Inadmisible amenaza de un funcionario nacional

Desde Juntos por el Cambio pidieron la renuncia de Aníbal Fernández, luego de increpar al dibujante Nik en las redes. / Gentileza
Desde Juntos por el Cambio pidieron la renuncia de Aníbal Fernández, luego de increpar al dibujante Nik en las redes. / Gentileza

El señor Aníbal Fernández, en su carácter de ministro de Seguridad de la Nación es quien debe estar a cargo del cuidado de los ciudadanos, en lugar de hacer ostentación de su acceso a información privada.

No deja de repercutir, y aumentar el rechazo social, la gravísima reacción del ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, a un tuit del humorista gráfico Nik, quien a través de la red social se había manifestado en contra de la estrategia electoral del oficialismo consistente en la entrega de dinero y otras dádivas con el firme propósito de torcer la voluntad popular en las próximas elecciones, luego de la fuerte derrota sufrida en las PASO del 12 de setiembre.

Como un ciudadano más, Cristian Dzwonik (Nik) se expresó a través de Twitter para criticar dicha metodología y opinar que, según su punto de vista, la nueva estrategia de donativos no cambiaría el pensamiento de la mayor parte de los votantes en las elecciones  del 14 de noviembre.

“Muchas escuelas y colegios de la CABA reciben subsidios del Estado y está bien. Por ejemplo, la escuela/colegio ORT. ¿La conocés? Sí que la conocés. ¿O querés que te haga un dibujito?”. Esta es la parte saliente del grave mensaje del funcionario nacional, que claramente buscó transformar en amenaza su respuesta al punto de vista crítico al rumbo del gobierno expresado por el profesional del dibujo, en forma totalmente independiente de lo que es su trabajo diario en los medios de comunicación.

Lo más grave de este atropello del funcionario es que incluye información sobre la familia del profesional del historietista, como en este caso el establecimiento educativo al que concurren sus hijas. Esto supone, claramente, un abuso de autoridad potenciado por parte del señor Aníbal Fernández, ya que en su carácter de ministro de Seguridad de la Nación es quien debe estar a cargo del cuidado de los ciudadanos, en lugar de hacer ostentación de su acceso a información privada, como demostró con su agresivo mensaje.

Precisamente, a raíz de expresiones de Nik posteriores al grave incidente, en las que dijo sentir miedo por la demostración que hizo Aníbal Fernández de su acceso a información reservada de la ciudadanía, y en este asunto concreto de su familia, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa) se solidarizó con el humorista y condenó las expresiones intimidatorias efectuadas por el funcionario nacional a través de Twitter.

En nuestra provincia también hubo expresiones de total repudio, enmarcadas en el generalizado malestar que generó la despreciable reacción del funcionario nacional. Es el caso del Consejo Empresario Mendocino, una de las más importantes organizaciones representativas de la actividad privada local, que comunicó su desagrado por el tono intimidatorio del mensaje. Y reclamó algo que debería ocurrir, pero que ya quedó demostrado que difícilmente suceda: no hubo rectificación o aclaración del presidente de la Nación, en su carácter de jefe político del ministro Aníbal Fernández. De haber procedido de la manera que se reclama, el titular del Ejecutivo nacional hubiese mostrado un gesto de sensatez que hoy falta en el gobierno nacional.

Una muestra más del preocupante deterioro de la idoneidad y calidad moral de los políticos puestos a conducir los destinos del Estado. Y una nueva embestida a la base de sustentación de nuestra vida republicana.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA