lunes 30 de noviembre de 2020

En la cima: Regatas es campeón anual
+ Deportes

En la cima: Regatas es campeón anual

En el Valle de Uco, el Lago derrotó a Tunuyán, barrió la serie y se coronó campeón anual después de dos años.

  • lunes, 23 de diciembre de 2019
En la cima: Regatas es campeón anual

En un partido cerrado y equilibrado que duró casi dos horas, Mendoza de Regatas, volvió a festejar después de dos años y recuperó el reinado en la máxima categoría del voleibol mendocino. El Lago barrió la serie 2-0 ante Tunuyán, en el Valle de Uco, y gritó campeón del Torneo Clausura de la Liga de Honor. El equipo de Luis Testa, ya había festejado en el Apertura de este año y por eso, anoche, se consagró como el mejor equipo del 2019.

Gentileza

Hacía dos años que Tunuyán era imbatible. Los campeonatos anuales del 2017 y 2018 se los quedaron los del oeste mendocino y eran dominadores totales del circuito local. Sin embargo, Regatas, gracias a un gran trabajo realizado para jugar la Liga en el último tiempo (la cual no va a poder disputar), hizo notar en la cancha su capacidad como equipo y le arrebató la corona de campeón a los tunuyaninos.

El Lago realizó un muy buen trabajo en defensa con pilares como Carosio, Cabrera, Vivares, Rodríguez y con los bloqueos de Giocoli y Ghellinaza. Además, la ofensiva fue fundamental y en los momentos más críticos apareció "Astroboy" Carosio, con toques y contragolpes letales para Tunuyán.

El primer set fue muy parejo y el hecho de que los locales se lo quedaran por 28 a 26, dejaba asomar que iba a ser un partido muy parejo.

Pero Regatas a partir del segundo set se recuperó. Con los ataques efectivos de Carosio y un valioso aporte del cubano Zulueta, el Lago logró alejarse en el marcador e imponer condiciones.

Gentileza

Tunuyán tuvo buenos momentos con Battaglia y Velázquez por el centro, más el buen armado de Sancer, pero los errores no forzados del zurdo Serrani (condicionado por su lesión en la rodilla) fueron determinantes.

Regatas fue de menor a mayor y a partir del segundo set no tuvo fisuras y estuvo totalmente sólido. Hasta el octavo punto siempre fue parejo, pero después se hizo imparable.

El equipo del Lago volvió a sonreír y le regaló este título a su entrenador Luis Testa.