Cuidar el ambiente cuando salimos a pasear

Cuidar el ambiente cuando salimos a pasear
Voluntarios recolectaron más de 1.200 kilos de basura en Valle Grande.

Tenemos que tomar conciencia sobre la obligación de cuidar y proteger el planeta. Y una manera sencilla de hacerlo es no dispersar residuos en los lugares o donde vamos a pasear. Cuesta muy poco traer la basura y derivarla a los circuitos diarios destinados para su eliminación.

Hay muchos jóvenes que están desarrollando acciones de protección concreta de los ambientes naturales y paisajísticos de Mendoza, que merecen ser cuidados, resguardados.

Entre otros grupos, podemos citar a Eco Earth, con desempeño en el sur provincial, cuyos integrantes mostraron la preocupación por los residuos que deja la gente en sitios turísticos

Hace un par de semanas, los voluntarios de la entidad dedicada al cuidado del ambiente, realizaron un operativo denominado plogging en Valle Grande, donde se encontraron con residuos por doquier.

El plogging es un movimiento global originario de Suecia donde se aprovecha el running (acción de correr) y otros deportes al aire libre para retirar los residuos. La palabra plogging proviene del sueco plocka upp (recoger) y el inglés jogging (trotar).

Los ámbitos de realización de estas prácticas ecológicas son el piedemonte, la precordillera y la alta montaña.

En el área del Gran Mendoza, esta forma de actuar se apreció en el Parque Deportivo de Montaña creado por el municipio de la ciudad y, más recientemente, los componentes de Eco Earth lo realizaron en General Alvear y San Rafael.

El posteo en Facebook de la organización Eco Earth pone de manifiesto la impotencia al encontrar tantos residuos luego de que se van los visitantes de Valle Grande.

Los voluntarios que trabajan por el cuidado del ambiente se mostraron en el arco de ingreso a San Rafael y la rotonda del Cristo.

Posteriormente, en otra jornada, se desplazaron a otro importante punto turístico sureño, como es Valle Grande donde, con gran desazón, encontraron que estaba lleno de desechos esparcidos por la zona.

Es más que encomiable esta práctica que comienza a imponerse en la provincia y sería altamente reconfortante para la sociedad que todos en general cuidáramos los lugares que visitamos un fin de semana o en cualquier ocasión. Sería altamente beneficioso que ocurriera en la montaña, junto a los cursos de agua o en los diques, en plazas y parques. En suma, en el variado paisaje natural que ofrece Mendoza en todos sus departamentos: en las zonas desérticas (Lavalle, Santa Rosa y La Paz) o en los oasis de la zona Este, Valle de Uco y el ya mencionado sur provincial.

Es muy positivo que modalidades como las descriptas prosperen y se reproduzcan en distintos lugares donde haya actividades o recreación al aire libre.

Tenemos que tomar conciencia sobre la obligación de cuidar y proteger el planeta. Todos debemos defender los bienes comunes. Cuidar y respetar los ciclos vitales de la naturaleza es amparar a las personas también, y contribuye a que la diversidad biológica de un territorio como el nuestro, se mantenga y prospere.

De nosotros depende el cuidado de la naturaleza que es tan pródiga en los escenarios mendocinos, no ensuciando en lo posible o, si generamos basura -lo que a veces es ineludible- administrar los procedimientos para retornarla a nuestros hogares y luego derivarla a los circuitos habilitados para recibir los residuos.

Hablamos al comienzo de este comentario de jóvenes involucrados en la protección de la naturaleza, pero seríamos muy injustos si no reconociéramos que también es una conducta muy arraigada en personas de mediana edad y adultas.

Basta entonces afianzar la modalidad de protección del ambiente en una más amplia representación de los ciudadanos de Mendoza.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA