Inversiones para que haya empleo privado

Crisis del trabajo privado registrado en la provincia. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Crisis del trabajo privado registrado en la provincia. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

Desde la presidencia de IDEA destacan, en las consideraciones previas del encuentro, que se debe estabilizar la macroeconomía en la Argentina para lograr previsibilidad.

El Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA) presentó oficialmente su nuevo coloquio anual, que se desarrollará en los próximos días en Buenos Aires y que tendrá como tema central de debate el empleo privado formal en nuestro país.

Desde la presidencia de IDEA destacan, en las consideraciones previas del encuentro, que se debe estabilizar la macroeconomía en la Argentina para lograr previsibilidad.

“La Argentina va a salir adelante unida y trabajando”, destaca la entidad convocante en su escrito de presentación.

Y apunta: “Tenemos que generar inversión para que pueda haber trabajo, porque es la mejor herramienta de integración”.

Cabe acotar que la organización empresarial convocante viene manteniendo contactos con las organizaciones sociales para ver cómo se pueda vincular a la denominada economía popular con las cadenas de valor de los sectores más dinámicos del quehacer económico del país.

Esta última mirada es loable y muestra sintonía con un cambio de actitud que tienden a mostrar amplios sectores de la comunidad después del reciente resultados de las elecciones primarias, en donde el oficialismo sufrió un fuerte traspié, que, por añadidura, constituyó una dura respuesta popular a la política asistencialista potenciada desde que comenzó la actual gestión, el 10 de diciembre de 2019.

Por otra parte, hay que destacar una vez más que el excesivo cierre de la economía que se dispuso desde la Nación el año pasado por la pandemia de coronavirus acentuó el asistencialismo del Estado, provocando una inevitable derivación inflacionaria producto de la enorme emisión que hoy el Gobierno busca encauzar a duras penas y urgido por las demandas sociales cada vez más acuciantes.

La pobreza estructural que vive la Argentina en estos momentos, y que acaban de confirmar datos elocuentes del Indec, nos habla de la necesidad urgente de un cambio de rumbo político a partir de acuerdos que difícilmente se puedan intentar con el belicoso clima político imperante.

Difícilmente encuentre la política una puerta de salida a la grave situación social mientras en la gestión económica o se dejen de lado nocivas regulaciones de los mercados, que no sólo retraen el movimiento comercial, sino que, por añadidura, desalientan al sector privado a la inversión en personal.

Encuestas que se van conociendo destacan en los últimos tiempos dos datos alarmantes: que un porcentaje ya mayoritario de la población prefiere la seguridad del empleo público, por un lado, y la salida del país de más y más argentinos, mayormente jóvenes y profesionales, con la ilusión de hallar en otras partes del mundo un horizonte más alentador que el que ofrece por estos tiempos en estas tierras.

Es probable que después de las elecciones legislativas de noviembre sea necesaria una búsqueda de consensos políticos para intentar salir de la crisis.

Es que sea cual sea el resultado de los comicios, en los próximos dos años será imposible lograr cualquier solución sin acuerdos básicos porque existirá un empate institucional.

Se requerirá para ello altura política tanto de quienes ganen como de quienes resulten vencidos por el voto popular.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA