domingo 20 de septiembre de 2020

España extenderá por 15 días más el confinamiento casi total por el coronavirus
Mundo

España extenderá por 15 días más el confinamiento casi total por el coronavirus

El presidente Pedro Sánchez anunció que el estado de alarma se prolongará hasta el 11 de abril próximo por el avance de la enfermedad.

España extenderá por 15 días más el confinamiento casi total por el coronavirus

Ante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció hoy que el estado de alarma decretado por el avance del virus se extenderá 15 días más de lo previsto inicialmente, por lo que los españoles permanecerán bajo un confinamiento casi total al menos hasta el 11 de abril.

"Para vencer al virus es imprescindible seguir anticipándonos. Es una medida dramática, incómoda y que está afectando por completo las vidas de todos, pero los expertos coinciden en que es una media efectiva contra el coronavirus", sostuvo Sánchez al comparecer en videoconferencia tras reunirse de forma virtual con los presidentes regionales.

El líder socialista explicó que su gobierno aprobará el martes próximo la prórroga por 15 días del estado de alarma, que luego tendrá que ser validado por el Parlamento español, donde espera encontrar apoyo del conjunto de la oposición, algo que se da por descontando ya que los críticos a su gestión presionan hacia medidas más duras.

Los primeros en conocer la decisión gubernamental fueron los presidentes regionales, quienes gestionan el sistema de salud público, con quienes Sánchez mantuvo una videoconferencia para evaluar el avance de la pandemia de Covid-19, que ya contagió a 28.572 personas y causó 1.720 muertes en España.

Aunque Sánchez encontró respaldo político de los líderes regionales a la extensión del confinamiento también volvió a recibir reclamos de las zonas más afectadas por la enfermedad como la Comunidad de Madrid y Cataluña.

La presidenta madrileña, la conservadora Isabel Díaz Ayuso, acusó al gobierno central de "bloquear" la llegada de material sanitario comprado a China e insistió en que la región, principal foco de la pandemia, aún no cuenta con todos los recursos necesarios.

Por su parte, el presidente catalán, el secesionista Quim Torra, insistió con endurecer el confinamiento.

"Hay que actuar sin esperar el desastre anunciado", enfatizó Torra tras la reunión virtual con Sánchez, al que también pidió paralizar la producción que no sea esencial para combatir el coronavirus, como hizo Italia.

Sánchez, sin embargo, defiende que las medidas de España ya son lo suficientemente duras y "están a la vanguardia" si se mira al resto de Europa y el mundo.

"Estamos planteando el confinamiento de un mes, con el efecto psicológico que tendrá para las personas vulnerables (...) son medidas de extrema gravedad. Lo importante es cumplirlas", subrayó el líder socialista.

Las calles de toda España se observan completamente vacías. | AP

Al margen de la prórroga del estado de alarma, el presidente del gobierno español informó de otras medidas nuevas como que los geriátricos privados pasarán a estar bajo control de la sanidad pública y que las Fuerzas Armadas ampliarán sus actuaciones a tareas de traslado de enfermos o de material sanitario.

También explicó que empieza una restricción temporal (de 30 días) de todos aquellos viajes no imprescindibles de terceros países, algo que había sido anunciado por la Unión Europea para los estados del espacio común.

Otra medida es que el gobierno central dará recursos a los municipios para repartir comida y medicamentos a las personas mayores en sus hogares, para que no tengan que exponerse a salir a la calle.

Asimismo, Sánchez reiteró que España logrará tener un "autoabastecimiento de material sanitario" gracias la "complicidad" de la industria nacional y recordó que actualmente se está comprando también en el mercado mundial todo lo necesario a pesar de la escasez de algunos productos como las mascarillas.

De acuerdo con el último balance del Ministerio de Sanidad español, en las últimas 24 horas, murieron 394 personas, otro récord en un solo día, que eleva los muertos a 1.720, mientras se registraron 3.646 nuevos contagios, una cifra algo menor que la jornada previa, cuando se sumaron casi 5.000 infectados, y que sitúa el total de infectados en 28.572.

"Hay una tendencia a la estabilización del número de nuevos casos. Esto puede dar esperanza, pero debemos ser muy prudentes", insistió hoy Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias.

El experto vaticinó que España se está "acercando" al período de doblegamiento de la curva de contagios, pero incluso suponiendo que en la próxima semana se puede llegar a ese punto, hay que tener en cuenta que una o dos semanas después será el momento de mayor presión sobre las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

En ese sentido, Simón admitió que habrá "estrés" en muchos hospitales pero que, con los recursos desplegados por el Ejecutivo, se espera poder evitar el colapso generalizado que advierten otros expertos.

Las autoridades españolas trabajan a contra reloj para descongestionar a los hospitales que se encuentran al límite de sus posibilidades, principalmente en Madrid, y para evitar una situación similar en otras zonas, como Barcelona.