Afirmar la lectura entre niños y jóvenes

Afirmar la lectura entre niños y jóvenes
Los chicos mendocinos mejoraron su hábito de lectura pero aun no es suficiente. Archivo Los Andes

A pesar de algunos avances en la capacidad lectora y comprensión de textos entre niños y jóvenes, la lectura en los ambientes juveniles es una misión en la que no se puede bajar la guardia. Padres, docentes y bibliotecas populares asumen un papel importantísimo en este cometido.

Una reciente encuesta, de la Dirección General de Escuelas (DGE), sobre las posibilidades de la lectura y los resultados en materia de comprensión de esa tarea entre niños y jóvenes, dio algunos resultados auspiciosos, aunque nunca habrá que cantar loas al respecto.

Podríamos convenir en que la capacidad de leer y comprender los textos todavía es modesta entre la población infantil y juvenil de nuestro país. La lectura, en las escuelas del ciclo primario y secundario, se mantiene entre lo aceptable y lo regular.

Para el escritor y periodista Fernando Toledo, el asunto promueve dos miradas. “Son alentadoras, como dice el título en la web, para los chicos de cuarto grado, pero los resultados no fueron tan buenos para los cursantes de primer año”.

Por eso la noticia divulgada por la DGE tiene dos aspectos: en chicos de 4to grado, los indicadores mejoraron y ofrecen un poco de esperanza frente a la lectura de textos de cualquier índole y procedencia. En cambio, los pronósticos son menos halagüeños al considerar a los estudiantes más grandes, segmento en el que se dio que tres de cada diez adolescentes tienen un nivel crítico de lectura.

Yendo concretamente al estudio de la DGE, el mismo estableció que 55% de alumnos de cuarto grado del nivel primario de Mendoza se encuentra en un nivel aceptable de lectura y 25% está por encima del nivel esperado. Al mismo tiempo, 22% de los chicos está en un nivel “crítico” de fluidez lectora, con claras dificultades que habrá que evaluar detenidamente.

Ésas son las conclusiones más destacadas del “Censo de fluidez lectora”, que implementó entre el 15 de marzo y el 15 de junio la DGE en alumnos de cuarto y quinto grados de primaria, y en primer año de secundaria, de escuelas mendocinas. En total, el estudio involucró a 66.000 alumnos, de un universo bastante aceptable, que debían leer un cierto número de palabras por minuto ante el docente y, a partir de criterios varios, se evaluó su desempeño. El censo, así, terminó involucrando al 72% de la matrícula de esos cursos evaluados.

En total, participaron, de este modo, 21.500 alumnos de cuarto grado, 22.000 alumnos de séptimo y 23.500 de primer año de la secundaria. Esto incluyó a 908 del total de 1.263 escuelas que hay en la provincia.

Celebramos que se haya avanzado en la materia, aunque todavía falta mucho. Aguardamos que se mantenga esa mejora cuando los alumnos avancen en su escolarización hasta llegar a los estudios superiores. Considerado por especialistas y docentes de nivel universitario, los jóvenes aún siguen fallando bastante tanto en la lectura en alta voz como en la comprensión lectora, lo que es preocupante. Por supuesto que el interés en medir cualquier avance es positivo y por eso valoramos el intento de la DGE, no obstante, las garantías que puedan ofrecer estas evaluaciones.

Además del papel rector de la escuela en la lectura, también apostamos al papel de las bibliotecas populares, valiosas para captar el interés de los chicos y despertar en ellos la curiosidad y el interés por los libros.

Coincidimos con el pensador y escritor Mempo Giardinelli, cuando dice que “los argentinos tenemos una conciencia clara y extendida de la importancia de la lectura” pero no es suficiente. Es una misión en la que se debe insistir en forma permanente y donde juegan una importancia determinante los padres, los maestros y los bibliotecarios. Frente a la variada oferta de los medios electrónicos, siempre será mucho más positiva en el hogar la lectura de un libro.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA