Banco de Datos Genéticos, pionero en el mundo

Aniversario. El Banco Nacional de Datos Genéticos cumple 35 años.
Aniversario. El Banco Nacional de Datos Genéticos cumple 35 años.

El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) es un organismo autónomo y autárquico, creado en 1987 por la Ley 23.511. Impulsado por las Abuelas de Plaza de Mayo, con el apoyo de organizaciones de Derechos Humanos, la entidad fue creada durante la gestión del ex presidente Raúl Alfonsín.

Está cumpliendo 35 años de actividad ininterrumpida el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), que es la primera organización de su tipo en el mundo. Su desenvolvimiento es otra manera de afirmar y mostrar los grandes logros de la ciencia argentina.

El BNDG es un organismo autónomo y autárquico creado por ley en 1987, gracias a la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Con su trabajo diario, la institución posibilitó la identificación de hijos de personas desaparecidas, que fueron secuestrados junto a sus padres o nacidos durante el cautiverio de sus madres, en la administración de facto que tuvo el país entre 1976 y 1983.

Durante sus 35 años de labor, el organismo desarrolló una base de datos de muestras genéticas y realizó miles de análisis, que dieron como resultado la identificación de 130 nietas y nietos.

La primera restitución fue la de Paula Eva Logares, en 1984, lograda por su abuela Elsa Pavón, -caso reflejado en la película “La Historia Oficial” de Luis Puenzo-.

La presidenta del Banco Nacional de Datos Genéticos, bióloga Mariana Herrera, describe como fundamental el aporte realizado por “Las Abuelas” en el mundo de la ciencia, ya que el cruce entre lo biológico y lo social resultó imprescindible para entender de qué se trata la identidad.

Bióloga Mariana Herrera, presidenta del Banco Nacional de Datos Genéticos.
Bióloga Mariana Herrera, presidenta del Banco Nacional de Datos Genéticos.

El Banco Nacional de Datos Genéticos se creó a través de la Ley 23.511, debido a la perseverancia y lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo al encontrar una forma de realizar pruebas genéticas de filiación entre nietos y abuelos.

Gracias al trabajo de prestigiosos científicos que buscaron responder a la pregunta de las Abuelas, se logró llegar a lo que se conocería más tarde como “Índice de abuelidad”, un procedimiento que permite determinar la filiación de un niño en ausencia de sus padres, mediante el análisis de material genético de sus abuelos. La ciencia escuchó el reclamo de la sociedad y dio una respuesta.

Desde su creación a fines de los años ‘80, por entonces dependiente del Poder Ejecutivo Nacional y con sede en el Servicio de Inmunología del Hospital Carlos A. Durand de la Ciudad de Buenos Aires, el Banco Nacional de Datos Genéticos desarrolló una base de datos apoyada en muestras genéticas y realizó miles de análisis en niños y niñas sospechados de ser hijos de desaparecidos.

En 2009, a partir de la sanción de la Ley 26.548, pasó a funcionar como organismo autónomo y autárquico bajo la jurisdicción del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Entre los logros más destacados de los últimos años, se puede sintetizar lo siguiente:

- Identificación de 130 nietos y demostración mediante estudios genéticos de la identidad de muchos hombres y mujeres que nacieron luego de que su papá fuera detenido desaparecido, pudiendo ser inscriptos con su apellido paterno y de hijos e hijas de mujeres víctimas de trata durante el período de la dictadura militar.

- Se aumentó la cantidad de marcadores genéticos de los grupos familiares y de los jóvenes que dudan de su identidad de forma de no perder una identificación. Asimismo, los profesionales del banco desarrollaron herramientas matemáticas que permiten mejorar la búsqueda en grupos familiares incompletos.

Por otra parte, un grupo de antropólogos forenses contribuye a la búsqueda de los nietos fallecidos y a poder completar los grupos familiares.

Con cada restitución, el BNDG asume también un papel social, interpelando a los ciudadanos respecto del pasado y del futuro, cuestionando la propia identidad y la de las próximas generaciones.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA