Malvinas, reclamo persistente pero sin avances

Malvinas 40 años: Claudio José Zanetti, un soldado que participó del desembarco y la toma de las islas
Malvinas 40 años: Claudio José Zanetti, un soldado que participó del desembarco y la toma de las islas

Otra vez la Argentina planteo sus reclamos por la soberanía de las Islas Malvinas, en la Asamblea General de Naciones Unidas, donde habló el presidente de la Nacional. Esta vez fue de manera presencial, pero desafortunadamente sin encontrar ninguna señal de posibles conversaciones con el país usurpador.

En la reciente reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), el presidente de la Nación, Alberto Fernández, reivindicó los derechos argentinos sobre Malvinas y denunció una injustificada presencia militar en las islas.

Ocurrió en su primer discurso de manera presencial en Naciones Unidas, teniendo cerca a la primera ministra del Reino Unido, Liz Truss, quien llegó al cónclave habiendo dejado en claro la persistencia del “rechazo completo” inglés sobre cualquier cuestionamiento en torno a la soberanía de las islas, de las que la canciller sostiene “son parte de la familia británica y defenderemos su derecho a la autodeterminación”.

En el foro mundial de hace algunos días, el jefe de Estado argentino recordó que este año se cumplen 55 años de la Resolución 2065, la primera adoptada por la ONU relativa a la Cuestión de las Islas Malvinas y por la cual solicitó, infructuosamente, a la Argentina y al Reino Unido mantener negociaciones que permitiesen alcanzar una solución pacífica y definitiva a la disputa sobre la posesión de esos enclaves.

Valorable asistencia humanitaria a otros países

El lanzamiento de la nueva Agencia Argentina de Cooperación Internacional y Asistencia Humanitaria-Cascos Blancos, confirma la tradición del país de estar siempre dispuesto a brindar ayuda a otros pueblos que estén padeciendo algún tipo de emergencia. El último auxilio fue a Cuba.

“El Reino Unido persiste en su actitud de desoír el llamado a reanudar las negociaciones respecto de la disputa territorial y ha agravado la controversia por los llamados a la explotación ilegal y unilateral de los recursos naturales renovables y no renovables en el área”, sentenció Fernández.

Asimismo, el mandatario argentino insistió en condenar la desmedida presencia militar inglesa en las islas, que es considerada una zona de paz y cooperación internacional.

En una palabra, el Gobierno argentino volvió a plantear el reclamo por Malvinas como una prioridad de máxima importancia, aunque sin lograr ningún atisbo de aceptación de conversaciones por parte de la nación invasora, que viene dando la espalda de manera contundente a las pretensiones de dialogo con nuestros representantes.

También el canciller argentino, en reunión con el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, reafirmó la postura nacional por la cuestión Malvinas.

Claro, fue escuchado pero sin conseguir ninguna definición favorable para nuestras pretensiones por parte del funcionario norteamericano.

Entonces, la Argentina ha reafirmado en el pasado mes de setiembre y en forma inclaudicable, sus legítimos derechos sobre los territorios del Atlántico Sur.

Más conciencia sobre la Antártida

Cada vez más provincias tienen incorporada la fecha del 21 de junio como Día de la Confraternidad Antártica; recientemente lo hizo La Rioja, mientras que Mendoza la tiene ya desde hace años. Es una forma de que los niños vayan incorporando el valor de la presencia nacional en el Continente Blanco, en conexión con la reivindicación permanente de nuestras Islas Malvinas.

Sin embargo, hay que ser realistas y reconocer que no se ha conseguido ningún movimiento favorable al reclamo que es causa nacional e irrenunciable.

Es más, debe advertirse que la postura de la recién asumida canciller británica será tan dura o carente de interés en escuchar a nuestro país por este tema, como ocurrió durante todo el periodo de Boris Johnson.

Todo hace presumir que para Truss abrir negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y duradera a la disputa de soberanía, está tan lejos como su despacho en Londres de Puerto Argentino.

No obstante, la Argentina no debe claudicar en la lucha permanente por la recuperación de la soberanía sobre nuestras islas, en todos los foros donde nos toque intervenir. Tarde o temprano, Inglaterra deberá avenirse a negociar sobre lo que es a todos luces un derecho nacional argentino.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA