El Gobierno busca capitalizar el éxito logrado por la cumbre

El Gobierno busca capitalizar el éxito logrado por la cumbre
El Gobierno busca capitalizar el éxito logrado por la cumbre

El presidente Mauricio Macri recibirá hoy por la mañana a los medios de prensa en la que sólo permitirá hacer ocho preguntas.

Mauricio Macri buscará aprovechar el balance positivo que dejó el G20 en la mirada del Gobierno en términos de organización, seguridad y la declaración de consenso aun cuando reflejó las diferencias.

Acaso para extender los efectos y el aire renovado del fin de semana como contraste de los indicadores económicos y remontar la imagen, el Presidente dará hoy a las 9.45 una conferencia de prensa en la Casa Rosada en la que permitirá hacer ocho preguntas. Si tratará de usar la cumbre como un viento a favor para recuperar capital político, de lo que viene, mirará con atención la conflictividad social en este mes sensible desde hace tiempo en la Argentina.

"Hoy tenemos un país conectado al mundo como nunca en su historia. El mundo nos ha dado un lugar y nos quiere acompañar. Hoy hay futuro", aseguró Macri para empujar la expectativa en la jornada final de la cumbre.

La reunión con Xi Jinping en la Quinta de Olivos marcó el cierre de los encuentros con los principales líderes del planeta y los apoyos de los mandatarios al rumbo o a la figura del Presidente otra vez funcionarán como un contrapeso con el objetivo de recuperar capital político ante las cifras de inflación, caída de la actividad, pérdida de empleo y pobreza en aumento.

De acuerdo con un informe del ministerio de Hacienda antes de marzo comenzará a sentirse un repunte en la economía. El llanto de Macri en el Colón implicó el plus para volver a tender un vínculo emotivo con los desencantados por la gestión: celebrado por los estrategas e integrantes del gobierno, aseguraron que todavía no midieron el impacto en imagen.

Superado el G20, uno de los principales focos estará puesto en las protestas y posibles desbordes de fin de año. Todavía no había salido de Olivos el presidente chino cuando un funcionario repasaba que de las cuatro prioridades que fijó el Gobierno para esta etapa de crisis queda controlar la conflictividad en las calles, más allá de que el dólar no permite relajarse y las tasas altas frenan la actividad. En el plano financiero hay expectativa de una favorable reacción de los mercados por la tregua de la guerra comercial negociada entre Xi y Donald Trump.

En cuanto a fin de año la percepción coincide en la Casa Rosada y La Plata, con María Eugenia Vidal atenta al conurbano bonaerense con vastos sectores vulnerables: la crisis cambiaria y la recesión profundizaron las urgencias, aunque así y todo en principio no advierten un clima de conflictividad salvo que sea generado por motivaciones políticas, según la mirada compartida: "La situación no es distinta a septiembre, octubre o noviembre. Si no pasó hasta ahora no debería haber problemas por situaciones objetivas, si no hay intencionalidad", ratificó un funcionario con termómetro de las zonas calientes.

Desarrollo Social buscará desactivar eventuales focos de conflicto y al bono de $1.500 para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo ya anunciado en septiembre agregaron el adelanto del pago de los programas ($6.000) del 5 de enero al 28 de diciembre, aumentos de las partidas para comedores y un kit de productos navideños.

Vidal anunció un bono de $7.000 para los estatales y de $3.500 para los jubilados con haberes más bajos, además de refuerzos a programas sociales. En La Plata casi descartaron más asistencia este año, aunque ratificaron que no habrá restricciones presupuestarias para el reparto de alimentos a los comedores.

A Macri le queda un temario menos áspero en el Congreso durante las sesiones extraordinarias, con un temario acordado aunque no exento de controversias. Un caso será el financiamiento de los partidos, con el que habrá debate no sólo con la oposición sino dentro de Cambiemos.

En el plano internacional, el Presidente confirmó durante la cumbre que visitará la India -posiblemente en febrero- y todo indica que asistirá a la asunción de Jair Bolsonaro en Brasil, el 1° de enero, estimaron en la Casa Rosada. Otra cita fuera del país de la que no participará pero lo devolverá a una de las adversidades locales será el River-Boca del domingo, el superclásico organizado en Madrid como la extensión del papelón del operativo en Núñez y la imposibilidad de armarlo con seguridad en Buenos Aires.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA