Big Data, un concepto lleno de desafíos y oportunidades para crecer a nivel profesional

Desde mensajes en redes sociales hasta correos electrónicos laborales. Desde listas de música en Spotify hasta llamadas telefónicas a las empresas para hacer consultas: cada acción que realizamos, tanto online como offline, genera una increíble cantidad de datos.

De ahí el concepto de “Big Data”, que hace referencia a conjuntos de datos tan grandes y complejos que son imposibles de analizar y procesar de forma manual.

Estos inmensos volúmenes de datos hacen posible que las empresas nos conozcan más, y puedan enviarnos propuestas personalizadas. También son de utilidad para otros temas, como por ejemplo predecir cómo estará el clima, qué sucederá con las ventas y cuántos empleados podrían abandonar sus puestos de trabajo, entre otros ejemplos.

En este contexto es que las organizaciones están contratando profesionales idóneos para “sacarle el jugo” a los datos y anticiparse a posibles escenarios futuros, obteniendo hallazgos imposibles de detectar sin el uso de herramientas digitales poderosas.

El rol del científico de datos

Los perfiles que trabajan con el big data se llaman data scientists o, en español, científicos de datos, y cuentan con habilidades indispensables para trabajar en todo el ciclo de vida de los datos, como la recolección, limpieza, análisis y la presentación de sus conclusiones de forma atractiva y amigable para que cualquier ejecutivo los entienda. Por esto, y por el rol cada vez más relevante que tiene en las empresas, se trata de una de las profesiones más demandadas en Argentina y en todo el mundo.

Un dato fundamental es que, al tratarse de una disciplina creada recientemente, no hay oferta de perfiles para contratar y, en consecuencia, perciben salarios muy superiores en comparación con la media. Así es como según el ranking de los mejores trabajos 2022 elaborado por la plataforma norteamericana Glassdoor, los data scientist ocupan la posición N°3, con un salario promedio anual de 120.000 dólares.

En Argentina, según la filial local de la misma fuente, el monto ronda los 200 mil pesos mensuales. El último informe de la consultora de Recursos Humanos Randstad Argentina sobre los perfiles laborales de alta demanda a partir de la transformación digital acelerada que experimenta la gran mayoría de las organizaciones, incluye a los expertos en Big Data dentro de su top 7.

En concreto, los científicos de datos tienen una base de matemática y estadística. Además, saben programar en lenguajes como Python y utilizar tanto machine learning como deep learning. Si bien a simple vista estas capacidades parecen difíciles de alcanzar, el aprendizaje puede ser sólido y rápido con los métodos de enseñanza adecuados.

Por ejemplo, el curso de Data Science de la organización educativa Digital House tiene una duración de 7 meses durante los cuales los estudiantes aprenden con altas dosis de actividades prácticas todo lo vinculado al proceso de extracción, procesamiento y análisis de datos, con el objetivo de apoyar la toma de decisiones estratégicas en organizaciones de todo tipo.

La ciencia de datos es una disciplina que tiene todos los ingredientes para mantenerse vigente y atractiva de cara al largo plazo, si se contempla que los datos seguirán aumentado de forma exponencial hasta alcanzar los 181 zettabytes en 2025, según predice la Consultora Statista.

Considerando la situación presente y la tendencia futura, y dado que la capacitación es corta y efectiva, aquellas personas sin un recorrido profesional previo, o bien aquellos que provienen de carreras con elevados niveles de matemática como ingeniería, economía, química, física, y afines, pueden encontrar en el data science la profesión indicada para crecer sin límites; así que si tenés alguno de estos perfiles o querés incursionar en el mundo de los datos, podés comenzar tu recorrido realizando este curso.

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA