los principales atractivos de los safaris fotográficos armados para todo el año por esa ciudad de la comarca andina de Chubut.

Está en un punto medio entre el húmedo bosque andino patagónico y la estepa, y cuenta con cerros y cursos de agua que armonizan la convivencia entre estos dos ambientes tan opuestos. Estas características "le otorgan una singular diversidad de especies residentes y migrantes que no se repite en otras localidades de la región", explicó el secretario de Turismo de Esquel, Mariano Riquelme.

La vida silvestre cambia con la llegada de cada estación, algo que genera novedades en forma permanente para los turistas que disfrutan del avistamiento de aves, flora y fauna silvestre y también de las actividades ligadas al ecoturismo.

Los visitantes que llegan a Esquel entre octubre y marzo pueden avistar una amplia diversidad de aves que conviven entre el bosque andino patagónico, el ecotono, la estepa, el humedal y la alta montaña. También pueden elegir safaris fotográficos estacionales de cinco días, en los que se recorren 1.200 kilómetros en vehículos todo terreno para conocer los paisajes que ofrece la transición bosque-estepa. En los recorridos se da prioridad a la observación con luz natural, para alcanzar mejores vistas de los ambientes en los cuales contrastan bosques, volcanes, glaciares colgantes y espacios de selva valdiviana. También hay circuitos de ripio, por caminos secundarios que llevan a sitios poco visitados con paisajes vírgenes que asombran a los turistas.

Riquelme consideró que "los lugares más característicos de estos recorridos son el parque Pumalín, en Chile; el Parque Nacional Los Alerces, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco; Piedra Parada y Bahía Bustamante (los tres últimos en Chubut), entre otros".

El pájaro carpintero gigante es una de las especies más buscadas por los turistas que participan en estos safaris.