Ruta destrozada y en espera, la 14 en Maipú

Vecinos de Barrancas reclamaron en varias ocasiones la reconstrucción de Ruta 14. Archivo Los Andes
Vecinos de Barrancas reclamaron en varias ocasiones la reconstrucción de Ruta 14. Archivo Los Andes

La ruta provincial 14, o carril Barrancas, es una importante vía de comunicación en el distrito homónimo, que conduce desde Maipú al departamento de Junín. Es muy utilizada por un elevado número de usuarios, pero se encuentra en un penoso estado y resulta muy peligrosa su circulación. Urge su reconstrucción.

El hermoso distrito Barrancas, en el departamento de Maipú, posee posibilidades turísticas por sus importantes enclaves patrimoniales; de trabajo, porque es sede de varias bodegas importantes, viñedos de primera calidad, escuelas y, por supuesto, es residencia de numerosas familias. También el área se caracteriza por contener pozos de petróleo y varias canteras para la extracción de áridos para la construcción, aunque estos últimos son parte del problema que citamos.

El distrito es muy atractivo sobre todo en el estío mendocino, pero, pese a sus bondades generales, carece en forma explícita y determinada de un camino que sirva para la comunicación de los diferentes actores que actúan en esa parte del territorio.

Decimos esto porque desde hace mucho tiempo la ruta provincial 14, que recorre la zona, se encuentra totalmente destrozada y circular por ella es un calvario, salvo que uno lo haga en un vehículo todo terreno.

Este camino tiene una extensión aproximada de 16,5 kilómetros, desde el puente del río Mendoza hasta la intersección con la ruta provincial 61.

La 14 conecta a Maipú con el Este provincial, a través del departamento de Junín y es uno de los principales ingresos a las plataformas petroleras con más explotación de la provincia.

El paso permanente de camiones de carga, con pesos superiores a los previstos por las normas técnicas, para que soporten las calzadas, terminó rompiendo y anulando totalmente la carpeta asfáltica.

En la actualidad, es muy difícil recorrer esta traza y los usuarios, que deben hacerlo en forma permanente, lo tienen que hacer con mucha precaución para evitar incidentes de tránsito, que ya han ocurrido con diferente saldo.

La situación preocupa especialmente a los empleados de las bodegas, a los docentes y al personal que trabaja en las cuatro escuelas provinciales que tienen radicación en el área y que no disponen de otra forma de llegar a sus labores.

El problema de esta vía de comunicación es que no admite arreglos parciales por el nivel de destrucción que presenta y la única solución es la reconstrucción total de su paquete estructural en toda su extensión. En síntesis, y admitido por los técnicos de Vialidad provincial, se deberá demoler gran parte de la estructura del camino. No hay otra solución.

Lamentablemente la Dirección Provincial de Vialidad sabe de esta situación, pero no ha podido colocar la ansiada obra en el plan de realizaciones viales de 2021 y, probablemente, su ejecución se difiera para el próximo ejercicio. Versiones no confirmadas señalan que la reconstrucción de la calzada demanda una inversión de unos 650 millones de pesos.

Lo que se ha conseguido es la reconstrucción de un pequeño puente de la ruta 61, que es punto de unión con la ruta 14.

El municipio de Maipú, gente de la zona, empresarios y legisladores, han solicitado la pronta ejecución del emprendimiento, pero, como hemos expresado, la situación no se podría mejorar en el corto plazo.

Como la situación del camino descripto es extremadamente grave, habría que preguntarse si, por vías de excepción, el Gobierno provincial puede habilitar alguna partida especial y comenzar en el emprendimiento de reconstrucción sin falta en los próximos meses.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA