miércoles 3 de marzo de 2021

¿Sabía Vizzotti del atropello orquestado por González García? En principio se hace muy difícil suponer que ignoraba lo que estaba pasando.
Editorial

Alevosa vacunación a los amigos del Gobierno

Tal vez sea el momento para que el presidente de la Nación advierta que, con funcionarios como el desplazado a raíz del escándalo con las vacunas, la salud de los argentinos que tanto dijo priorizar entre lindas frases y “filminas” no recorre los carriles correctos.

  • sábado, 20 de febrero de 2021
¿Sabía Vizzotti del atropello orquestado por González García? En principio se hace muy difícil suponer que ignoraba lo que estaba pasando.

El escándalo de las vacunaciones de privilegio aplicadas en el mismísimo Ministerio de Salud de la Nación dejará una nueva imagen de corrupción difícil de borrar para la vida institucional de nuestro país.

¿Se puede confiar de ahora en más en la seriedad de un gobierno que, pese al faltante de vacunas contra el coronavirus, atesora una importante partida de las mismas para favorecer a sus funcionarios y amigos y allegados al poder?

El rápido golpe de timón que dio el presidente de la Nación para desplazar a su ministro Ginés González García, el mayor responsable del denominado “Vacunatorio VIP”, a pesar de que en su mensaje de renuncia deslindó responsabilidad institucional, deberá garantizar que de ahora en más sean correctas y transparentes las políticas sanitarias.

Que se dé certeza a la población de la correspondiente inmunización a medida que vayan llegando al país nuevas partidas de vacunas.

No se puede negar que quien ha sido llamada a suceder a González García, Carla Vizzotti, viceministra de Salud hasta ahora, está compenetrada de las necesidades que el día a día de la emergencia sanitaria impone.

Pero, más allá de su idoneidad, seguramente deberá someterse a la interpelación política y periodística sobre los antecedentes del caso por el cual saltó de su función pública su antecesor.

¿Sabía Vizzotti del atropello orquestado por González García? En principio se hace muy difícil suponer que ignoraba lo que estaba pasando.

Por otra parte, no puede dejar de advertirse que el manejo de las vacunas hasta ahora llegadas a la Argentina ya fue objeto de distintos manejos suspicaces y de denuncias de favoritismos en distintos ámbitos públicos de provincias y municipios conducidos por dirigentes del kirchnerismo.

Por lo tanto, se impondría con la nueva autoridad ministerial un repaso del funcionamiento de los mecanismos de implementación.

La salida de Ginés González García en medio de tan vergonzosa situación marca, además, el final de una gestión que tuvo contradicciones, marchas y contramarchas, desde el primer momento.

No debe olvidarse que el desplazado funcionario había puesto en duda la llegada a la Argentina del Covid 19 cuando el nivel de contagios comenzaba a expandirse y tendía a ser la pandemia que paralizó al mundo el año pasado.

Y también decía por entonces, ya en el arranque de la cuarentena, estar más preocupado por los efectos del dengue entre los argentinos que por lo que, según su apreciación, era menos peligroso que una gripe común.

Por último, las negociaciones para la adquisición de vacunas también generaron controversias y muchas dudas.

Conflictos con laboratorios privados que nadie aclaró aún y cálculos optimistas por la llegada de una cantidad de dosis que hasta ahora no se cumple potencian la incertidumbre de la ciudadanía en general, ante la posibilidad de rebrotes pandémicos y el desafío que supone, en ese contexto, la vuelta de las actividades presenciales en distintos ámbitos, comenzando por la educación.

Tal vez sea el momento para que el presidente de la Nación advierta que, con funcionarios como el desplazado a raíz del escándalo con las vacunas, la salud de los argentinos que tanto dijo priorizar entre lindas frases y “filminas” no recorre los carriles correctos.