El censo de población 2022 y la experiencia digital

Censo digital 2022
Censo digital 2022

El censo es un instrumento de notable utilidad para radiografiar la situación del país en temas que son motivo de análisis y preocupación en la agenda cotidiana.

Las iniciativas que se desarrollan desde los más variados ámbitos de las actividades públicas y privadas vienen adoptando la modalidad virtual. Es decir, el uso de internet como forma de efectivizar y hacer más dinámicas las gestiones en materia de comunicación, y en orden a gestiones vinculadas con la administración pública.

La sociedad en su conjunto asumió el desafío, aunque hay que mencionar las dificultades que persisten sobre todo entre los adultos mayores y en los grupos de vulnerabilidad social, que no cuentan con las armas necesarias para acceder a la web.

Lo precedente vale para resaltar que nos encontramos ante un relevante compromiso cívico que en su primera etapa tiene la relación virtual como eje: el Censo Nacional de Población, Hogares y Vivienda 2022.

No es para alarmarse: aunque se aguarda una masiva concurrencia digital para responder el cuestionario elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la encuesta finalizará el 18 de mayo próximo, con la posibilidad de que quienes no hayan elegido la modalidad virtual lo hagan de forma presencial.

El titular del Indec, Marco Lavagna, evaluó que un 50% de la población habilitada para cumplir con este trámite lo hará de modo virtual. Con todo, más allá de las cuestiones metodológicas (presencial o a distancia), el censo es un instrumento de notable utilidad para radiografiar la situación del país en temas que son motivo de análisis en la agenda cotidiana.

No sólo permitirá conocer la cantidad de habitantes que tiene la Argentina, sino que también interpelará sobre el nivel de vida de la población, acerca del empleo, la educación y el marco habitacional. También se presentaron inquietudes para que se aborde la temática de la discapacidad, lo cual fue admitido por la comisión que encabeza Lavagna.

Estas y otras consideraciones forman parte de la dura realidad que viven millones de argentinos. Pero si al cabo del censo las autoridades nacionales y provinciales se quedan ancladas sólo en las referencias estadísticas, la radiografía no será de utilidad para atacar los males que agobian a las personas desocupadas, a quienes se hundieron en la pobreza extrema y a las familias numerosas que viven hacinadas en viviendas precarias.

El Censo de Población, Hogares y Viviendas debe operar como un apéndice de los datos que ya son conocidos por todos. Casi la mitad de la ciudadanía en situación de pobreza, niño/as que pasan hambre o que abandonaron la escuela, y una escalada inflacionaria sin soluciones a la vista.

Hace ya varias décadas se aguardaban con expectativa los resultados de los censos para conocer cuánto había trepado la cantidad de habitantes en el lapso intercensal. Hoy la realidad es otra y mayores son las urgencias. Por ello, tanto de manera virtual como presencial, la protagonista es la gente. Es un deber y un derecho que no es prudente eludir. Tampoco los gobernantes, en vías de auscultar cómo vivimos y cuáles son las medidas para sacar del pozo a millones de compatriotas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA