Incendios en el Sur, locura que no debió ocurrir

Incendios en el Sur, locura que no debió ocurrir
La comunidad quiere que de una vez por todas se castigue a los causantes de estragos tan grandes que, con sus hechos, modifican la vida de muchos indefensos pobladores, quienes perdieron todo.

En la provincia de Mendoza hemos sufrido incendios de campos de magnitud, pero debemos reconocer que el drama que está viviendo una vasta región de la provincia de Chubut, supera todo lo que hemos padecido en nuestro territorio.

En la provincia de Mendoza hemos sufrido incendios de campos, de magnitud, pero debemos reconocer que el drama que está viviendo una vasta región de la provincia de Chubut, supera todo lo que hemos padecido en nuestro territorio.

Los incendios declarados en la llamada Comarca Andina (cinco comunas de Chubut) y el municipio de El Bolsón (Río Negro), se inscriben como uno de los desastres naturales del país en mucho tiempo.

La Justicia de Chubut investiga a través de fotos, filmaciones y testimonios de pobladores si algunos focos de los incendios en la Comarca Andina, en la Patagonia, que afectaron a más de 300 viviendas -en muchos casos con pérdidas totales- se originaron en el tendido eléctrico.

Las pérdidas son incalculables y lo peor es que al redactar este comentario se tenía conocimiento de una víctima fatal y de la desaparición de varias personas, pobladores de la región afectada, con lo cual el desenlace todavía podría ser mucho peor.

Los daños materiales, cuando se termine de evaluar todo lo sucedido, serán multimillonarios por la destrucción de viviendas de los residentes y de sus pertenencias, como también de animales de crianza y domésticos. Las pérdidas en las instalaciones del Estado, como tendidos eléctricos, suministro de agua y otras obras, de arte y de servicio, son cuantiosas y demorará un tiempo la reposición de todas las prestaciones.

En algunos puntos donde las llamas hicieron estragos no había agua potable y en otras faltó el líquido y, además, la electricidad y el gas.

El suelo y los bosques nativos, la flora y la fauna de la región, también sufrieron un impacto devastador por lo que la naturaleza del sitio tomará mucho tiempo en recuperar su estado silvestre.

Desde los primeros momentos de este espantoso siniestro, el Estado nacional se hizo presente en el área afectada con el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Juan Cabandié primero, y el sábado pasado, el mismo presidente de la Nación, Alberto Fernández, y dos ministros más de su gabinete, Obras Públicas y Desarrollo Territorial y Hábitat, recorrieron el área afectada. Inexplicablemente en el sector de Lago Puelo, se produjo un incalificable como demencial ataque a la comitiva oficial que motivó la suspensión de la recorrida.

De todos modos, el Gobierno nacional enviará partidas por un valor de más de 715 millones de pesos, para asistir a los pobladores de las localidades afectadas, en especial para la adquisición de 364 viviendas transitorias de construcción liviana y para obras de infraestructura (agua y energía).

Para el Gobierno federal la causa del desastre es la intencionalidad de los incendios, a partir de la simultaneidad en el inicio de diversos focos en por lo menos seis localidades patagónicas, en un lapso de aproximadamente tres horas.

La población de las provincias afectadas, pero también la del resto del país, aguarda que la Justicia local pueda encauzar el proceso y llegar al fondo de la cuestión, y determinar quiénes fueron los responsables de este ecocidio y cuáles sus razones.

¿Actos vandálicos para causar zozobra? ¿Prender terrenos para “limpiar” espacios con fines inmobiliarios o de actividades mineras? ¿Atentados deliberados de integrantes de una supuesta organización armada que actúa en la Patagonia? Son hipótesis que, fiscales y jueces intervinientes en el proceso judicial puesto en marcha, deberán resolver.

La comunidad quiere que de una vez por todas se castigue a los causantes de estragos tan grandes que, con sus hechos, modifican la vida de muchos indefensos pobladores, quienes perdieron todo.

También las provincias patagónicas afectadas, con el apoyo del Gobierno federal, deberán aplicar más infraestructura al servicio de prevenir estos devastadores siniestros y aumentar el material terrestre y aéreo para llegar con respuestas más inmediatas a los primeros focos ígneos y frenar el desastre.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA