viernes 27 de noviembre de 2020

EDICIÓN U

Póngale por las hileras, que hay que “innovar” a la bodega

Un programa de capacitación para el sector vitivinícola está en marcha por iniciativa de la UNCUYO y organizaciones empresariales para generar el ecosistema de la innovación en el clima de las vides y las cubas vínicas.

  • martes, 3 de noviembre de 2020

“Los invito a capacitarse, a animarse a emprender, a innovar en la resolución de problemas”. La cita es del gobernador Rodolfo Suarez, dicha durante el 1º Coloquio Industrial de la Región Cuyo. Los conceptos del mandatario estuvieron dirigidos a los jóvenes empresarios convocados para este foro virtual, donde el concepto de la innovación estaba inserto en cada tópico abordado.

“Hay que sostener la ´lluvia fina”´ para que la innovación esté presente en todos los procesos empresariales y que se impregne todo el ambiente de las empresas”, dice la experta Olga Francés, gerente en Fundación Parque Tecnológico de Alicante.

Y es precisamente esto lo que se busca con este “Programa de Innovación de la Industria Vitivinícola”, que ya se desarrolla con bodegas de Mendoza.

Organizado por el área de Innovación que la UNCuyo tiene en desarrollo a partir de un proyecto con la Corporación Andina de Fomento (CAF) y llevado adelante por la Secretaría de Investigación, Internacionales y Posgrado, la Secretaría de Extensión y Vinculación y la Fundación Universidad Nacional de Cuyo.

Qué es innovar en estos tiempos

Justamente, Francés -la ingeniera española- estuvo disertando vía Zoom en la presentación de este programa y fijó las condiciones básicas para entender a la innovación como instrumento necesario para el desarrollo empresarial. Estas son las definiciones que marcan el camino inexorable de la mejora continua para la producción:

  • Innovación. Significa para las empresas nuevos procesos, tecnología, métodos o mejoras de los existentes. La introducción de los productos en el mercado. “Una patente en un cajón no es una innovación. Una buena idea que no llega a mercado no es una innovación”.
  • Para qué sirve. Ayuda a mejorar los conceptos originales. O sea, la mejora continua. Facilita a las empresas a penetrar en nuevos mercados o abrirlos de modo más rápido. Brinda más crecimiento empresarial. Un 84% de los ejecutivos consideran que su éxito en el futuro depende en gran parte de la innovación.
  • Es clave para para competitividad empresarial y se torna en una obligación.
  • I+D+i. Hay que destinar recursos en investigación más desarrollo e innovación. Es un concepto de reciente aparición, en el contexto de los estudios de ciencia, tecnología y sociedad, como superación del anterior concepto de “investigación más desarrollo” (I+D).
  • Cómo se innova. Una de las vías para alcanzar la tan necesaria innovación son las alianzas entre las empresas y la Universidad. Con estas capacitaciones del programa que ya se está desplegando se logrará el conocimiento de herramientas para identificar las necesidades que se deben saldar en el mercado, buscar ideas para cubrirlas, seleccionarlas, madurarlas y aplicarlas.

Entre viñedos, cubas y conocimiento

El programa está destinado a empresas ubicadas en Mendoza pertenecientes al sector vitivinícola que estén dispuestas a asumir y apoyar capacidades de innovación en sus organizaciones.

Son diez bodegas que han aceptado este reto sinérgico para generar un cambio cultural en el modo de gestionar estas unidades productivas y de negocios. Esa es la idea que se desprende de la mirada asertiva sobre este proyecto de Jimena Estrella, Secretaria de Investigación, internacionales y posgrado de la UNCuyo

Se tratará de un proyecto sinérgico del que todas las bodegas intervinientes se beneficien. Se pondrá, de ese modo, en marcha un proceso de cooperación que tendrá impacto en cada empresa individual pero que, esencialmente, avanzará en una nueva cultura de trabajo colectivo, disponiendo de mayor cantidad de ideas de innovación para el beneficio general. La integración entre todos y el ámbito de la universidad serán así, los beneficios más claros”, señala la funcionaria académica.

En definitiva, hay una búsqueda de conocimientos y saberes que permita que crezca la conciencia de un desarrollo equilibrado e integrado en el mundo de la vid y vino. Una recreación evolucionada del cooperativismo en la acción para satisfacer la demanda de los productos vínicos en los mercados.

“El vino nos une” dice la idea publicitaria del Fondo Vitivinícola para difundir el consumo del producto de la industria emblemática de nuestra región. Por ese surco caminan las bodegas guiadas por la Universidad pública, que activa con el mundo productivo privado como objetivo innovador en sí mismo de la Casa de Estudios.


Por las redes