Es prioritario bajar los niveles de inseguridad

Las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía de Mendoza deben recuperar protagonismo y pasar firmemente, de la inacción o acción a medias, a la iniciativa firme de controlar el delito. / Foto: Los Andes
Las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía de Mendoza deben recuperar protagonismo y pasar firmemente, de la inacción o acción a medias, a la iniciativa firme de controlar el delito. / Foto: Los Andes

Por supuesto que siempre hubo casos de inseguridad, en cualquier tiempo y bajo los diferentes gobiernos, pero en la actualidad los casos de delitos han aumentado mucho y son en general muy violentos. Es una preocupación muy grande los ciudadanos junto a la falta de trabajo, la inflación y el incremento de los precios de los alimentos e insumos básicos.

Los delitos contra las personas han aumentado notablemente y la situación preocupa mucho a las familias, que sienten impotencia ante la violencia que ejercen los delincuentes.

El último hecho que causó indignación entre la ciudadanía, y que tuvo amplia repercusión nacional, fue la absurda como violenta agresión que sufrió, el lunes 14, Emiliano Miguel Fernández, de 37 años, quien recibió el golpe de una piedra en su cabeza, causando la muerte en un hospital. El trabajador iba en bicicleta por un costado del Acceso Norte en dirección a la fábrica de muebles donde se desempeñaba, cuando fue alcanzado por un piedrazo que le arrojó un delincuente que huía de un frustrado robo. No alcanza a compensar que el malviviente, de sólo 20 años, haya sido capturado. Segó la vida de una persona joven aún, y eso no tiene resarcimiento posible.

Éste es uno de los últimos dramas que se han vivido en el Gran Mendoza, pero también se registran en sectores del Este y otras zonas.

No alcanza a compensar que el malviviente, de sólo 20 años, haya sido capturado. Segó la vida de una persona joven aún, y eso no tiene resarcimiento posible.
No alcanza a compensar que el malviviente, de sólo 20 años, haya sido capturado. Segó la vida de una persona joven aún, y eso no tiene resarcimiento posible.

Las personas que hoy son consultadas, por cuáles son sus mayores preocupaciones, ponen como una de las principales demandas, la inseguridad, en ocasiones casi por encima o igual que la inflación, el alto costo de los alimentos y las dificultades para encontrar empleo genuino.

El problema viene arrastrándose desde hace mucho tiempo y Los Andes se ha ocupado permanentemente del asunto, como ocurrió el sábado 26 de febrero cuando se publicó una nota titulada: Robos rurales. Los delitos se acumulan y la agroindustria pierde millones.

Las protestas, por los robos en las propiedades rurales, unieron en la demanda a entidades como la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi), Centro de Viñateros y Bodegueros del Este y Federación Olivícola.

En el Este, además de las sustracciones en propiedades y establecimientos, estuvo operando una banda que realizó diversos y violentos atracos a bodegueros y otros empresarios. No está claro aún si la peligrosa gavilla está desarticulada o simplemente se ha replegado por la exposición pública que han tenido sus fechorías.

Vecinos y vecinas de El Borbollón y El Pastal (en el límite entre Las Heras y Lavalle) volvieron a cortar por tercera vez la ruta 40 a la altura de la calle San Ramón. Esta vez, en reclamo no sólo por el mejoramiento del transporte sino, además, por situaciones de inseguridad que sufren quienes habitan esas localidades.

Las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía de Mendoza deben recuperar protagonismo y pasar firmemente, de la inacción o acción a medias, a la iniciativa firme de controlar el delito.
Las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía de Mendoza deben recuperar protagonismo y pasar firmemente, de la inacción o acción a medias, a la iniciativa firme de controlar el delito.

Zonas antes tranquilas como, por ejemplo, Perdriel Este (Luján de Cuyo), se han convertido en áreas riesgosas con incursiones de malvivientes que no sólo roban sino, también, que agreden a los damnificados.

En Guaymallén hay zonas por las que es mejor no pasar y rodearlas haciendo más kilómetros. Es el caso del carril Buenos Vecinos, en las cercanías del carril Ponce y Bandera de los Andes, Rodeo de la Cruz, donde se encuentra el asentamiento BAP, que ocupa un predio ferroviario. Seguramente el espacio contiene a gente de buenas intenciones, pero un puñado de indeseables se dedica a cometer toda clase de ilícitos. Hace unos días, un matrimonio que circulaba en automóvil por el lugar, fue sorprendido por un audaz ladrón que, en un santiamén y aprovechando una ventanilla baja, arrebató la cartera de la mujer, no obstante que el vehículo estaba en movimiento.

Las autoridades del Ministerio de Seguridad y de la Policía de Mendoza deben recuperar protagonismo y pasar firmemente, de la inacción o acción a medias, a la iniciativa firme de controlar el delito. La institución policial tiene nuevo jefe, función que ha recaído en un comisario general retirado, que debe restablecer las garantías que exigen los ciudadanos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA