jueves 22 de octubre de 2020

El clásico que dividió el parque
+ Deportes

El clásico que dividió el parque

En 1973, Gimnasia y Esgrima se afilió a la Federación Mendocina de Patín. El Lobo y la Lepra le dieron vida a partidos inolvidables.

El clásico que dividió el parque

El inicio del campeonato Oficial de 1973, organizado por la Federación Mendocina de Patín, presentó como novedad la incorporación de Gimnasia y Esgrima. El Lobo, recientemente afiliado a la entidad, sería uno de los seis equipos que competirían por el trofeo “Vendimia”.

En el certamen, auspiciado por la Dirección Provincial de Turismo, el Blanquinegro debutaría -la noche del viernes 2 de febrero- con un triunfo ante Casa de Italia (5 a 2). Los goles del equipo que dirigía Pascual Santucci, que ofició de local en la pista del Club San Martín, fueron convertidos por Enrique Muñoz (3) y Ernesto Badiales (2). Mientras que aquella jornada, Andes Talleres venció a Independiente Rivadavia (4 a 0) con tantos de Oscar Bonanno (2) y Daniel Gudiño (2). Completaban la plantilla de candidatos San Martín y Giol.

Un éxodo masivo de jugadores de YPF, que el año anterior traslucía aires de renovación, alimentó las filas del “Mensana”, que al promediar la temporada tendría su pista en el Parque, junto al estadio de fútbol, detrás de las tribunas de las plateas. Con la llegada del Lobo, que militaría en el deporte solo en el 73, se había alumbrado un nuevo clásico. La rivalidad del balompié ahora viajaba sobre rueditas.

El primer choque entre Gimnasia e Independiente se celebraría el viernes 23 de febrero, la noche de la Vía Blanca. La particularidad de aquel encuentro la dio el Lobo, porque sería local en la casa de la Lepra. Un empate en dos goles fue el saldo de aquel partido dirigido por José Martín.

Habría otros choques entre Lobos y Leprosos, como el del 26 de mayo, con triunfo de Gimnasia (4 a 2) por la tercera fecha del torneo “Jorge Guajardo”, que organizaba Independiente.

Durante esa temporada nuevas figuras comenzaron a destellar en primera división, como el defensor Ángel Maldonado que regresaría a YPF y cuatro años después alzaría la Copa del Mundo en San Juan. Pero nadie se imaginó lo que ocurriría la noche del viernes 18 de noviembre en el inicio del Oficial.

En la primera fecha reservada a los clásicos, San Martín venció a Casa de Italia (5 a 3), con un póquer de Rubén "Nichi" Moreno y un gol de Mario Rubio. En la pista Azul, en tanto, Independiente golearía a Gimnasia (10 a 2), en lo que sería su último choque en la temporada. “Inobjetable victoria”, escribió Los Andes.

En el Parque, defendiendo distintos colores, Enrique Salinas (p) y su hermano Mario quedarían enfrentados; ambos -que habían sido campeones con Agua y Energía en 1962- no se medirían en 1973. El hijo de Enrique luego dirigiría la Selección argentina Sub-20, y Facundo, el hijo de “Chacho”, sería campeón mundial.

Una reunión clave en el parque

El 24 de febrero, en el salón de reuniones del Club Gimnasia y Esgrima, se realizó el segundo encuentro del Comité Nacional de hockey sobre patines en Mendoza. En la oportunidad se trató la actividad de este deporte en el orden nacional e internacional.

El evento fue presidido por Enrique Reynoso y asistieron Luis Toledo (por San Juan), Hipólito Novales (Mar del Plata) y Raúl Tula (Mendoza); los representantes de Santa Fe y Capital Federal estuvieron ausentes. El tema más relevante fue la descentralización de la actividad -ante la CAP- para organizar partidos interfederativos.

Además se acordó apoyar a las asociaciones de Tucumán, Córdoba, Entre Ríos y Misiones para que el hockey sobre patines fuera un verdadero deporte nacional.