Volvieron los apagones al AMBA, la zona con más subsidios eléctricos del país

El calor y la alta demanda eléctrica provocaron cortes de luz en el AMBA que afectaron a más de 700 mil usuarios. Foto: Federico López Claro
El calor y la alta demanda eléctrica provocaron cortes de luz en el AMBA que afectaron a más de 700 mil usuarios. Foto: Federico López Claro

La elevada demanda por el calor hizo colapsar el sistema en el oeste del conurbano y gran parte de la Capital Federal. Al menos 700 mil usuarios se quedaron sin servicios. Los usuarios pagan el 44% del valor real de la energía.

La temperatura alcanzó los 40,4 grados en el Área Metropolitana de Buenos Aires y en paralelo comenzaron los cortes masivos en el servicio de energía eléctrica, con cientos de miles de hogares, comercios e industrias afectados.

A diferencia de otros momentos con cortes, este martes cayó la página web del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), por lo que no se podía acceder a datos precisos sobre la cantidad de usuarios afectados.

Fuentes del mercado eléctrico explicaron a este medio que los cortes en el AMBA se están produciendo desde hace dos semanas en medio de picos de demanda por la ola de calor. Y señalaron que la calidad del servicio se ve afectada también porque las empresas no tienen los recursos suficientes para garantizar las inversiones necesarias para cubrir la mayor demanda.

El calor y la alta demanda eléctrica provocaron cortes de luz en el AMBA que afectaron a más de 700 mil usuarios.
El calor y la alta demanda eléctrica provocaron cortes de luz en el AMBA que afectaron a más de 700 mil usuarios.

Edenor y Edesur habían pedido subsidios por 54.260 millones de pesos para cubrir sus costos operativos después de que el Gobierno decidiera mantener prácticamente congeladas las tarifas a lo largo de 2021. El 66% de los ingresos de estas empresas provienen de subsidios.

En noviembre pasado, antes de las elecciones generales, el Gobierno nacional había extendido el congelamiento de la tarifa eléctrica mayorista hasta fines de abril de 2022. Los valores en el AMBA vienen casi sin cambios desde que la gestión de Mauricio Macri decidió frenar todos los aumentos en 2019, también antes de las elecciones. Recientemente, del secretario de Energía, Darío Martínez, confirmó que habrá subas de tarifas del 20% a lo largo de todo este año.

Los cortes de este martes

En concreto, este martes, el sistema no aguantó: cuando el nivel de demanda alcanzó el récord de 27.178 megavatios, se desconectaron algunas líneas que alimentan al Gran Buenos Aires y a la Capital Federal. El colapso en líneas del oeste del conurbano hizo que la demanda se desplomara en 1.800 megavatios.

La situación afectó a los barrios porteños de Belgrano, Nuñez, Palermo, Recoleta, Colegiales, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón, Agronomía, Versalles, Villa Santa Rita, Villa del Parque. También a los municipios de Vicente López, Tigre, Pilar, Tres de Febrero, Lomas de Zamora, San Martín, General Rodríguez y Morón.

El ENRE informó que el apagón de este martes afectó a 700.000 usuarios. A las 13:14 horas se produjo el desenganche de la Línea 46 de Alta Tensión que vincula la Estación Transformadora Morón con la Estación Transformadora de Malaver de 220 kilovatios, produciendo una subfrecuencia en el sistema que desencadeno el desenganche de las máquinas de Central Puerto.

Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte (Edenor).
Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte (Edenor).

Y a las 13:28 se produjo el desenganche de la Línea 48 de Alta Tensión, vincula las mismas Estaciones Transformadoras que la LAT46 manteniendo la subfrecuencia en el sistema y produciendo el desenganche de las máquinas de Central Puerto. Un informe preliminar origina la causal de la falla en las líneas de Alta Tensión a un evento en la zona de Costa esperanza de la zona de San Martín, se informó.

Empresas y subsidios

En el AMBA operan dos empresas. Edenor, cubre un área de concesión de veinte municipios del noroeste del Gran Buenos Aires y la zona noroeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo que representa una superficie de 4.637 kilómetros cuadrados y una población de aproximadamente 9 millones de habitantes.

La otra empresa es Edesur, que distribuye energía a cerca de 2,5 millones de clientes, llegando a más de 2 millones de hogares (unas ocho millones de personas) y abasteciendo a comercios y a grandes empresas. Su área de concesión es de 3.300 kilómetros cuadrados.

Los usuarios residenciales de estas dos empresas pagan, en promedio, el 44% del costo real de la energía eléctrica, según los últimos datos disponibles del acumulado entre enero y octubre de 2021, que fueron analizados por la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC) de la Nación.

Datos analizados por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública indican que las transferencias corrientes al sector energético fueron de 929.666 millones entre enero y noviembre, con un crecimiento de nada menos que el 133,8% interanual.

El 65% de esos subsidios fueron a parar a Cammesa: unos 604.068 millones. En este caso, el sato que dieron los subsidios fue del 106%. Si bien gran parte de este dinero va a financiar subsidios en el AMBA, hay una parte que cubre el déficit que se le genera a la empresa mayorista por el bajo nivel de cobrabilidad, que está en torno al 70%.

En el Presupuesto 2021, el Gobierno había previsto subsidios para la electricidad por el 1,7% del Producto Interno Bruto, unos 625.800 millones de pesos. Y en el caído proyecto de Presupuesto 2022, la previsión era de 620.000 millones de pesos, equivalentes al 1% del PIB. La diferencia se cubriría con la segmentación tarifaria que el Gobierno prevé poner en marcha.

Edesur (Ámbito Financiero).
Edesur (Ámbito Financiero).

Un informe del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi (IAE Mosconi) indicó que las empresas Edenor y Edesur enfrentaron pérdidas de 13.000 millones y 15.000 millones de pesos, respectivamente, al tercer trimestre de 2021. “Un escenario que es a todas luces insostenible ya que amenaza la calidad del servicio público y la solvencia de las empresas a la vez que pone más presión sobre tarifas y sobre subsidios por la acumulación de deudas con CAMMESA”, escribieron los economistas Alejandro Einstoss y Julián Rojo.

Las distribuidoras eléctricas que operan en las provincias, además de Edenor y Edesur, llegaron a acumular una deuda de 205.838 millones de pesos el año pasado con Cammesa, producto de que en muchos casos no llegan a cubrir sus costos operativos con lo que cobran a los usuarios por el servicio prestado y se financian no pagando la electricidad que distribuyen.

La OPC, en tanto, señaló que el salto en la cantidad de subsidios volcados por el Estado nacional obedece principalmente a la brecha entre la evolución de los costos de generación eléctrica y las tarifas abonadas por los usuarios. En octubre, por ejemplo, el porcentaje de los costos financiado mediante tarifas había sido del 46% y se ubicó en el 44% en el acumulado anual.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA