miércoles 23 de septiembre de 2020

Escribe el Lector

Malargüe, pueblo históricamente minero

Soy egresado de la Escuela Técnica Industrial Minera de Malargüe, padre de futuros técnicos de esta institución, y miembro de su cooperadora.

Apelo a la necesidad de replantear nuestra actividad minera, pilar fundamental de la producción económica de un departamento que siempre compensó con los productos mineralógicos de esta tierra a importantes actividades industriales a nivel provincial, nacional y mundial.

El nuestro es un establecimiento formador de excelentes profesionales, idóneos, cuyas repercusiones a nivel laboral, enaltecen su prestigio por medio de sus conocimientos competentes.

La escuela fue durante 56 años un semillero constante de formación de mineros responsables social y ambientalmente. Pero, debido a las manifestaciones infundadas de un sector, el futuro laboral de nuestros hijos se pone en duda. Como padre sostengo la necesidad de replantear antes nuestras autoridades y representantes la posibilidad de exigir y marcar una postura de defensa con relación a la minería responsable en nuestro departamento. De lo contrario, dejamos la puerta abierta a la incertidumbre. ¿Cuál será el futuro profesional y laboral de nuestros hijos? Considero que es el momento de replantear ante nuestra ciudadanía, y la región, la posibilidad de brindar herramientas y políticas de estado que permitan debatir la opción de impulsar la actividad minera en nuestro suelo. De manera coherente y responsable a nivel ambiental.

Víctor Hugo Palma - Presidente de la cooperadora de la Escuela Savio.

Malargüe.