Solidaridad en Mendoza

Solidaridad en Mendoza
Esta es la parte hermosa de la historia de Mendoza y su gente. / Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Fiorela es una joven de 23 años, que vive en Las Heras. Se ha hecho cargo de sus hermanitos menores y necesitaba muchas cosas, entre ellas, un calefón. Mendoza escuchó su pedido y miles de mendocinos le hicieron llegar su ayuda solidaria. Fiorela ahora tiene como bañarse con agua caliente, al igual que sus hermanitos.

Esta es la parte hermosa de la historia de Mendoza y su gente.

La mala, la fea, la desagradable, es la otra, la pobreza que sufren miles de niños y jóvenes que no ven un futuro en sus vidas. Por eso, muchos quieren irse, porque no encuentran nada que valga la pena en su futuro.

A esto nos han llevado los malos gobiernos que malamente supimos elegir. Gobiernos de distintos signos, que por impericia, por maldad, por ignorancia o porque vaya a saber que causa, han ido sumiendo a nuestro pueblo, en la pobreza, en la desesperanza, en no encontrar ganas de vivir. En tener hambre, en forma permanente, porque el dinero no alcanza.

Esa es la pobreza al que nos han sumido los distintos malos gobernantes que hemos tenido y que lamentablemente, seguimos teniendo.

En el caso que comentamos, cientos de personas brindaron su apoyo. Dando de lo poco que tienen. Sin embargo, ni un solo político ofreció alguna ayuda, alguna donación. Ninguno se hizo cargo del problema, e hicieron lo que saben hacer muy bien: mirar hacia otro lado, hacerse los desentendidos, mientras siguen sumiendo al pueblo en la pobreza, educativa, moral y sobre todo, económica.

¿Algún día cambiarán las cosas?. ¿Seguirán pasando los malos gobiernos y cada estaremos peor, o alguna vez veremos aunque sea una pálida luz al final del túnel tenebroso en el que nos han sumido?

Pobre pueblo mendocino, adonde nos han arrojado. Adonde nos han llevado. Pobre pueblo argentino, qué mal que estamos. Y para colmo, lo único que saben hacer es echarle la culpa a los demás de su inoperancia, de su incapacidad, de sus graves errores que los vuelven a cometer una y otra vez.

Por favor: dejen de pelearse entre ustedes, malos políticos y comiencen a encontrar el camino que devuelva la fe y el bienestar al pueblo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA